Destino

Barcelona, una ciudad que enamora

domingo, 1 de mayo de 2016 · 00:00
Hacer un viaje siempre es una aventura, mientras se tenga buena compañía y ganas de pasarla bien. Nada mejor que comenzar con un destino que nunca decepciona a sus visitantes,  la cuidad española de Barcelona. No importa si es invierno o verano; la edad que uno tenga; o si se va solo o acompañado, sus calles y su gente reciben a todos aquellos que buscan tener una experiencia inolvidable.
 
Barcelona, todos hemos escuchado de ella. La mayoría tal vez por su equipo de fútbol, el famoso Barça y sus jugadores emblemáticos. Este destino enamora a los fanáticos del deporte, ya que tanto una visita al gran estadio Camp Nou o la experiencia de ver algún partido marcan un momento especial en la vida de todos aquellos que comparten el amor por el fútbol, sin importar el equipo al que se apoye. 
 
Si no eres uno de ellos, no tienes de qué preocuparte, porque no quedas fuera de la magia que se respira en la cuidad. Uno puede viajar en el tiempo al visitar el centro histórico de la capital catalana y caminar por el Barrio Gótico, donde se destaca una  catedral decorada con gárgolas, vitrales y un jardín interno; asimismo sus calles estrechas que albergan músicos que tocan sonidos tradicionales, dando ese toque romántico, misterioso y único que no te puedes perder.
 
Para aquellos que prefieren disfrutar el lado gastronómico, Barcelona combina perfectamente el entorno europeo con comida típica española. Compartir tapas, montaditos, una paella y una copa de vino, complementan la experiencia haciendo cada momento íntimo, especial e inolvidable. 
 
No importa el lugar en el que te encuentres de la ciudad, ya que al mirar al horizonte se pueden vislumbrar monumentos arquitectónicos que sorprenden a pesar de su antigüedad, como la torre Tibidabo, el Parque Güellsituado sobre las montañas; o el Catell de Montjuic, cuya importancia histórica se refleja en su estructura, la cual cuenta con vistas hacia toda la ciudad y a la costa barcelonense.
 
Algo que nadie puede ignorar es la famosa Basílica de la Sagrada Familia, que aún sigue en construcción desde el año 1882 y fue diseñada por el arquitecto Antoni Gaudí, artista que dejó su sello en muchas construcciones emblemáticas repartidas por la ciudad. Entre ellas resaltan la Casa Batlló y la Casa Milá, edificaciones con su inconfundible estilo arquitectónico. Ambas se encuentran en el Paseo de Gracia, que es el paraíso para todos aquellos que gustan hacer compras o simplemente disfrutar de las vitrinas de alta costura. 

Si tus gustos no te llevan por ese camino y buscas pasar un buen momento al lado de la playa, no puedes dejar de visitar la Barceloneta, que combina el espíritu joven, restaurantes de comida marítima y una vida nocturna llena de sorpresas. El mismo ambiente se encuentra en el Parque de la Ciutadella, que entre sus jardines, laguna y fuente, recoge diversión familiar, de amigos y deportistas.
 
Si algún día pensaste que este destino no podría sorprenderte, vale la pena probarlo uno mismo, ya que la combinación perfecta de todas las partes de la ciudad te enamorarán y lograrán que partas con la promesa de un pronto retorno.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios

Otras Noticias