Áñez y Fernández, en el ring definitivo por la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra

El periodista y el exalcalde pelean por la silla en un escenario de inestabilidad y denuncias.
domingo, 28 de febrero de 2021 · 05:04

Carolina Méndez /Santa Cruz

Se inició la cuenta regresiva para saber quién será la próxima autoridad edil de Santa Cruz de la Sierra. Durante la campaña, el tablero de preferencias fue inestable y presentó variaciones entre una encuesta y otra.

“Un final de infarto”, advirtieron los analistas, quienes coincidieron en apuntar  lo que parece ser el fin del ciclo “Percy-Angélica”. Semana a semana, la actual alcaldesa interina y candidata, Angélica Sosa, fue perdiendo respaldo. 

Según las últimas encuestas, la disputa  estará entre Gary Áñez (CC) y Jhonny Fernández (UCS), quienes conservan una diferencia aún ajustada 

Este  municipio, de casi dos millones de habitantes, tuvo nominalmente el mismo alcalde durante los últimos 15 años.  Percy Fernández ganó las elecciones en 2005, 2010 y 2015. No obstante, su último periodo se caracterizó más bien por su ausencia, primero disimulada y finalmente insostenible.
 

 Representa a Comunidad Ciudadana (CC)
Gary, el periodista que debuta como candidato

El anuncio de la candidatura de José Gary Áñez se hizo cuando ni siquiera había un partido respaldándolo. Su irrupción en el tablero electoral significó desconcierto para los actores que buscan continuismo dentro de la gestión pública local. Muy pronto su “yo no tengo cola que me pise” incomodó a más de uno de los que disputan el poder municipal cruceño.

Desde su campaña en busca de la silla edil, Áñez, quien genera mucha expectativa en el electorado, asegura ser una apuesta contraria a las de las últimas décadas en Santa Cruz de la Sierra, o lo que él denomina la antítesis del “masismo”. El periodista quiere capitalizar el descontento de la población por la falta de renovación de liderazgos.

José Gary, que debuta  en política, busca según manifiesta, “no tener que negociar con nadie para gobernar”, aludiendo a su deseo de obtener mayoría en el Concejo Municipal.

La carrera de Áñez por la Alcaldía  tuvo varios momentos. El primero estuvo relacionado con la fallida constitución de su candidatura que fue proclamada por la alianza  Ganamos, que fue rechazada por el Tribunal Electoral Departamental. Finalmente se concretó su presencia en la papeleta, bajo la sigla de Comunidad Ciudadana (CC). Esto se tradujo posteriormente, en ataques en su contra por considerarlo “servil a Carlos Mesa”, presidente de la alianza política que le cobija.

Otro momento en su carrera electoral estuvo marcado por su inhabilitación por parte del TED, a mediados de enero con el argumento de que  incumplió el artículo 122 de la Ley de Régimen Electoral. “No hay asidero legal para que me suspendan”, manifestó el candidato en aquella oportunidad. La decisión fue finalmente revertida por una resolución de la sala plena del Tribunal Electoral que evaluó el descargo de Áñez y le permitió continuar con la aspiración.

Un tercer momento se puede detectar en su aparición en un programa televisivo en el que, frente a los demás candidatos, denunció complicidad de actores en el actual manejo de la administración municipal. “Me llama la atención la elocuencia para mentir”, afirmó Áñez refiriéndose a sus contrincantes que buscan la prórroga. Ese episodio, según palabras del periodista, le generó respaldo y a la vez lo convirtió en el blanco de los dardos de sus adversarios electorales.

“Hace tres o cuatro semanas no me tomaban ni siquiera en cuenta. No eran contra mí los ataques. Hoy los ataques de los otros candidatos son sistemáticos porque saben  que vamos ganando”, manifestó el periodista Áñez.

Un cuarto momento se registró a partir de otro programa  televisivo, en el que los demás candidatos le cuestionaron que tenía muchas críticas pero no propuestas, ya que el plan de gobierno de Áñez, presentado ante el Órgano Electoral, es un breve texto que no expone acciones concretas ni proyectos vislumbrados. “Es sólo un resumen ese documento”, se defendió el candidato en entrevistas posteriores.

 “Todo el plan de gobierno (en salud) de Áñez se reduce a ocho palabras”, cuestionó Roly Aguilera, candidato de Demócratas. En efecto, según el documento que figura en el portal del TED, se lee como única mención al tema sanitario la pretensión de “Santa Cruz con acceso, calidad y calidez en salud” (página 11).

En ese mismo encuentro televisivo, con cifras en mano, Áñez fue acusado por Jhonny Fernández de no pagar impuestos municipales. Denuncia que fue descalificada pero no desmentida por el candidato. “Lo que hizo Jhonny es un delito. Existen cláusulas de confidencialidad en tema tributario”, manifestó Leonardo Roca, vocero de campaña de CC.

Al día siguiente, Áñez admitió la deuda pero aseguró que era un tema de su empresa. “Han sacado cosas que no vienen al caso (...) yo no tengo ningún proceso con el municipio, ninguno. Lo de mi camioneta no lo veo, sino lo ve la empresa que paga todo eso. Había dos gestionadas no pagadas por Impuestos Nacionales, pero yo no tengo ningún proceso”, explicó. 

Estos sobresaltos fueron el correlato de lo plasmado en las encuestas electorales que presentaban a José Gary inicialmente como cuarto en intención de voto y actualmente como el favorito. “Vamos a ganar con contundencia”, asegura él mientras sonríe, prometiendo renovación tanto en el ejecutivo como en el legislativo municipal. 

Pese a reiteradas solicitudes de Página Siete, el candidato no accedió a dar una entrevista a este medio. Su equipo de prensa alegó que el candidato no tenía tiempo en su agenda y posteriormente no atendió a las llamadas.
 

PERFIL

José Gary Áñez,  de 45 años de edad, es un periodista que debuta por primera vez en las ligas de la política. Su candidatura es el outsider de la disputa que ha removido el tablero local.

De la mano de su padre en la radio, inició su carrera desde muy tempano. Al igual que sus hermanos, heredó el oficio y trabajó tanto en televisión (Red Uno, PAT y Tigo Sport) como en radio (Uno 96.7 FM, Revista Dale, Gente de Fútbol y La Mañana en Santa Cruz).

A pesar de haberse especializado en el ámbito deportivo, durante su última etapa dirigió un programa radial denominado El desayuno  desde el que  cuestionó duramente la administración municipal.  

A mediados de enero fue inhabilitado por el Tribunal Electoral Departamental por supuestamente contravenir a lo establecido en el artículo 122 de la Ley Electoral que prohíbe dirigir programas en medios de comunicación. Finalmente, la sala plena del Tribunal Supremo Electoral revocó la resolución del TED Santa Cruz y le dejó seguir en carrera. Hoy se presenta como el favorito en la intención del voto cruceño.

Es candidato de Unidad Cívica Solidaridad (UCS)
“Tío Jhonny” quiere repetir los triunfos de los años 90

Una semana después de que su padre falleciera en un accidente aéreo, Jhonny Fernández ganó las elecciones municipales en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Corría el mes de diciembre de 1996. Cuatro años después repitió la hazaña y ganó nuevamente el sillón municipal, quedándose en él hasta  2002, año en el que renunció a su mandato.

Su gestión es recordada por algunos escándalos de corrupción e irregularidades en la concreción de obras. Pese a que Fernández  ha intentado a toda costa desprenderse del pasado, sus adversarios se han esmerado en sacarlo a la luz a través de titulares de periódicos de la época y videos de declaraciones antiguas.

El 24 de abril de 2004, durante el XI Congreso Nacional Extraordinario de  su partido, Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Fernández lanzó una frase que lo persigue hasta el día de hoy, pese a que él ha declarado que ya la ha superado. “Saquen algo, no digo que roben, pero saquen algo”, dijo Jhonny ante más de un centenar de partidarios. “¿Cuánto es algo?”, le preguntó durante esta campaña Adriana Salvatierra (MAS), adversaria en la pugna por la Alcaldía. Él evadió responder.

En una reciente entrevista en el programa Asuntos Centrales, el candidato fue consultado por el mismo tema y sólo se limitó a decir: “Estoy muy tranquilo en mi conciencia. Yo soy Jhonny, soy Jhonny”.

Fernández busca mostrarse como un actor renovado, jovial y con megaproyectos como base de sus propuestas. Su carrera política tiene larga data, pero su reciente búsqueda por la Alcaldía cruceña empezó el año pasado con la apropiación de un personaje construido sobre su imagen, el “Tío Jhonny”, un “político buena onda”, que a través de memes ha conseguido millones de seguidores en redes.

Éste es uno de los hitos cruciales en la consolidación de la candidatura que se presentó inicialmente como la favorita en Santa Cruz. Los analistas coinciden en que la UCS ha conseguido “a través de la imagen y la propuesta populista” la migración del voto de los electores del Movimiento Al Socialismo, que históricamente siempre ha mostrado un voto duro que ronda el 30%.

Entre las megaobras prometidas por el candidato ucesista está la construcción de un monorriel que “modernizará” el sistema de transporte público y la construcción de un bulevar comercial sobre un canal de drenaje, que demandará una inversión de más de ocho millones de dólares. 

“A Santa Cruz no le costará nada porque yo quiero hacer una alianza estratégica con privados (...) puede ser el modelo público - privado. Lo peor es tenerle miedo al progreso, yo estoy decidido a construirla  la ciudad”, afirmó Fernández al momento de exponer su propuesta.

Para la emergencia sanitaria, el candidato prometió “hospitales móviles” en más de los más de 1.000 barrios de la urbe populosa y la instalación de farmacias municipales que den medicamentos a los vecinos. Para el ámbito educativo, su promesa fue un bono de  350 bolivianos por cada estudiante además de internet gratuito en los barrios.

“Uno de los primeros cheques que voy a firmar va a ser para darle la platita a las familias. Esa plata es para darles lechecita, cereal y fruta a los niños”, explicó el candidato.

La campaña electoral de Fernández es de las más caras del país, según declaró él mismo con anterioridad a Página Siete. Dispuso cuatro millones de bolivianos para llegar a gobernar la ciudad más poblada de Bolivia.

“Hemos hecho un presupuesto de cuatro millones de bolivianos para la campaña. Obviamente se empezó a hacer el gasto, uno de los gastos más fuertes que se tiene son los medios de comunicación. Después, tenemos los gastos de la campaña, de materiales y todo lo que es la parte logística que se necesita”, manifestó mientras aclaró que recibió contribuciones de todos los postulantes y también aportes de militantes que refuerzan la campaña con donación de materiales. 

“De algo estoy seguro, no los voy a defraudar. Me voy a dedicar a trabajar, tengo la energía, tengo la fuerza y gracias a Dios tengo el conocimiento de cómo hacerlo”, asegura Jhonny estos días  ante los medios, pidiendo que se repita  el respaldo que obtuvo en la década de los años 90.

Página Siete solicitó una entrevista con el candidato para conocer cómo intensificará la campaña en la recta final  pero, pese a la insistencia, no fuimos atendidos. El propio Fernández  se comprometió a fijar la fecha de la cita periodística pero nunca concretó el encuentro.

PERFIL

Jhonny Fernández, de 56 años, es concejal por Unidad Cívica Solidaridad (UCS) y actual candidato a la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra. Está en la vida política prácticamente desde la década de los años 90, con la fundación de UCS (15 de agosto de 1990), partido heredado de su padre, Max Fernández. Fue alcalde entre 1996 y 2002, pero renunció a concluir su mandato, para postularse como candidato a presidente.

Su gestión como alcalde fue muy cuestionada por falta de transparencia. Desde corrupción hasta obras prometidas nunca iniciadas  son algunos de los titulares de aquella época. 

Pese a que Fernández, hoy critica  duramente la gestión de Sosa y Percy, fue concejal municipal en los últimos años, cargo desde el que no se oyó mucha disidencia de su parte.

Jhonny, quien últimamente se ha dado a conocer como el “Tío Jhonny”, ha forjado una imagen en el imaginario juvenil, en la que se lo visualiza como una especie de millonario bonachón, perfil que él busca reforzar en apariciones televisivas. Hoy aparece segundo en encuestas pero disputa muy cerca el primer lugar.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

7
1