Niños interactúan con el arte a través del cine

La Escuela de Cine y Artes Audiovisuales (ECA) ofrece talleres prácticos sobre el séptimo arte desde 2011. Los participantes realizan un cortometraje, desde el guión hasta el montaje.
jueves, 21 de noviembre de 2013 · 20:39
Tatiana Sanabria  / La Paz
¡Luz, cámara y acción! Con la escenografía armada, los actores preparados y el guión en mano, un grupo de niños y adolescentes empieza el rodaje del cortometraje  Solos en casa. Este primer encuentro con el amplio mundo del cine les permite adquirir una nueva herramienta de expresión y a la vez familiarizarse con el arte desde temprana edad.
Ése es uno de los principales objetivos que persigue el Taller de Cine para niños y adolescentes, de la Escuela de Cine y Artes Audiovisuales (ECA) desde hace dos años. Dirigido a niños de siete a trece años, y de 12 a 16 años, este curso práctico hace un abordaje básico y en lenguaje sencillo, sobre todo lo que se requiere para hacer una producción audiovisual.
Mario Ávila, director de la ECA, explica que estos talleres son una forma de cambiar la percepción de niños y, especialmente en los padres, sobre el arte como una práctica profesional. "El arte es infravalorado, la gente tiene una mala percepción,  sin darse cuenta que es parte del desarrollo humano. Quizás los niños que vienen no quieren ser cineastas en un futuro, pero al menos encontraron en este arte una forma de crecer”, agrega el profesional.
Durante dos meses, un grupo de seis alumnos inició sus prácticas, en las que aprendieron más sobre un audiovisual, desde la elaboración de un guión hasta el montaje o edición, pasando por la fotografía fija, sonido, producción y dirección de arte.
La alumna Alina Santander, de 14 años,  fue directora de este cortometraje que se produjo este año  y  muestra la vida de cuatro hermanos en una habitación y, sin sus padres en casa, atraviesan una serie de dificultades.
"Es una comedia con un mensaje sobre cómo el consumo de drogas puede afectar la vida de una persona y de su entorno. Dirigirlo fue un desafío para mí, sobre todo porque tenía que organizar el equipo y yo tenía que tomar las decisiones”, comenta Alina.
Realizar este cortometraje en seis horas fue, sin duda, una tarea titánica asumida por estos noveles cineastas que no sólo aprendieron a manejar cámaras y escribir guiones, sino también a lidiar con todos los desafíos de una puesta en escena.
Cristina Santander, de 12 años, asumió la responsabilidad de armar la escenografía y acomodar todos los elementos para recrear las escenas descritas en el guión.
"Lo más difícil fue conseguir los objetos y ordenarlos. Tenía que peinar, maquillar y armar la escenografía. Fue muy duro pero me gustó el reto”, dice Cristina con cierta timidez.
Como en los anteriores talleres, este año impartieron las clases alumnos destacados de la  ECA que, supervisados por los docentes del área, tuvieron la oportunidad de transmitir sus conocimientos a chicos plenamente interesados en aprender más sobre este campo.
Luis Villagómez, profesor de sonido, afirma  que esta experiencia fue muy enriquecedora, porque se encontró con niños y adolescentes que no ponían límites a su creatividad. Además, al estar tan familiarizados con el mundo audiovisual y la tecnología, para ellos era fácil entender el manejo de los equipos.
Otra de las ventajas de incursionar en el cine a temprana edad, según explica Ávila, es que los menores no sólo despiertan su creatividad, sino que desarrollan su capacidad de liderazgo, son más críticos de lo que ven, y aprenden a trabajar en equipo y bajo presión.  Después de esta experiencia, este grupo de  cineastas novatos  ve las películas desde otra perspectiva, analizando las escenas y todo el trabajo que hay detrás de cámaras antes de llegar a la pantalla grande.
"Al ser alumnos tan receptivos, se empapan con facilidad del lenguaje cinematográfico, rompen  la timidez y se vuelven más propositivos en las clases y, además, empiezan a tomar el mando de sus áreas con autoridad, porque en el rodaje nosotros nos convertimos en sus asistentes”, apunta Kelly Ledezma, profesora de Dirección de Arte.
Una vez terminado el montaje de los cortometrajes, la  ECA se encarga de difundir y promocionar los trabajos en concursos y festivales de cine "para que se reconozca el talento que hay en el país y más que nada en niños que son el futuro del arte”, según  Ivón Márquez, quien este año fue tutora de montaje.

Aunque todavía no se estableció la fecha del siguiente taller para niños y adolescentes, esta institución, pionera en la formación de cineastas en La Paz, continuará con esta  difícil  misión de formar talentos que protagonizarán el cine boliviano del futuro.

Más de  los cursos
Fecha Aunque todavía no se definió la fecha del siguiente taller, prevén realizarlo en enero del próximo año. Por el interés mostrado, posiblemente se realice en Santa Cruz.
 Información Para más información, llamar  a la  ECA al 2000736 o al 2-413101.

Comentarios