Obituario

Quino, el dibujante cuyo trazo marcó a una generación

El creador de Mafalda falleció el pasado septiembre, a los 88 años, en Mendoza.
viernes, 1 de enero de 2021 · 00:24

Página Siete  / La Paz

En un año en el que Argentina lloró grandes pérdidas como la de Marcos Mundstock (Les Luthiers) y Maradona, la partida del dibujante conocido como Quino  fue un trago especialmente difícil de digerir. 

Habían pasado varios años desde que Joaquín Salvador Lavado Tejón (17 de julio de 1932) se alejó de los trazos y mucho  más desde que la historieta de Mafalda fue descontinuada, pero a sus 88 años, los   trabajos y mensajes del argentino se mantenían tan vigentes como en sus primeras publicaciones en blanco y negro.  

Quino falleció el pasado 30 de septiembre en su Mendoza natal a causa de “razones propias de la edad y derivaciones de su salud”, según informó entonces su familia. Una noticia que despertó diversos homenajes y mensajes en las redes sociales, al tratarse de uno de los ilustradores más importantes de habla hispana. 

“Ahora veo la vida con el doble de años que cuando creé Mafalda, cuando pensaba que el mundo iba a cambiar  y ahora veo que no. Pero no debemos desesperarnos y, más bien, debemos continuar con nuestras utopías, pues al dejarlas, dejamos de soñar y vivir”, sostuvo el artista, durante una comparecencia en la Feria Internacional del Libro de La Paz, en 2001, según registró entonces El Diario. 

“Patadura para el baile” confeso y retraído como Felipito -otro de sus legendarios personajes-, Quino se inició en el dibujo desde muy temprana edad. E incluso  décadas después, al artista le costaba  imaginarse a sí mismo en otra profesión . 

“Es lo único que sé hacer, lo único que me ha atraído en la vida”, aseguró en una pasada entrevista. “En esta profesión uno nunca deja de trabajar. Uno está sentado en un bar, en el colectivo o donde sea y tengo que estar observando a la gente.  (...) Mi trabajo se parece mucho al de un director de cine; ves en qué ángulo pones la cámara, si tomas un plano grande o chico y después pones a los actores, que son los ‘monitos’. A mí, desgraciadamente, todos los monitos me salen muy parecidos entre sí, me gustaría tener mayor diversidad pero no me sale”, agregó.

La historia que se repite

A lo largo de su carrera, Quino recibió diversos reconocimientos por su obra y trayectoria, entre los que se incluyen la Legión de Honor de Francia y el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Pero quizás el mayor trofeo del argentino fue la propia Mafalda, que 50 años después mantiene su vigencia gracias a una historia circular. 

“La historia se repite y los temas de Mafalda siguen vigentes. Hago una página de humor por semana en la que toco los mismos temas que en Mafalda: la preocupación que me producen los desastres de la humanidad sobre este planeta”, expresó el dibujante en una entrevista con el diario El País, en 2006.   

Los orígenes de este ícono social, encarnado en una niña amante de los Beatles y detractora de la sopa -”una metáfora sobre el militarismo y la imposición política”-, datan de la década de  los años 60 a raíz de un comercial de electrodomésticos. Entonces, un Quino aún poco conocido fue contratado para realizar una historieta para el lanzamiento de nuevos productos de la marca Mansfield. La publicidad nunca llegó a lanzarse, pero Mafalda se mantuvo en el tintero del dibujante para hacer su debut en  septiembre de 1964 en el semanario Primera Plana de Buenos Aires.

Esta niña, que -según la descripción del propio artista- “intenta resolver el dilema de quiénes son los buenos y quiénes los malos en este mundo”, fue la que lo catapultó a la fama internacional. Décadas después de dar por finalizadas las historietas de Mafalda, la obra del argentino continúa siendo reproducida en diferentes partes del mundo y llegó a ser  traducida a 26 idiomas.

“Cuando me dicen, ‘gracias por todo lo que nos diste’ digo, ‘¿qué les di?’”, expresó el dibujante en una entrevista con la agencia EFE en 2016, en la que, consultado sobre cuál es el mensaje que le gustaría dejar entre sus seguidores, no le costó reconocer que el de alguien “que hizo pensar a la gente (sobre) las cosas que pasan”.
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de