La muerte de Basilio quedó en la bruma y como bandera del MAS

Murió el segundo día del paro indefinido, en circunstancias que aún no están claras. El MAS apunta a Comcipo, los cívicos dicen que buscan incriminarlos.
sábado, 25 de diciembre de 2021 · 00:08

Página Siete / Anuario 2021 

Basilio Titi Tipolo, de casi 22 años, murió el 9 de noviembre, cuando se cumplía el segundo día de paro en contra de la Ley 1386 en Potosí. Su deceso ocurrió en circunstancias que aún no están claras.  El joven no pertenecía al bando de los movilizados, sino al contrario.

Sobre Titi Tipolo y su deceso se han tejido versiones y conjeturas. Se sabe poco a ciencia cierta sobre quién era, algo que ha sido en parte porque sus familiares optaron por la reserva,  e incluso se habla de que supuestamente sufren presiones.

 Poco o nada está claro en este caso. No obstante, fue en la arena política donde encontró más  eco.  El expresidente Evo Morales, máximo líder del Movimiento Al Socialismo,  puso en la mira a Comcipo (Comité Cívico Potosinista) por el deceso. Los cívicos denunciaron, por su lado, que el oficialismo buscaba “armar” un caso para responsabilizarlos. 

Su origen, su deceso

Basilio nació en Surichata, provincia Frías, el 18 de noviembre de 1999. Se dice que era agricultor, que trabajó en la minería e incluso que fue albañil. Su muerte se produjo, según la primera autopsia que le realizaron, porque se atragantó con un bolo de coca en medio del enfrentamiento entre los que buscaban bloquear vías y los que se manifestaron  en contra de esa medida.

La Defensoría del Pueblo informó el 10 de noviembre que la autopsia médico legal al cadáver de Titi Tipolo determinó que murió por asfixia mecánica y broncoaspiración con cuerpo extraño. 

Ese examen develó la obstrucción de las vías respiratorias con hojas de coca y que el cadáver no presentaba signos de violencia, detalló entonces la defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz.

Iván Lima,  ministro de Justicia, en Bolivia Tv.
Foto: ABI

Sin embargo, el ministro de Justicia, Iván Lima, puso en duda que la razón de  la muerte del joven  haya sido una obstrucción de la vía respiratoria por consumo de  coca. La autoridad aseguró que la autopsia realizada a Titi develó “un infiltrado hemorrágico” en el cerebro.

“Hay un acto complejo en el cual ha terminado la vida de un boliviano en circunstancias que no son normales, en condiciones que deben ser investigadas”, aseguró Lima entonces.

Los sectores en escena

Uno de los sectores del MAS que tomó como suyo el caso fue el de las Bartolinas. Ada Vargas, ejecutiva de esa organización en el departamento de Potosí, contó que lavó el cuerpo del joven y que identificó que estaba “brutalmente maltratado”. La dirigente aseguró, incluso,  que supuestamente utilizaron un arma punzocortante.

“Tiene daños en la cabeza, tiene daños en el brazo, en los pies”, aseguró Vargas.

La líder de las Bartolinas, que fue la primera en hablar de una nueva autopsia,  consideró que no es posible que Titi se haya atragantado con coca. “Todos sabemos pijchar coca, hermanos, eso es mentira, en ningún momento ha sido eso. La autopsia que se ha sacado no es eso”, aseguró.

Tanto las Bartolinas como la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos Originarios Quechuas de Potosí apuntaron contra  Comcipo por el deceso de Basilio Titi.

“Responsabilizamos enteramente al presidente del Comité Cívico Potosinista, Juan Carlos Manuel, y al vicepresidente Ramiro Marcos Subia por la muerte de nuestro hermano joven Basilio Titi Tipolo”, señala un voto resolutivo que emitieron.

En su momento, el expresidente Morales tuiteó: “Nuevamente el odio racista a nuestros hermanos indígenas causa muerte y dolor en el pueblo boliviano. Exigimos a las autoridades una investigación urgente para identificar y castigar a los responsables del fallecimiento de un joven a manos de grupos de choque vinculados a Comcipo”. 

El Gobierno entra al caso

El Ministerio de Justicia se constituyó en parte civil dentro del proceso de investigación que el Ministerio Público realiza por la muerte de Titi.

“Este caso como  los otros de muerte de ciudadanos son una razón de Estado. La investigación la asume el Ministerio Público y el Ministerio de Justicia va a constituirse como parte civil del mismo”, comunicó el ministro Lima el 10 de noviembre.

El 13 de noviembre, tal como había anunciado la dirigente de las Bartolinas, se conoció que se practicó otra autopsia al cuerpo de Titi, según denunció el presidente de Comcipo,  Juan Carlos Manuel.

El cívico aseguró que el oficialismo pretende “armar” un caso para responsabilizar a los cívicos potosinos por el deceso.

“Simplemente esto sirve para hacer persecución política o para hacer persecución judicial  y toda aquella situación. El pueblo también sabrá reaccionar ante esta situación, porque nosotros no podemos por simple manoseo político estar haciendo cosas que ya se han hecho legalmente”, manifestó el cívico potosino.

El 15 de noviembre, el Instituto de Investigaciones Forenses confirmó que Basilio falleció por asfixia provocada por un bolo de coca, según la directora de la institución, Nayra Padilla.

“La falta de oxígeno, la obstrucción de las vías respiratorias a causa de un bolo de hoja de coca y la asfixia mecánica por broncoaspiración (causaron la muerte)”, indicó Padilla en conferencia de prensa.

 

Nuevamente el odio racista a nuestros hermanos indígenas causa muerte y dolor en el pueblo boliviano

Evo Morales, expresidente

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos