Chi, el outsider de la política que grita, canta y hace tik toks

El candidato plantea reactivar el turismo con la construcción de “un Las Vegas o un Disneylandia” en Uyuni y en Oruro una especie de Torre Eiffel.
viernes, 9 de octubre de 2020 · 00:35

Erika Segales  / La Paz

Chi Hyun Chung, el médico coreano-boliviano fundador de decenas de iglesias presbiterianas, irrumpió en la arena política en agosto de 2019 como candidato a la presidencia por el PDC. En ese proceso electoral se posicionó como el tercer candidato con mayor votación. 

Sin embargo, tras la anulación de los comicios por el  fraude, Chi volvió al ruedo electoral de la mano del Frente Para la Victoria (FPV) y lleva adelante una campaña singular entre gritos, cantos, tik toks y propuestas descomunales.

Nació en Corea del Sur, pero radica en Bolivia desde hace 38 años. Además de pastor y médico, se ve  como un gestor de movimientos sociales cívicos en defensa del 21F y remarca que quiere llegar al Gobierno para “transformar el país para Cristo”, sin discriminación política. 

“No voy a discriminar a los masistas ni a nadie que sea de otro partido y que haya luchado por su ideal”, señala.

Desde su lanzamiento como presidenciable desató polémica con su pensamiento sobre el aborto, los derechos de la población LGBTI y el rol de las mujeres en la sociedad. “Mientras el hombre habla uno, la mujer habla 10 (veces)”, “Ellos (la comunidad LGBTI) tienen que recibir tratamiento psiquiátrico”, fueron algunas de las polémicas frases que marcaron el inicio de su presentación.

Considerado un  outsider  en la política consiguió posicionarse en el tercer lugar entre nueve contendientes y alcanzó el 8,78% en las anuladas elecciones de 2019, aunque él indica que sobrepasó el 10% antes del corte del sistema TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares).

El objetivo de Chi de llegar a la presidencia en el nuevo proceso electoral con el PDC se vio frustrado el 29 de noviembre de 2019, cuando la dirigencia del partido anunció que participaría en los nuevos comicios sin el candidato coreano. 

Dos meses después, el 29 de enero, se confirmó su retorno al ruedo electoral con el FPV. A la hora de cuestionar a sus adversarios y defender sus creencias religiosas se muestra poco sereno y eleva la voz para expresar sus ideas. “La situación me induce a hablar así y salgo como renegón, pero no soy así”,  indica al respecto. 

En su faceta amigable ha demostrado tener un gran talento cuando canta y toca la guitarra. “Con Cristo en la familia, un feliz hogar” y “La alegría está en el corazón de aquel que conoce a Jesús”  son algunas de las alabanzas que interpretó Chi con su guitarra en televisión, y cantó la alabanza Porque él vive  a capela en su despedida en el debate presidencial del 3 de octubre. 

En busca de cautivar el voto joven, el pastor evangélico también incursionó en la plataforma de videos Tik Tok, en la que  se encuentra con el usuario @chipuede, el famoso eslogan que promociona su candidatura.

Él aprovecha de manera ingeniosa esta red social para difundir su propuesta del #tinkudo, una nueva forma de practicar artes marciales en combinación con la tradicional danza del tinku. También se lo ve cocinando y limpiando al son del merengue Mi mujer me gobierna. 

Chi  causó asombro con sus descomunales propuestas para reactivar el turismo, como la construcción de “un Las Vegas o un Disneylandia” en Uyuni y edificar en las montañas de Oruro una especie de Torre Eiffel, la cual en   la cúspide tenga un restaurante giratorio.

Plantea también crear una ciudad de rosales en Potosí o Chuquisaca y reactivar el turismo por el camino de Yungas que muestra un paisaje de nubes,  y a  Copacabana con el lago Titicaca.

¿Cuándo incursionó en la política y por qué decide hacerlo siendo pastor?

Si Jesús hubiera hablado el día de hoy hubiera dicho busca primero el Estado, la nación, y el pastor debe buscar que el Gobierno sea de Dios, basado en la justicia y lo demás será añadidura. En Apocalipsis dice que todas las naciones adorarán a Dios. 

Los pastores no deben avergonzarse de llevar el evangelio de Cristo desde la primera silla presidencial hasta la última silla del servicio del pueblo.

Incursioné en la política hace tres años cuando el Código Penal fue aprobado por el gobierno de Evo Morales. Se quería perseguir a la Iglesia y convertir    Bolivia en un país donde se quita la libertad de expresión. 

¿Por qué se aleja del PDC y apuesta por el FPV?

El PDC es un partido que no tiene principios cristianos, sino una sigla en la que ven el oportunismo. Después que se aseguraron en la franja de seguridad en las elecciones de 2019 a mí me despidieron.  Me puse a pensar “Bolivia está yendo por mal camino” y tuve que reactivar mi candidatura, ahora con el FPV,  y les agradezco que me den la oportunidad de participar en esta arena política para la silla presidencial. 

A usted lo relacionan como una persona afín al MAS,  ¿qué dice al respecto?

No soy afín al MAS, pero los masistas son parte de Bolivia. Una vez que entre al  Gobierno no voy a discriminar a los masistas ni a nadie que sea de otro partido y que haya luchado por su ideal. Igual serán bienvenidos con un concurso de méritos, su esfuerzo y su lealtad.

 

 

 

 


   

Más de
4
15