Cuba: un viaje en el tiempo

domingo, 28 de agosto de 2016 · 00:00

Por: Ana Sofía Cabezas / Fotos: Adrián Campero

Bloqueador solar, traje de baño, cámara fotográfica y un buen libro son los últimos detalles que llenan la maleta para el siguiente destino: Cuba.  Llegar a la cálida isla caribeña es como adentrarse a un viaje en el tiempo, que lleva a cada visitante a los años 50, cuando la revolución dio comienzo a una pausa infinita en la que los autos, la arquitectura y las tradiciones se congelaron, haciendo de Cuba un lugar único en el mundo.

Actualmente la república cubana ha abierto sus puertas al turismo -que compone uno de sus tres principales ingresos económicos- invitando a un sinfín de famosos, blogueros, políticos y simples turistas a que compartan una experiencia histórica  en la Habana, disfruten de la belleza natural inigualable de las playas y gocen del alegre trato característico de los lugareños.

Una capital inigualable

Mencionar que la Habana, capital de Cuba, deslumbra a sus visitantes, queda corto para explicar el verdadero impacto que causa en todos aquellos que visitan sus calles o la Habana Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este centro cultural reúne las construcciones más emblemáticas, ya que su arquitectura cuenta el recorrido histórico de la isla. Murallas, fortalezas, plazas, hoteles y una catedral reflejan la influencia de la corona española, los británicos, franceses y estadounidenses que dejaron su sello característico en la arquitectura. 
Entre los bares y restaurantes que cada turista debe visitar, para vivir una experiencia tradicional cubana, se encuentran El Floridita y La Bodeguita del Medio, que fueron inmortalizados en las escrituras del escritor Ernest Hemingway. En la parte moderna de la ciudad, en los barrios de El Vedado y Miramar, se localizan otros espacios nocturnos, restaurantes, centros comerciales, teatros y cines, donde no falta música en vivo y  la esencia  cubana se siente en cada esquina.

Lugares imperdibles

Playas turquesa de agua templada y de arena blanca son características de la costa caribeña que rodea la isla cubana. Las Playas del Este son imperdibles y se encuentran  a lo largo de 20 kilómetros al Este de la Bahía de La Habana, lugares perfectos para disfrutar del calor y de un típico mojito. Hoteles, restaurantes y todo tipo de instalaciones reciben a los turistas para completar esta experiencia junto al mar.

Un poco más lejos de la capital se encuentran lugares mágicos como Cienfuegos, ciudad conocida como "La Perla del Sur”, que con un canal da acceso a embarcaciones, transformando y dándole un toque inigualable al paisaje. Es la ciudad mejor trazada de la isla ya que, con sus calles anchas y estilo neoclásico, logra la combinación perfecta de la arquitectura moderna y antigua.

Otro destino que no puede faltar es Trinidad, la ciudad más céntrica de la región, cuya historia está reflejada en un sinfín de edificaciones que con un arduo trabajo de conservación y restauración reviven la época de la corona española del siglo XVI. La UNESCO nombró el lugar Patrimonio Mundial de la Humanidad por ser la ciudad colonial mejor conservada en América.
Cuba, con toda su magia conservada en el tiempo y atrapada en sus fronteras, abre sus puertas y permite  que cada visitante viva una experiencia incomparable. 
 
 
 
 


Comentarios

Otras Noticias