Mamani, el exaliado del MAS que no quiere que vuelva Evo

El candidato a la presidencia por Pan-Bol cree que podrá evitar que su partido pierda la personería jurídica al obtener más del 3% de la votación.
viernes, 9 de octubre de 2020 · 00:32

Baldwin Montero / La Paz

Pocas veces deja el casco de minero en sus apariciones públicas y suele utilizar un charango nortepotosino para acompañar sus momentos de alegría o de soledad, aunque a veces también lo usa para lanzar uno que otro dardo a sus rivales políticos de circunstancia.

Eso hizo el anterior domingo en el Debate Presidencial Bolivia 2019. Feliciano Mamani, postulante a la presidencia por el Partido de Acción Nacional de Bolivia (Pan-Bol), antes de despedirse dedicó un verso a Luis Arce, el ausente candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Arce Catacora, Arce Catacora, cholita Marina, ¿maytaj chay waynaiqui (dónde está tu amante) Evo Morales?, cholita Marina”, cantó con la provocativa frase en quechua, su idioma de origen. Y es que Mamani es así, no encaja en el perfil del político que mide cada una de sus palabras para cuidar su popularidad, él suele soltar lo que piensa, aunque a veces eso le meta en problemas, le genere críticas o, finalmente, sea motivo de memes.

Nacido el 21 de febrero de 1976 en la localidad de Uncía, en la provincia Rafael Bustillo del departamento de Potosí, se dedicó desde niño a la minería, tal como lo hacen muchos de los oriundos de esa localidad, distante a 106 kilómetros de la capital de Oruro y a 230 kilómetros de la capital de Potosí.

En 2002 se trasladó a vivir a Oruro, donde fundó la Cooperativa 10 de Febrero y continuó con su labor hasta llegar a ser presidente de la Federación de Cooperativas Mineras de ese departamento. En esa condición fue aliado del gobierno del MAS e incluso mantuvo su apoyo tras el desconocimiento gubernamental del referendo del 21 de febrero de 2016 que rechazó la repostulación de Morales, el expresidente que ahora se asila en Argentina.

Pero en agosto de ese año el gobierno lo acusó de haber sido uno de los instigadores del cruel asesinato del entonces viceministro del Gobierno  Rodolfo Illanes, ocurrido en la localidad de Panduro, en medio de un conflicto entre los cooperativistas y el Ejecutivo por la promulgación de la Ley de Cooperativas. Poco después Mamani fue liberado por falta de pruebas.

El domingo 7 de octubre de 2018, un año antes de la caída del gobierno de Morales, asumió la presidencia de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), con el anuncio de devolver la independencia de ese organismo.

En octubre de 2019, tras las elecciones generales y los informes sobre el fraude electoral, se consolidó la fractura y ahora Mamani dice que Morales no debe volver al poder y, por el contrario, debe rendir cuentas al país.

Con momentos de fricción de por medio, los cooperativistas mineros respaldaron por años al gobierno del MAS. ¿En qué momento y por qué se produce la ruptura definitiva?

Las cooperativas siempre hemos respaldado, especialmente mi persona, sin ser militante. Nunca fui militante del MAS, pero he trabajado más que un militante  a cambio de nada. Tal vez sí a cambio de sacar adelante al sector minero. Pero después de que ha ocurrido el fraude electoral, no hemos querido ser cómplices y hemos roto la relación con el MAS el día 10 de noviembre, el día en que Evo Morales ha renunciado.

¿De entonces a la fecha ya no hay ninguna relación? ¿O hay sectores  que mantienen vínculos con el MAS?

Sí, no solamente con el MAS. Ahora también están apostando con algunos candidatos, creo que hay una libre decisión, estamos en democracia. Pero orgánicamente, como sector minero, nosotros no tenemos ningún compromiso con el MAS a partir del 10 de noviembre.

Usted menciona reiteradamente que hay necesidad de unidad, pero a la vez dice que  los viejos políticos deben dar  paso a nuevas alternativas. ¿A qué tipo de unidad se refiere?

Estoy apostando en buscar la unidad de la población boliviana. No podemos estar divididos con nuestros hermanos del oriente, o del occidente. ¿Acaso Bolivia no es una sola? Políticamente tampoco podemos estar divididos como departamentos.

Cuando hubo esto del fraude  los hermanos de oriente y occidente nos  enfrentamos. ¿Qué hemos sacado a cambio? Nada. Solamente nos hemos dañado entre nosotros (…) por eso busco la unidad, estrecharnos las manos entre bolivianos.

Pan-Bol estuvo al borde de perder la personería jurídica en los comicios de 2019 y ahora aparece  último  en las encuestas ¿usted cree que podrá evitar que ello ocurra el 18 de octubre?

En las elecciones fraudulentas no fue partícipe, pero sí en estas elecciones creo que vamos a tener una buena participación y eso lo percibo en mis recorridos con varios sectores. Estamos rompiendo esa barrera que tenía el MAS. Tenemos la esperanza de no solo sacar el 3%, sino mucho más. Pero tampoco vamos a pelear para llegar a la silla presidencial a cualquier costo. Vamos a respetar el resultado del voto.

¿Usted estaría de acuerdo en que el expresidente Evo Morales vuelva al poder?

Como exautoridad, él ya ha tenido la oportunidad, ya no tendría que regresar al poder. No solo él podría dirigir Bolivia. Más bien el señor Evo Morales tiene muchas cuentas que rendir al país. De retornar, tendrá que venir a rendir cuentas por  todo lo que hoy estamos confrontados entre hermanos bolivianos.
 

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Más de
40