Entidades y víctimas denuncian vulneración y desprotección

Adultos mayores despojados de sus bienes por sus hijos

La población que sobrepasa los 60 años no cuenta con la atención y protección de las instituciones territoriales que la Constitución y las normas establecen.
domingo, 29 de septiembre de 2013 · 18:17
Claudia Soruco  / La Paz
A sus 78 años y con las pocas fuerzas que le quedan, Gregoria  Chura  deambula por las calles del sector de la Ceja en la ciudad de El Alto para pedir limosna. Le cuesta y le duele recordar que fue despojada y echada por sus hijos de la pequeña vivienda que ella y su esposo construyeron con sus propias manos para acoger a su familia.
"Mis mismos hijos me han sacado de mi casa. No les ha dolido que ya sea una mujer cansada. ¿Acaso para eso criamos a nuestros hijos?”, relata quien hasta hace tres años habitaba junto a tres de sus cinco hijos la precaria y alejada  infraestructura de adobe en el municipio de Escoma, provincia Camacho de la Paz.
Como Gregoria, centenares de ancianos cada año son despojados de sus bienes por disputas de herencia o el simple desapego de su familia, según afirmaron víctimas y representantes de instancias que protegen a este sector.
"Se ha constatado que,  aparte de maltrato físico, psicológico y moral,  los adultos mayores también sufren el despojo de bienes, con más incidencia en el área rural, aunque las cifras no están muy por debajo en el área urbana. Lo paradójico es que la familia, sus propios hijos, son los que los dejan sin sus bienes”, afirmó al respecto el representante de la Defensoría del Pueblo de El Alto, José Luis Hidalgo.
A escala nacional y en lo que va del año, la Defensoría del Pueblo atendió 600 denuncias de derechos vulnerados al adulto mayor. Alrededor del 26% (156) corresponde a despojos de bienes y/o  viviendas, informó Hidalgo.
Cabe señalar que de esa cantidad, un 70% es de casos suscitados en áreas rurales.
El pasado jueves a las 10:30, Justina Quenta (de 82 años), quien sólo habla aymara, y su nieta Isabel (17) se dirigían hasta la Unidad de Protección al Adulto Mayor de la Alcaldía de la urbe alteña en la zona 12 de Octubre, para denunciar que sus dos hijos le despojaron de su pequeña vivienda en la carretera a Viacha, en la ciudad de El Alto.
"Mis tíos le dijeron que se vaya de la casa, porque no hay espacio, así que mi mamá la trajo a mi abuelita a vivir con nosotras, pero ella se quedó sin su casa. No es justo”, cuenta la nieta.
Disputa por la herencia
El despojo a ese sector vulnerable tiene diferentes causas. Una de ellas es que esas  familias  consideran que un adulto mayor debe seguir aportando económica o laboralmente al hogar, así que "cuando no produce es relegado, desalojado o finalmente despojado”, asegura  Sandro Delgado, director general de Niñez, Juventud y Personas Adultas Mayores, dependiente del Ministerio de Justicia.
Los ancianos sufren el despojo de sus bienes cuando son echados "directamente de su casa o poniendo su firma o huella digital en papeles en blanco que después los mismos hijos convierten en documentos de transferencia”, asegura Hidalgo.
Datos alarmantes
Entre enero y agosto de 2013, la Alcaldía de El Alto atendió 1.408 casos de vulneración a los derechos del adulto mayor; 259 de ellos fueron registrados como despojo de bienes dentro de la misma urbe.
"Es una pena que los propios hijos sean los que se cansan de sus papás o de sus abuelitos, así que los llevan a la calle, los abandonan y se quedan  viviendo en esa casa que le costó edificar a ese abuelito. Es así que aumentan los niveles de indigentes en las calles  de la ciudad de El Alto, eso sin duda preocupa”, afirma Filemón Castellón, jefe de la Unidad de Protección al Adulto Mayor de la Alcaldía de El Alto.
La gravedad de las denuncias  por despojos al adulto mayor varía. Castellón asegura que se han registrado hechos extremos de hijos que usaron las huellas digitales de su padre o madre que ya habían muerto para legalizar un supuesto testamento.
La organización internacional HelpAge, que opera en Bolivia con programas que buscan garantizar los derechos del adulto mayor, estableció, en un estudio realizado en 2011, que los derechos más vulnerados de este sector, en las áreas urbanas y rurales del país, son el de  la integridad física, psíquica y moral, el del acceso a la seguridad social y el del uso, goce y disfrute de bienes.
Lo que sucede en el área rural  es que, tras ser echados de sus viviendas, los adultos mayores optan por salir a las ciudades más cercanas; sin embargo, el desconocimiento de sus derechos y en otros casos el analfabetismo les impiden acceder a  instituciones que los protejan, lo que  deriva en que se queden desamparados en las calles.  "Son un sector vulnerable que requiere atención de todo el Estado”, agrega Hidalgo.   
Desconocimiento en el campo

Para las autoridades es necesario realizar una socialización de los derechos e instancias que protegen al adulto mayor, sobre todo en el área rural, donde se registran más despojos a este sector.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios