Página Siete recogió testimonios de algunas comunidades próximas al Titicaca

Infanticidio en los Andes

ASESINATO Señalan que algunas familias matan a recién nacidos con discapacidad física, con el argumento de que son un castigo de la Pachamama o signo de mal augurio.
domingo, 22 de septiembre de 2013 · 22:11

 Claudia Soruco  / Achacachi, Huarina, Santiago de Huata

"Es un castigo de la Pachamama”. Con ese argumento algunos pobladores de comunidades próximas al lago Titicaca asesinan a recién nacidos con discapacidades físicas. Habitantes y autoridades aseguran que aunque no hay informes oficiales, ocurren hechos de infanticidio  sin  procesar a los culpables.
"Hay madres que aún no entienden. Hay costumbres que se mantienen, por ejemplo, dice la gente que una mujer embarazada no tiene que acercarse a un chullpar (antigua torre funeraria) porque su hijo podría nacer con algún defecto, lo que no es cierto. Por eso hay algunos que  matan a esos niños al momento de nacer, porque no los quieren criar”, relató Alfredo Mamani (41), dirigente  de las personas con discapacidad de la provincia Omasuyos, del departamento de La Paz.
Página Siete realizó un recorrido el 17 de septiembre  por las poblaciones de Santiago de Huata, Huarina y Achacachi, en la provincia Omasuyos de La Paz, y recabó testimonios de pobladores que aseguran que el delito de infanticidio se perpetra  generalmente por asfixia.
Al consultar sobre los lugares donde sepultan a los menores, Constantino Huanca (67), de Huarina, aseguró que los progenitores  "no  van a los cementerios sino lejos nomás los meten y bajo tierra,  donde sea los entierran”.
Otro anciano del mismo sector, que prefirió mantener en reserva su nombre, dijo que "la vergüenza  de esas madres y el miedo a la crítica” llevan a cometer este delito sobre menores con  deficiencias, y  la justicia "no hace nada”.
La médica y experta en genética toxicológica Noemí Tirado explicó que hay muchos factores que condicionan las malformaciones físicas de los recién nacidos, como la exposición a plaguicidas, el uso de medicamentos por parte de la madre gestante y exposición a rayos X, entre otros.

Entorno internacional
La organización mundial Child Rights International Network (CRIN) estableció mediante una publicación en 2011 que estudios realizados  en la "población aymara de ambos sexos de los Andes de Bolivia mostraron una tasa más elevada de infanticidio de niñas y la explicación fue tanto biológica (malformaciones y partos múltiples) como social (nacimientos ilegítimos, tamaño grande de la familia y pobreza)”.
El análisis establece que las comunidades generalmente no condenaron este modo de asesinatos cuando las razones fueron de tipo biológico, pero raramente lo justificaron en caso de que los argumentos fueran sociales.
"En casi todos los casos los padres que cometen infanticidio  lo hacen simplemente porque no pueden criar a sus hijos en las circunstancias que les impone su condición desfavorable”, detalla  la publicación.
"Una madre no debe hacer eso. Nuestro hijo al final es, nazca como nazca”, dijo Antonia Tapia (37), de Santiago de Huata.
Mamani informó que en  pasados meses se registró un caso de infanticidio en una vivienda muy alejada de la población urbana de Santiago de Huata. "No podemos mencionar el nombre de esa comunidad, pero un niño nació con sus pies torcidos y como no lo querían, lo que han hecho es ahorcarlo, matarlo”, reveló.
"Ocurre este hecho, aunque no hemos recibido denuncias en nuestras oficinas, pero hay la necesidad de socializar la problemática y sensibilizar a las personas para que dejen de pensar que nacer con discapacidad es un castigo”, sostuvo el presidente de la Asociación Paceña en Defensa y Desarrollo de la Persona con Discapacidad, Efraín Vargas.
Por su parte, Nicolás Paredes,  poblador de Santiago de Huata,  manifestó que la falta de educación incide sobremanera para que se registren  estos hechos. "Aunque no hemos escuchado que haya pasado por estos sectores, pudiera ser que se estén dando en otras partes”.
El Código Penal, en su artículo 258 del  título VIII, sobre delitos contra la vida y la integridad corporal, establece que el crimen de  infanticidio ocurre cuando "la madre, para encubrir su fragilidad o deshonra, diere  muerte a su hijo durante el parto o hasta tres días después”. Por tanto, ese hecho tiene una sanción de "privación de libertad de uno a tres años”. 
"Sin duda es un delito que debe ser castigado”, agregó.
Creencias aymaras
El alcalde de Achacachi, Constancio Gutiérrez, explicó que  el nacimiento de un niño o niña con determinada discapacidad física es considerado por sus familiares como un "castigo de la Pachamama”.  "Son creencias que se tienen. Ellos dicen, por ejemplo, que  si  el padre es normal y  la madre también es normal, el hijo que nazca con defectos es considerado como  un castigo por no acordarse de agradecer  a  la Pachamama”, detalló la autoridad, quien destacó que su municipio lleva adelante desde hace un par de años programas de inserción de las personas con discapacidad y la toma de conciencia de la población para el respeto a  ese sector.
La viceministra de Igualdad de Oportunidades, Karina Marconi, descartó  el registro de alguna denuncia de asesinato a recién nacidos por algún tipo de discapacidad física, "pero estamos trabajando en una política pública integral para todas las personas con discapacidad en todo el país”.
La directora del Instituto de Investigaciones Antropológicas y Arqueológicas, Claudia Vincenti, recordó que  en la época del incario "algunas deformidades eran más bien veneradas y se consideraban  como dioses a las personas que las tenían”.

 El caso de   gemelos

Costumbres  El alcalde  de Achacachi, Constancio Gutiérrez, explicó que también en el altiplano se cree que el nacimiento de   gemelos es un castigo de la Pachamama o un mal augurio para la comunidad.
Rituales  Ante el nacimiento de gemelos, la creencia establece que la familia debe asistir a un centro ceremonial para realizar una huajta (mesa de agradecimiento), proteger y mantener juntos a los gemelos.

Comentarios