Isinbayeva anunció su retiro con duras críticas

La garrochista rusa no pudo participar en Río 2016 por la suspensión de todos los atletas de su país.
fil
sábado, 20 de agosto de 2016 · 20:28
Clarín /
La garrochista rusa Yelena Isinbayeva, una de las grandes estrellas del atletismo mundial, anunció este viernes su retiro como profesional para continuar su trayectoria vinculada a la política deportiva.

"Hoy, 19 de agosto de 2016 en Río de Janeiro, Yelena Isinbayeva concluye su carrera", dijo solemnemente la atleta de 34 años durante una conferencia de prensa, horas antes de la final de salto con garrocha de los Juegos Olímpicos, en la que aspiraba a participar y no pudo, por la sanción internacional que fue aplicada al atletismo ruso.

"Estoy feliz de haber hecho realidad mis sueños. Estoy feliz de cumplir mis sueños. Gané todas las medallas y títulos posibles y me gané la confianza de los aficionados de todo el mundo", afirmó Isinbayeva, quien ganó el oro olímpico en Atenas 2004 y Beijing 2008, fue bronce en Londres 2012 y ganó tres Mundiales (Helsinki 2005, Osaka 2007 y Moscú 2013).

La rusa, que batió 30 veces el récord mundial de salto con garrocha (incluyendo las pruebas bajo techo) y en 2005 se convirtió en la primera mujer de la historia en superar la barrera de los cinco metros, tenía previsto competir en Río 2016, pero la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) suspendió a todos los atletas de ese país tras la publicación de un informe que revelaba un sistema de doping generalizado en el atletismo ruso.

Aunque nunca dio positivo en un control, Isinbayeva también fue excluida y si bien apeló esta decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) con la esperanza de poder participar en estos Juegos, el máximo tribunal internacional en materia deportiva no aceptó el recurso.

 "Todas mis victorias fueron limpias, todos mis controles fueron negativos. Soy una víctima de las circunstancias. Y nunca perdonaré a los que me excluyeron”, disparó la garrochista, y apuntó directamente contra el presidente de la IAAF, Sebastian Coe: "Si él cree que actuaron honestamente y que fuimos tratados justamente, entonces dejemos que Dios lo juzgue. Estará en su conciencia”.

"¿Por qué estoy acá y no preparando la final?”, se preguntó la dueña del récord mundial (5,06 metros). "Porque la IAAF decidió unos criterios que no podíamos cumplir”, se respondió. "¿Cómo pueden sancionar a una persona solo por vivir y entrenarse en su propio país? Era algo imposible, no podíamos cumplir con esos criterios”, añadió, y precisó que en los últimos seis meses se sometió a cinco controles antidoping, todos realizados por expertos extranjeros, y todos resultaron negativos.

"Todas las acusaciones fueron construidas en base a presunciones, no hay pruebas. No niego que tengamos problemas de doping en Rusia, pero al mismo nivel que en otros países. Es un problema global, no solo de un país. El deporte limpio existe en Rusia, yo soy la prueba de ello. Muchos deportistas con pasado de doping están aquí en Río, pero atletas limpios como yo no pueden competir”, sostuvo.

La saltadora fue elegida esta semana en Río como integrante de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional (COI), lo que la convierte además en miembro pleno del organismo. Además forma parte de la Comisión de Atletas de la IAAF. "Es un desafío muy interesante. Tendremos que hablar sobre mi futuro rol. Espero poder devolver a mi federación al escenario internacional”, dijo sobre la suspendida asociación rusa, de la cual no reveló si buscará ser la presidenta. "Lo pensaré largo y tendido", indicó.

Comentarios

Otras Noticias