Phelps y Ledecky, los amos de la natación

El Tiburón que agrandó su leyenda, el joven que rompió su invicto,brillaron en Río 2016.
fil
lunes, 22 de agosto de 2016 · 00:00
AFP  / Río de Janeiro

El amo y señor de las piscinas y el joven que rompió su invicto, la prodigio de futuro brillante y la "dama de hierro” inoxidable, junto a un veterano que va más rápido que todo el mundo, son los protagonistas de la natación en Río 2016.  
 
Michael Phelps 
Después de arrepentirse del retiro precoz en Londres, Phelps volvió a las piscinas a llevárselo todo. Se va de Río con cinco oros y una plata, para totalizar 28 metales en toda su carrera, algo nunca antes hecho en la historia olímpica. 
 
De hecho, los 13 títulos individuales del "Tiburón de Baltimore” rompieron un récord de 2.000 años, el de Leónidas de Rodas, que sumó 12 en los Juegos de la antigüedad. ¿Cuántos milenios para desplazar a Phelps?
 
Después de arrepentirse del retiro precoz en Londres, Phelps volvió a las piscinas a llevárselo todo. Se fue  de Río con cinco oros y una plata, para totalizar 28 metales en toda su carrera, algo nunca antes hecho en la historia olímpica. De hecho, los 13 títulos individuales del "Tiburón de Baltimore” rompieron un récord de 2.000 años, el de Leónidas de Rodas, que sumó 12 en los Juegos de la antigüedad.
 
Katie Ledecky 
La tranquilidad con la que esta chicha de 19 años gana las carreras desconcierta a cualquiera. Saca un cuarto, media piscina y como si nada. Y es sólo el comienzo. La joven prodigio, que toma la posta de su ídolo Phelps, ganó los 200, 400 y 800 metros libres sobrada, un hito que no ha realizado nadie desde que lo lograra Debbie Meyer en los Juegos de México 1968. En Río pulverizó además dos récords mundiales... Su futuro pinta brillante.
 
Katinka Hosszú
La húngara Katinka Hosszú se quedó a seis centésimas de colgarse su cuarto oro olímpico, cuando se enredó en el final de los 200m espalda. Nadie pensó que podía perder porque nadie pensaba que esta "dama de hierro” era humana. 
 
En dos de los tres títulos que conquistó, impuso nuevos récords. La "dama de hierro”, como se hace llamar, era una tirana en la piscina, pero Maya Dirado, estadounidense hija de argentino, le puso un parado. 
 
 Anthony Ervin
Tiene 35 años y ganó los 50m libres, la prueba más rápida de la natación olímpica. Ganó su segundo oro en la modalidad, 16 años después de su debut en Sídney 2000, cuando también se colgó una plata en relevos. Su medalla la subastó por 17.000 dólares que donó para ayudar a las víctimas del tsunami de 2004. 
 
La medalla de Río, por ahora, se la queda. ¿Y el futuro? "Voy a tratar de entrar en el equipo (...) No pienso que mi edad deba limitarme”, lanzó. 
 
Joseph Schooling
Una foto de un niño singapurense abrazando al ídolo muestra la brecha generacional entre Phelps y este joven nadador, que le arrebató el título de los 100m mariposa y la opción de sellar un segundo tetracampeonato. Es el primer oro olímpico que gana Singapur, generando un bullicio en redes sociales con elogios, felicitaciones, juegos de palabras con su nombre e incluso memes. En las calles de la ciudad Estado, obsesionado por los juegos de azar, el número "5039” correspondiente al tiempo de Schooling en Río estaba agotado en todas partes. Otros pedían un día festivo para celebrar la victoria de su nuevo ídolo. "Me quito el sombrero”, lanzó Phelps.
 
En total cayeron ocho récords mundiales. El único otro nadador que cosechó más de una presea dorada individual fue el norteamericano Ryan Murphy, en los 100 y 200 espalda.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Más de

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias