Juguetes, un viaje a la niñez en una exposición

Una original muestra en el Museo Nacional de Arte invita a recorrer el pasado de los juegos en el país.
viernes, 20 de diciembre de 2013 · 20:01
Alejandra Pau / La Paz
 A su lado se construyeron los recuerdos más gratos de  generaciones de bolivianos. Con ellos, y entre sus pequeñas manos, los niños jugaban soñando en convertirse en cazadores, maquinistas de trenes, héroes, conductores de autos de carreras, astronautas y en todo aquello que la imaginación infantil, que no conoce de límites, podía concebir.
Juguetes es la exposición  que se puede apreciar  en el Museo Nacional de Arte de La Paz, hasta el próximo 11 de enero. La muestra  es un viaje gratuito a los recuerdos más entrañables de la niñez, cuando todo era posible de lograr a través de los juegos.
 "El juguete es un artilugio para mostrarles a los niños lo que es el mundo de los adultos desde siempre. Los adultos la disfrutan muchísimo, eso quiere decir que el ser humano no ha perdido  la cualidad de volver a ser niño”, explica el artista y director del Museo Nacional de Arte, Édgar Arandia.
   Juguetes y coleccionistas
Un jaguar de madera que conserva sus manchas y un tenue color amarillo, y que se remonta a la época precolombina -cuando no existían ni muñecas o automóviles- es la pieza más antigua en la exposición. Pertenece al Museo de Etnografía y Folklore.  
Una muñeca de cerámica del siglo XVIII es otro de los objetos más antiguos. Su pulcra cabellera y su vestimenta se han mantenido casi inmunes al tiempo por más de 200 años.  
Alrededor de 100 juguetes forman parte de la exposición que se suma a otros cientos de piezas de la famosa marca  Playmobil, con la que    forman un pueblo del lejano oeste con pasos de trenes, fuertes de indios y vaqueros y  una oficina del sheriff, o comisario.
Al lado del pueblo y con las mismas piezas  hay una base de astronautas, un circo ambulante y un barco, cada uno de ellos con los característicos muñecos. La colección pertenece a Rodrigo Bedoya.  
La mayoría de los objetos  proviene  de colecciones privadas y otras datan de la época precolombina, propiedad del Museo Nacional de Etnografía y Folklore.
"Lo que pretendemos con la exposición es que los asistentes reconozcan a ese niño que llevan dentro. Que de  las familias que asistan sean los mayores los que recuerden y los niños los que conozcan cómo se jugaba en el pasado”, explica el responsable de relaciones públicas del Museo Nacional de Arte, Óscar Matos.
Muñecas y miniaturas
 Las muñecas de cerámica y cera parecen atesorar un misterio detrás de sus ojos de vidrio que guarda los secretos contados por las niñas a las que pertenecieron. Vestidas impecablemente, esperan a los visitantes. La mayoría de ellas pertenece a la colección de Salvador Quispe.
"Antes las cosas se hacían para que duren toda la vida”, reza el dicho y no era diferente con los juguetes hechos de materiales macizos muy diferentes del plástico "made in China” que los ha  convertido en desechables.
Con  luces delanteras iluminadas, motor, radiador, muelles y hasta un carburador,  dos de los camiones que circulaban en el país allá  por la década de  los años 30, llaman la atención de los visitantes.
Y no están ausentes los clásicos coches a escala y  cuerda que daban marcha atrás o avanzaban según el cambio de la caja.  
Buena parte de los trenes y automóviles pertenecen al coleccionista Víctor Hugo Valdez.
Otra sección de la exposición está dedicada  a los juegos de antaño, como la choca, el trompo, las canicas o tapitas de refrescos y hasta la pelota de trapo forrada con las medias nailon en desuso de las madres o abuelas.
 Existe, además, una caja musical de dos niveles -que se asemeja a un diorama- con una sala y una especie de comedor cuyos  detalles dorados y  cuadros están hecho con la más fina delicadeza. Según datos del coleccionista Salvador Quispe, se presume que perteneció a una de las hijas del magnate minero Simón I. Patiño.    
Dejando de lado el protocolo
"Mami, yo quiero uno así”, le dice un niño a su madre al ver un Batimóvil de 1969, en el que están sentados Batman y Robin.
 "Les gusta ver los juguetes con los que jugábamos en la niñez. Cuando tenía piezas móviles, ahora ya no son así”, dice una de las visitantes de la exposición,  Susana Iñiguez.

Según Matos y Arandia,   se trata de que el museo deje de ser un lugar "protocolar”, considerado casi una iglesia y se convierta en un espacio de encuentro social en donde la cultura popular y los recuerdos  cobren vida.

Regalos a los  niños
Navidad Además de visitar  la exposición Juguetes, a partir del  viernes 20 los niños  reciben un juguete  de regalo como parte de una iniciativa del Museo Nacional de Arte con el apoyo de la Fundación Estás Vivo.
Fecha y horarios El ingreso a la exposición es gratuito de martes a viernes de 9:30 a 12:30 y de 15:00 a 19:00. Los sábados de  10:00 a 17:30 y domingos de 10:00 a 13:30. La muestra estará abierta hasta el próximo 11 de enero.  
Objetos Los juguetes que  forman parte de las colecciones privadas provienen   de La Paz y Cochabamba.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios