Ganar su serie, el consuelo de Tórrez

La valluna logró un tiempo de 26’16’’, que no le alcanzó para pasar a las semis.
fil
sábado, 13 de agosto de 2016 · 00:00
Página Siete  / Agencias

 Fue primera. Por unos minutos se sintió en lo más alto. Hizo vibrar al país. La cochabambina Karen Tórrez se ubicó en el primer lugar de  la sexta eliminatoria, de un total de  12, en la prueba de natación de 50 metros libres de los Juegos Olímpicos de Río. Pero al final quedó eliminada. 

 La valluna, que se entrena en Barcelona, logró un tiempo de 26’16’’, que no le fue suficiente para instalarse en las semifinales de su disciplina. Quedó en el cuadragésimo sexto lugar en una lista de 91 competidoras.

"Esperaba hacer menos, quizás con menos había una posibilidad, pero bueno he buscado ganar la serie y mejorar el tiempo, poner el nombre de Bolivia en alto y creo que lo hemos logrado en parte ganando la serie”, dijo a la AFP después de la prueba.

"Los 50m son una lotería, una centésima más, una menos  puede hacer que pases. Es un poco cruel porque cuatro años de entrenamientos se ven reflejados en 25, 26 segundos”, añadió.

 Torrez disputa sus segundos Juegos Olímpicos. Para Río, donde dijo que se sintió como "en casa”, obtuvo  el   apoyo del comité olímpico de su país y la federación de natación, una beca para entrenar en Barcelona. 

"Estamos empezando a profesionalizar el deporte. En Bolivia el único deporte profesional es el fútbol y competir contra otros es difícil. Regreso ahora a Bolivia a retomar las cosas que dejé en pausa como mis estudios, algunos proyectos personales, pero sigo pensando en Tokio-2020. Estos dos años voy a seguir entrenando, pero con otras cosas a la vez y luego sí a enfocarme en los Juegos”, indicó.

 La espera fue la misma, la esperanza estuvo intacta y dejó conformes a muchos. Tórrez gustó a los espectadores por su entrega en su prueba y la pelea que le dio a Naomi Ruele, de Botsuana. La boliviana inició y terminó su participación en Río en el carril 2 de la piscina del estadio Acuático Olímpico. No logró superar su mejor marca de 25’67’’, pero devolvió la sonrisa a los fanáticos de este deporte en el país y a los seguidores de nuestros compatriotas.

"Antes de tirarme al agua  ya estaba contenta. Fueron cuatro años (de preparación) y no me arrepiento de nada. He hecho todo lo que tenía que hacer”, expresó Tórrez a  El Deber, tras su participación en la cita olímpica. La cochabambina esperaba mejorar su tiempo, pero disfrutó del momento. "Esperaba un poco más respecto al tiempo, pero salí en la pantalla, es algo único”, añadió antes de ir al vestuario.

Su preparación fue ardua y con bastantes sacrificios, ya que tuvo que dejar el país para mejorar su nivel de entrenamiento. "Dejé todo lo que tenía en Bolivia para irme a España, pero así es el deporte. Lo he dado todo, eso es lo importante”, concluyó la nadadora. Karen es la sexta boliviana en ser eliminada del evento deportivo.
Más de

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias