Okimoto consigue el bronce para Brasil en aguas abiertas

La ganadora de la prueba fue la holandesa Sharon Van Rouwendaal.
fil
martes, 16 de agosto de 2016 · 00:00
AFP  / Río de Janeiro

Dios es brasileño, pensó  Poliana Okimoto cuando subió al podio del maratón acuático de Río-2016 con el bronce: su "mejor prueba”, pasó de un "ingrato” cuarto lugar al tercero tras la desclasificación de la francesa Aurelie Muller. 

La brasileña de 33 años, oro en los 10 km en el Mundial de Barcelona-2013, ganó la primera medalla para la natación femenina brasileña y resarció también la terrible experiencia de hace cuatro años en Londres: una hipotermia la hizo desistir. Pero a ese mismo Dios, que ella asegura es su compatriota, le atribuyó igualmente el día espectacular que hizo en la turística playa de Copacabana Río de Janeiro: unos 30 grados, muy soleado, con el agua también a la temperatura perfecta. 

El oro se lo llevó la holandesa Sharon Van Rouwendaal e inicialmente la plata iba para la francesa Aurelie Muller, que fue descalificada tras hundir en la meta a la italiana Rachele Bruni. "Vi a la francesa que estaba saliendo y al final ella me ha hundido y yo tuve que estirarme al máximo para tocar la tabla. Obviamente la toqué después de ella.
 
Es justa la descalificación. Me sabe mal por ella porque hizo una gran carrera, pero al final me ha hundido”, contó Bruni después en la zona mixta.

Muller, vigente campeona mundial, llegó 16 segundos después de Van Rouwendaal, que en el último kilómetro dejó el pelotón atrás (1h56). "Nadé muy cómoda en el comienzo y al final, traté de hacer un sprint y revisaba como me seguían las chicas. Los últimos 1.000 metros salí adelante, no me gusta la sensación de estar al frente, pero ya en los 10, me dije, listo. No quería pensar en el resultado, porque pensaba que me iban a alcanzar”, expresó Van Rouwendaal, plata en Kazán. 

 Fue la tercera participación de la brasileña, que fue séptima en Pekín-2008 y luego salió muy frustrada de las aguas heladas del lago Serpentine de Londres. "Todos saben lo frustrada que salí de allí. Comencé a creer en esta medalla en 2013 cuando gané el Mundial, que me mostró que era capaz. Pero en 2014 me lesioné, demoré para volver, pero logré clasificar en 2015 y comencé a entrenar muy bien, mi preparación fue excelente”, explicó Okimoto. "Construí esta medalla, cada día, con cada entrenamiento, me la merecía, luché mucho para estar aquí”, añadió esta atleta que siempre estuvo entre las primeras del pelotón, en muchos momentos incluso llegó a colocarse segunda. 

Su compatriota Marcela Cuña, ganadora de la prueba de 25 km en el Mundial de Kazán-2015, ocupó la décima posición, justo por detrás de la ecuatoriana Samantha Arévalo. La española Érika Villaécija terminó en la decimoséptima posición, y la venezolana Paola Pérez, plata panamericana en 2015.
Más de

Comentarios

Otras Noticias