El Montículo, el lugar más romántico de La Paz

A propósito de la Primavera y el Día del Amor, los lectores de Página Siete respondieron a la pregunta ¿cuál es el sitio más romántico de La Paz? El mirador sopocachense fue el elegido.
sábado, 20 de septiembre de 2014 · 19:18

Anahí Cazas  / La Paz
Se dice que el  primer beso de amor   nunca se olvida. Si es así, seguramente el Montículo  de Sopocachi   es inolvidable para muchos paceños, quienes encontraron en el parque sopocachense el espacio ideal para  vivir los más intensos momentos de romanticismo.
Este mirador,  que se formó   a causa de  un derrumbe  en el siglo XVI, es  tradicionalmente un refugio para el amor. Los resultados de un sondeo que Página Siete realizó en su sitio web  muestra que el  57,5% de los lectores   seleccionaron al  Montículo como "el lugar más romántico de La Paz”.
  A este primer puesto le sigue el Jardín Botánico (Miraflores) con 10,1% de la votación. El Prado alcanzó el  tercer lugar  con el  8,5%. El cuarto  puesto es para el teleférico,  con 7,7%;  y  el quinto lugar seleccionado por los seguidores de este diario es  el Parque Urbano Central,  con 5,5%.
Vecino de Sopocachi desde hace más de un cuarto de siglo, el artista plástico Alfredo La Placa sostuvo que más que un lugar  romántico, el Montículo es un espacio histórico de La Paz. "Pienso que el Montículo es un pedazo de naturaleza de la ciudad. Tiene un hermoso mirador. Es un verdadero monumento y referente de la ciudad  de La Paz desde su fundación”, aseguró.
 No por nada  el poeta Jaime Saenz,   en su libro Imágenes paceñas,  describió el Montículo como  parte de la identidad de la urbe:  "Es éste el más paceño de los parques... donde se ofrece el más imponente panorama”.
      
Para el crítico de música y vecino del barrio de Sopocachi, Walter  Puka  Reyesvilla, los paceños consideramos  al Montículo como el lugar más romántico porque es la referencia de  Sopocachi,  que es, por excelencia, el barrio  bohemio de ciudad.
"Los habitantes del barrio de Sopocachi se caracterizaron por incursionar  en la poesía y la música, y todo ese ambiente bohemio   se ha  materializado  en   este mirador”, opinó Reyes Villa, quien  admitió que en varias ocasiones  también visitó el parque con su pareja.
El nombre oficial del Montículo es Néstor Portocarrero, en homenaje al  compositor del famoso tango Illimani. Tradicionalmente, el parque fue fuente  de inspiración para  personalidades, como  el artista plástico Cecilio Guzmán de Rojas o el  escritor Julio de la Vega. Pero, ante todo, el sitio  fue -y continúa siendo- testigo y cómplice de  declaraciones y juramentos de amor.
Sin duda, el escritor    Wálter Montenegro tenía razón al definir al Montículo como "el nido de amor de la ciudad”.

 El  Montículo

Es éste el más paceño de los parques, con ocultos vericuetos, con/ misteriosos senderos que suben y bajan, y con una plazoleta circular, /  abierta a las montañas del sur, donde se ofrece el más imponente/  panorama que imaginarse pueda.
Una de las particularidades del Montículo es sin duda el reloj, /  que descansa sobre una estructura metálica, montado en una caseta/  de madera y sin muchas pretensiones. Pues ha de saberse que este/  reloj es uno de los más antiguos de la ciudad y el que mejor se/  conserva, señalando desde hace muchos años y con toda exactitud/   las horas, las medias y los cuartos, con campanadas que, en días/  nublados, se escuchan a gran distancia.
El Montículo, con todo su encanto y tradición, es el distintivo/  de la zona de Sopocachi. Y curiosamente, la topografía de la ciudad/  se reproduce aquí, en pequeño por supuesto, con una fidelidad/  que sorprende y desconcierta.
Imágenes paceñas, del escritor y poeta Jaime Saenz.

"El Montículo de Sopocachi es un verdadero monumento y referente de la ciudad  de La Paz desde su fundación”.
Alfredo La Placa

"Sopocachi se caracterizó por incursionar  en la poesía y la música, y todo ese ambiente bohemio   se ha  materializado  en   este mirador”.
Walter "Puka” Reyesvill

"A medida que descendían las sombras del anochecer...  el Montículo se cerraba en sí mismo como el nido de amor de la ciudad”.

Jardín Botánico de Miraflores  
El Jardín Botánico, ubicado en la zona de Miraflores, es el segundo lugar más romántico de La Paz.  Es considerado un oasis de la ciudad por sus riqueza en flora. Cuenta con  mil especies de plantas,   de las cuales 100 están en peligro de extinción. Se pueden apreciar   las palmeras, rosales, cactus, orquídeas y muchas otras traídas desde zonas como  el Chapare, Valle Grande, el Chaco y las zonas subtropicales  de Bolivia.

El paseo de El Prado paceño
 Este paseo es el tercer lugar más romántico de La Paz. Desde que se pensó en su construcción en 1817, el paseo de El Prado concentró la vida social de los ciudadanos paceños y de personajes que formaron parte de la historia de Bolivia a lo largo de décadas. A principios de 1900 ya era recorrido por elegantes parejas.  El paisaje de El Prado  fue visto  por el Che hace alrededor de 40 años desde alguna ventana del Hotel Copacabana.

Las cabinas del  teleférico
Tras su inauguración,  el teleférico se convirtió en un sitio donde acuden los novios y los  recién casados para efectuar su primer paseo nupcial, mientras contemplan la vista panorámica y majestuosa de la ciudad.   Primero a la línea Roja y ahora a la Amarilla,  las parejas, en especial  los jóvenes,  optaron por viajar en las cabinas, que unen las ciudades de  La Paz y El Alto.

El paseo del Parque Urbano Central
El Parque Urbano Central de La Paz es un área de  39 hectáreas que se constituye en el mayor espacio de esparcimiento para los habitantes de la ciudad. Comienza en el paseo Núñez del Prado y abarca la plaza Camacho, el Teatro al Aire Libre Jaime Laredo, la Cúpula de Adobe, la cancha Zapata, el campo Ferial del Bicentenario y  el paseo Paseo Balcón. Una parte de este espacio es destinado a ferias y encuentros culturales.

 

19

Comentarios