Un paceño gana premio por tratar las adicciones y depresión en Inglaterra

El psicólogo Jaime Delgadillo recibió el Fred Yates 2013, que se otorga a investigadores que contribuyen a combatir la depresión severa causada por las drogas y el alcohol.
miércoles, 20 de noviembre de 2013 · 21:04
Alejandra Pau / La Paz
 Desarrolló su  trabajo   en los pasillos de una cárcel para menores de edad, en un orfanato y con adictos en servicios de salud  en Inglaterra. Allí pagó su "derecho de piso”, siguiendo su avidez innata por descubrir lo que pasa en la mente humana. A sus 34 años, el paceño Jaime Delgadillo ganó este año  el premio Fred Yates, otorgado por la Sociedad del Estudio de la Adicción por su aporte en este campo.
El premio Fred Yates  se otorga a nuevos investigadores que hacen una contribución significativa y específica en el tratamiento de las adicciones.
 "Mi mayor logro fue desarrollar un método diagnóstico que permite identificar y cuantificar los síntomas de depresión severa que interfieren con el tratamiento de la drogadicción. Consiste en la aplicación de un breve cuestionario acerca de síntomas recientes”, explica el doctor Delgadillo a Página Siete.
Las respuestas a ese cuestionario son transformadas a una escala numérica que estima el nivel de gravedad del trastorno depresivo. El método puede ser administrado en menos de cinco minutos y es tan acertado como el método tradicional de entrevista psiquiátrica -que puede tomar más de una hora-.
Gracias a este trabajo, según argumenta, muchas más personas están recibiendo tratamiento para la depresión en servicios de drogadicción en ese país europeo.
La psicología es parte fundamental de su vida. Desde que decidió cambiar sus estudios en administración de empresas por la psicología, carrera que cursó en la Universidad Católica Boliviana, inició un recorrido que le valió estudiar en varias universidades de Inglaterra, publicar  investigaciones, que incluyen importantes aportes a su profesión y, además,  conocer a su esposa, Caroline Bell, con la que tiene un hijo de dos años, Óscar.
En la actualidad cursa un doctorado en investigación y ciencias de la salud en la Universidad de York, en Inglaterra, y  desde hace cuatro años trabaja como jefe de investigación psicológica en el Servicio Nacional de Salud en la ciudad de Leeds.  

Depresión y adicciones
Delgadillo trabaja con alrededor de 90 terapeutas que ofrecen tratamiento a más de 5.000 personas cada año. El equipo de investigación que integra está vinculado con universidades en Inglaterra, Estados Unidos y Alemania.
Cuando trabajó en servicios de adicción, este profesional aprendió que muchas personas acuden al alcohol y las drogas como una manera de lidiar con sus problemas emocionales. Por ejemplo, el consumo  de  heroína, que  suprime todo tipo de emociones y provee un "escape” para personas cuyos sentimientos o pensamientos son intolerables.
"Algunas personas que sufren  depresión o ansiedad usan estimulantes, como las anfetaminas o la cocaína, para elevar su estado de ánimo, motivación o coraje. En este sentido, la intoxicación provee cierto alivio o incluso un provecho transitorio.
 Eventualmente, el organismo desarrolla una tolerancia al alcohol o las drogas y hace falta cada vez mayor cantidad para poder obtener un poco de alivio o provecho”, argumenta.
 12 publicaciones científicas
Actualmente, el doctor y su equipo se abocan a investigar el tratamiento psicológico de problemas de depresión y ansiedad, que afectan entre 10 y 20% de personas mayores de edad, según la Organización Mundial de la Salud.
Su equipo se dedica al desarrollo y aplicación de nuevos modelos de psicoterapia breve y está demostrando que es posible mejorar la salud mental de los pacientes en menos de dos meses.
El equipo cuenta hasta el momento con una docena de publicaciones científicas, de las que siete están referidas a  la problemática  de las adicciones y el resto se enfoca a la  psicoterapia para la depresión y ansiedad. Recientemente escribió un ensayo en el que   explica las bases psicológicas del dolor físico crónico.
"También causamos algo de controversia con la publicación de dos estudios. El primero describe el razonamiento de psicólogos que persisten con tratamientos poco efectivos y el segundo fue un análisis comparativo de 30 servicios psicológicos en Inglaterra que propone un método para identificar a los que son poco efectivos para intentar mejorar la calidad de tratamiento”, explica.
La patria que se extraña
El destacado psicólogo confiesa que le gustaría visitar Bolivia más a menudo, pero las exigencias familiares y laborales sólo se lo permiten cada dos o tres años. Su trabajo y estudios absorben la mayor parte de su tiempo.
Con su  esposa, que  tiene la misma profesión, se apoyan mutuamente.  Cuando visita Bolivia su destino preferido es ir a los Yungas, por la tranquilidad que brinda el campo.

Durante su juventud soñó con ser músico o escritor, pero hoy, a pesar de que tomó otro rumbo, está satisfecho de destacarse en el mundo complejo de la mente humana.  "El poder aliviar el sufrimiento humano es un desafío y recompensa que se renueva en cada persona que uno conoce en la práctica clínica. Estas experiencias me enseñaron a valorar los momentos de salud y alegría mucho más”, concluye.

 

Perfil de Delgadillo
Familia Jaime Delgadillo es paceño. Sus padres son Jaime Delgadillo Cortez y Lupe Miranda. Tiene tres hermanos.
Estudios Después de obtener su licenciatura en psicología, en la Universidad Católica Boliviana, estudió una maestría en psicoanálisis en la Universidad Metropolitana de Leeds, Inglaterra. Tiene un diploma de posgrado en psicoterapia cognitiva conductual de la Universidad Sheffield Hallam y actualmente hace su doctorado en la Universidad de York, en el mismo país.

Valorar noticia

Comentarios