El descendiente del Mariscal Braun que visitó Bolivia

Ludwig Georg Braun lleva la sangre de uno de los héroes impulsores de la independencia del Alto Perú. Hoy, él, su familia y su empresa mantienen relación con el país a través de la educación.
viernes, 1 de noviembre de 2013 · 20:56
Alejandra Pau / La Paz
 Su antepasado fue llamado "soldado de la libertad”. El hombre nacido en Alemania que luchó por la independencia de Bolivia junto Antonio José de Sucre y Simón Bolívar. Esos lazos forjados hace poco menos de dos siglos por  Otto Philipp Braun, conocido como Mariscal Braun, se mantienen en la actualidad a través del apoyo a  la educación por parte de sus descendientes.
El doctor Ludwig Georg Braun (1943), descendiente del Mariscal Braun, llegó hace pocos días a La Paz en su calidad de presidente honorario de la Asociación de la Red de Cámaras Alemanas de Comercio e Industria.
     
Esta entidad es la principal patrocinadora de la sala de informática del Instituto de Formación Dual que fue inaugurada hace algunos días en el Colegio Alemán.  Desde 1992, el programa de formación profesional  dual educa  a jóvenes bachilleres en tres idiomas, en comercio exterior y administración y organización industrial.
Braun, casualidad y heroísmo
En un aula del Instituto de Formación Dual, el doctor Ludwig Georg Braun -actual presidente del Consejo de Vigilancia de la compañía de suministros farmacéuticos y médicos B. Braun Mesulgen AG- habla sobre su relación y la de su antepasado con Bolivia.
Ludwig Georg Braun visitó en varias oportunidades el país cuando vivía en Brasil, desde 1968 hasta 1972, y en otras ocasiones junto a su esposa y sus cinco hijos. Él define su relación con Latinoamérica como "intensiva”.
"El fundador de nuestra compañía era el hermano del Mariscal Braun.  La historia de nuestra familia es más antigua que la compañía que represento. Mis antepasados fabricaban monturas de caballos allá por el año  1600. Yo sería como su ‘bis, bis, bis sobrino nieto’, no estoy seguro, estamos hablando de hace más de 150 años”, relata.
Con un carácter amable y hablando en español fluido, interrumpido a momentos por un portugués que delata sus años de residencia en el país vecino, recuerda la travesía de su antepasado cuando se unió al Ejército Bolivariano  y participó en diferentes batallas en Colombia y otras  regiones de Sudamérica, hasta llegar a Bolivia.
Para Braun, la concepción de una vida en libertad   existió desde siempre  en el seno  familiar. Años antes de llegar a América  y convertirse en  un héroe,   Otto Philipp Braun se enroló -siendo muy joven-  a la Caballería del Ejército de Hessen, en Alemania, para luchar contra la invasión napoleónica.
"Hasta hoy la familia  es liberal. Los Braun estamos en pro de la libertad desde siempre. Otto Philipp Braun vino acá (Bolivia) porque no tenía otra chance. Él estaba entrenando a los caballos del rey de Haití, pero éste no tenía suficiente dinero para pagarle. Como era muy bueno para montar a caballo, se unió al Ejército de Liberación de Bolívar porque no tenía dinero para regresar a Alemania”, cuenta.
Sin embargo, y a pesar de las oportunidades que tuvo al ascender en su carrera militar, lo que le significó mayores ingresos con los años, decidió quedarse en Sudamérica.
Según Ludwig Georg Braun, el Mariscal vio  más allá de  una oportunidad de ganar dinero para subsistir y  se conmovió con ese sentimiento de crecer y vivir en libertad que reinaba  en la región sudamericana.
La herencia histórica y actual
La familia Braun guarda aún algunas cartas y documentos de su antepasado héroe. En las misivas  cuenta a sus padres  su carrera militar, sus ascensos y  sus traslados. Después de casarse fue aceptado como "una  persona correcta, de bien, y prestigiosa”.
 
Como han reflejado los historiadores, los problemas, batallas y fricciones con los países vecinos no cesaban.
En ese ambiente, cuando corría el año de 1838, Braun fue  nombrado jefe del Estado Mayor y, como  general de división, luchó en la batalla de Montenegro defendiendo la Confederación Perú-Boliviana de las fuerzas argentinas. Esa acción bélica le significó su nombramiento como  Mariscal, y  que  a su vez lo conozcan  como  Mariscal de Montenegro.
"Nuestra relación con Bolivia se fortalece gracias en gran parte a la familia Schilling, que en las primeras décadas  del siglo XX, según calculo,  representó a nuestra compañía en Chile y firmó un contrato de licencia con B. Braun Mesulgen AG para fabricar algunos productos para el mercado boliviano”, relata.
En 1937, Ernesto Schilling creó la fórmula de Mentisan y junto a Alfredo Rea Morales construyó Droguería Inti.
Años y batallas después, el Mariscal de Montenegro saldría perdiendo casi todo, incluidos sus honores, mismos que recobró  en la presidencia de Manuel Isidoro Belzu. Volvió algunas veces a Bolivia, ya que tenía minas en Corocoro, pero  finalmente retornó a su Alemania natal, donde falleció en 1869.
"Nosotros no venimos de la línea directa de Otto Philipp Braun, sino de su hermano. Pero creo que somos los que realmente tenemos el poder hoy de mantener estos lazos a través de los contactos comerciales de nuestras compañías. Me gusta Bolivia, por eso siempre, de una u otra forma, regreso”, concluye Braun.

La relación que inició aquel héroe  germano de los primeros lustros de la vida republicana en Bolivia, que adoptó la nacionalidad del país y fue prefecto de La Paz, se mantiene ya no en los campos de batalla, sino en las aulas.

La formación profesional dual

Desde 1992, la Cámara Boliviana Alemana y el Colegio Alemán Mariscal Braun llevan adelante el programa de formación profesional  dual en   comercio exterior y administración y organización industrial en tres idiomas.
"Festejamos los 20 años de existencia de la formación dual, y el doctor Ludwig Georg Braun tiene lazos con Bolivia que se muestran a través de su apoyo y el de su familia y su compañía. Siempre nos apoya para  mantener este sistema en Bolivia”, destaca  el director de la Cámara de Comercio e Industria Alemana para Perú y Bolivia, Jörg Zehnle.
 La formación profesional dual es un sistema   superior trilingüe, basado en dos pilares fundamentales: teoría y práctica que, implementadas de manera simultánea, permiten la formación integral de los estudiantes.  
El título que se obtiene en Bolivia es el de técnico superior trilingüe en comercio exterior y el de técnico superior trilingüe en administración y organización industrial.
"Tuve  la posibilidad de continuar mi formación académica y especializaciones técnicas en Alemania. Luego regresé a Bolivia para contribuir al desarrollo económico de mi país. Tengo una empresa de servicios integrales que cuenta con know-how made in Germany”,  sostiene  Lilian Arzabe, exalumna de este sistema de formación.  
 El instituto, que comenzó funcionando en tres aulas del Colegio Alemán y con 15 alumnos en 1992, actualmente cuenta con  un edificio propio  y más de 250 estudiantes han pasado por sus instalaciones.

Detalles de la  vida de Braun
Origen Otto Philipp Braun nació en la ciudad alemana de Kassel en 1798. Sus padres fueron Ludwig Theodor Braun y Sophie Francken. Muy joven se enroló como voluntario para luchar contra la invasión napoleónica, posteriormente estudio veterinaria. En 1818 se fue a Estados Unidos, pasando después a Haití.
 Militar A mediados de 1820 se incorporó como teniente en el Ejército Bolivariano.  Después de fundada la República de Bolivia fue declarado héroe de Junín. Colaboró con el Mariscal Antonio José de Sucre en la organización del naciente país. En 1835 combatió en Yanacocha.
Honores Fue ministro, prefecto de La Paz,  comandante y jefe del Estado Mayor, y  su mayor victoria ocurrió en  1838 en la batalla de Montenegro, al luchar contra  fuerzas argentinas. Fue nombrado Mariscal.
Alemania El presidente general José Miguel de Velasco le quitó todos los honores. Regresó a Alemania  e hizo varias visitas a Bolivia. Durante la presidencia de Manuel Isidoro Belzu le fueron devueltos los honores. Luego retornó definitivamente a Alemania y ahí falleció en 1869.

 

 


   

64
1

Comentarios