Murray entra al Olimpo y Puig hace historia

La puertorriqueña se quedó con el título y se ubicó entre las mejores del tenis latinoamericano.
fil
lunes, 22 de agosto de 2016 · 00:00
Página Siete  / Agencias

El británico Andy Murray revalidó su título olímpico al imponerse en la final del torneo individual masculino de Río-2016 al argentino Juan Martín del Potro por 7-5, 4-6, 6-2 y 7-5 tras cuatro horas de juego. 
 
Murray, campeón en Londres-2012, se convirtió  así en el primer jugador de la historia en sumar dos oros olímpicos en singles y el argentino Del Potro  mejoró el bronce obtenido hace cuatro años. 
 
En un duelo intenso, de gran calidad de golpes por parte de ambos jugadores, Murray acabó imponiendo la lógica ante un Del Potro que no tuvo la capacidad física para aguantar un partido de alto nivel a cinco sets, después de dos años de casi total inactividad por una lesión en la muñeca. 
 
Ambos jugadores se fundieron en un abrazo tras una dura batalla de cuatro horas, en la que la calidad de muchos golpes llevó al público, que no llenó la pista central del Centro Olímpico de Río, a levantarse numerosas veces de sus localidades y ovacionar a los dos adversarios. Horas antes, el español Rafael Nadal había caído ante el japonés Kei Nishikori en el partido por la medalla de bronce.
 
"He tenido dolorosas derrotas en los últimos dos años. He perdido algunas finales en Gran Slams (Australia en 2015 y 2016 y Roland Garros en 2016)... también gané un par de torneos importantes (como Wimbledon-2016), pero esto significa mucho para mí”, dijo Murray a los periodistas tocándose la medalla dorada que obtuvo en Río de Janeiro.
 
El reconocido jugador se posiciona en el segundo lugar ránking de la ATP por su habilidad, pero aún con sus numerosos logros no ha alcanzado ubicarse en el primer puesto del ránking.
 
Murray es considerado uno de los cuatro grandes del tenis en la actualidad junto a sus contemporáneos, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic. Ha obtenido tres Grand Slam, y cabe mencionar que Andy Murray en 2013 se convirtió en el primer tenista británico en ganar el tradicional Abierto de Wimbledon, después de 77 años de ausencia del título mencionado para un británico.
 
Histórica Puig
La puertorriqueña Mónica Puig, que ganó la final femenina, fue  protagonista del tenis de Río-2016, que pasará a la historia del tenis latinoamericano. Puig, de 22 años, mejoró el resultado de la argentina Grabriela Sabatini, única mujer latinoamericana que había obtenido hasta ahora una medalla en el ‘single’ (plata en Seúl-1988), tras imponerse en la final a la alemana Angelique Kerber, número 2 del mundo, por 6-4, 4-6 y 6-1. 
 
"¡Viva Latinoamérica!. La voy a representar hasta que me muera. Ojalá esto sirva para que enseñe a todas las mujeres latinas que todo se puede conseguir en la vida”, dijo la tenista ante los periodistas. 
 
Con el paso de cada eliminatoria, la joven fue ganando una confianza y una seguridad en su juego, de una jugadora cuya clasificación más alta en el ranking mundial es el puesto 34º. Los llantos de Puig en el podio, le impidieron cantar  el himno de Puerto Rico, que sonó por primera vez en la historia de los Juegos. Es además la única mujer en su país en haber ganado una presea olímpica. 
 
 
El milagroso regreso de Juan Martín del Potro
 
Con su medalla de plata en Río, tras perder la final ante el británico Andy Murray, el argentino Juan Martín del Potro protagonizó una de esas historias que los norteamericanos llaman "comeback story” y que explican regresos triunfales de atletas que parecían perdidos para el deporte. 

Y el gran mérito de la Torre de Tandil es que no lo ha hecho una vez, sino dos.  Luego de la primera operación  Del Potro, parecía recuperado para el tenis, pero se tuvo que operar para superar unas molestias en la muñeca, esta vez la izquierda, pero le costó mucho recuperarse. 
 
Al punto de que en 2015 estuvo cerca de tirar la toalla y retirarse. "No quería seguir viendo los torneos por televisión”, explicó 
 
Participó en algunos torneos para ir recobrando el ritmo de competición, pero se presentó en Río con apenas una veintena de partidos a sus espaldas y sin confianza en su muñeca como para pegar su revés a dos manos. Con su medalla de plata conseguida en Río, Del Potro ha logrado dos grandes cosas: volver a luchar con los mejores y el cariño de sus paisanos. 

 
 
 

Más de

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias