Pintudos, juguetes de tela ecológica para pintar

La potosina Fabiola Núñez ha creado una marca de artículos didácticos para colorear y que son lavables. Su público son los niños a partir de los dos años.
lunes, 02 de junio de 2014 · 20:23
Alejandra Pau / La Paz
Su mamá no sabía lo que hacía noche tras noche. Algo le quitaba el sueño a su hija Fabiola, una  joven estudiante de psicología. Ella tenía una idea recurrente en su cabeza. Quería hacer juguetes suaves  que se puedan colorear. Así surgió Pintudos.
Son muñecos, cuadernos, aviones, mochilas, carteras, morrales y estuches hechos de una tela blanca en la que se plasman varios diseños, como automóviles, helados, rostros y otros más, con la particularidad de que en su  superficie se puede pintar  y es lavable.
 

La potosina Fabiola Núñez, de 21 años, es una madre joven que ha estudiado diseño de modas y se encuentra elaborando  su tesis para obtener la licenciatura en la carrera de Psicología. Fue justamente el tema de su investigación, sobre juguetes didácticos,  que la llevó a crear un emprendimiento con poco más de 1.500 bolivianos.  

"Es un artículo didáctico porque los juguetes sirven para que los niños plasmen, de alguna forma, las ideas a través de la pintura. Otro de los propósitos es cuidar el medio ambiente. Los Pintudos están hechos de tela ecológica que se obtiene a través del reciclaje de varios elementos”, detalla Núñez.

Con la idea aún no muy clara, hace más de un año  se animó a participar en la feria del Mercadito POP.
 Esencia ecológica
Por esos días   vio en una juguetería  muñecos importados que se podían colorear, pero que eran muy costosos. Pensó entonces que  podía mejorar la idea sumándole el cuidado al medio ambiente.
Santiago, su hijo de casi tres años, pinta un automóvil  -plasmado en una de las hojas  de un libro  para colorear que hace su mamá-. Más allá de respetar los márgenes de las líneas o preocuparse dónde van los colores, le gusta hacer suyo el diseño, siguiendo sus propias reglas.

Hallar una tela reciclada apta para su objetivo y su público no fue fácil. Tuvo que importarla desde Argentina y esperar semanas a que llegue. Por otro lado, el relleno que incluye en  algunos de los artículos está compuesto por fibra de lana.
Mientras esperaba la tela, hizo los diseños que utilizó en la computadora, fabricó también  prendedores y collares con formas de muñecas,  a partir de retazos de telas e inspirada en diferentes épocas de la moda, el mundo animal  y varios países.   
En octubre de 2013 pudo presentar finalmente la marca Pintudos en el Mercadito POP, realizado en la ciudad de   Cochabamba. Los artículos se acabaron en menos de dos días.
 De la idea al apoyo materno

Los libros para pintar fueron los primeros productos que elaboró  desde la costura hasta el acabado final. Todo el proceso recaía sobre sus hombros, pero siempre contó con apoyo de su madre, María de Núñez.
En todo el trajín para concretar la marca, la madre de Fabiola no terminaba de entender la idea de la joven hasta que la vio plasmada en un estuche.
 "La veía afanada, pero nosotros, junto a mi esposo, no captábamos la idea. Se amanecía, yo  estaba muy intrigada, hasta que vi  los libros y los muñecos acabados  y me sorprendí gratamente”, comenta.
 
Desde entonces su madre la ayuda en los acabados. La  señora María aprecia que su hija, teniendo un hijo,  haga su tesis, estudie diseño  de modas y además logre tener un emprendimiento propio con el que está comenzando a ganar algo de dinero.
 


Pintar una y otra vez
Los libros están dirigidos a niños entre los dos años y medio a 12. Los accesorios, dependiendo de su tamaño, amplían su clientela  hasta la pubertad y adolescencia.
La maestra  jubilada de kínder   Sonia Rodríguez   recuerda que adquirió uno de los libros  Pintudos para regalarlo y le pareció una idea genial.
"Lo que un niño hace con sus propias manos es muy diferente a que se le dé algo preparado. Me parece que tiene una intencionalidad poderosa que los niños y niñas  plasmen lo que quieren en la forma en la que quieren”.   

La superficie de los Pintudos puede pintarse una y otra vez  siempre y cuando se apliquen colores acuarelados, de los que se mojan antes de usar. Para retirarlos se limpia la superficie  con un paño húmedo.

Si por el contrario  se desea que el color quede plasmado en el Pintudo se debe colorear con marcadores.

"Para los niños o niñas se trata de personalizar su juguete o su muñeco. Ellos lo pueden hacer a su gusto,  he observado que al saber que es algo que han elaborado, de alguna forma  lo quieren y cuidan más”, finaliza la creadora de Pintudos.

"Es un artículo didáctico porque los juguetes sirven para que los niños plasmen, de alguna forma, sus ideas a través de la pintura”.
Fabiola Núñez. Emprendedora

Un emprendimiento  joven para niños
Contacto Para saber más sobre Pintudos se puede ingresar a su página de Facebook: www.facebook.com/PINTUDOS y a través del correo electrónico pintudoss@hotmail.com.
  Tiendas Los Pintudos   se encuentran en el espacio Creativo IMA,  avenida 20 de Octubre N°2475 (plaza Abaroa) y en la tienda-taller  de Marion Macedo, calle 10 de Obrajes.  
  Costo Los precios de los Pintudos oscilan entre los 25 y  70 bolivianos.

Valorar noticia

Comentarios