Eco Tambo, una feria ecológica potencia a pequeños productores

En la Casa de los Ningunos se comercializan, todos los sábados, hortalizas y frutas obtenidas a través de la agricultura en zonas periurbanas de la ciudad de El Alto.
viernes, 09 de octubre de 2015 · 20:36
Alejandra Pau / La Paz
 Todos los sábados, en el barrio paceño de  Sopocachi, se lleva a cabo una feria   donde la producción ecológica de El Alto se convierte en el exponente de la agricultura urbana y la comida saludable  que llega a los consumidores sin intermediarios. Su nombre es Eco Tambo-Tejiendo transiciones.
 Oca,  pimiento morrón,  huevos ecológicos,  frutilla,  lechuga,  berenjena, forman parte de la oferta que es entregada a los consumidores de las manos que las han cultivado. El concepto de Eco Tambo es ofrecer productos de  estación y uno de los alimentos estrella es el chilto -fruta con propiedades antioxidantes-.      
  La idea, que lleva más de un año, surgió en la Casa de los Ningunos, un colectivo que se enfoca en promover una mejor calidad de vida a través del respeto a la naturaleza y  la comida consciente y saludable. Ahí es donde todos los sábados, de 11:00  a 15:00, se realiza el Eco Tambo.
 Una de las impulsoras de esta iniciativa es  la fotógrafa brasileña  Katyussa Veiga que, junto a Fabrizio Uscamayta, de la  Casa de los Ningunos, pusieron en marcha el proyecto. La idea surgió cuando Veiga trabajaba en un programa de voluntariado del Servicio Internacional Británico enfocado a la apertura de mercados para la producción ecológica y urbana de El Alto.
 Su nexo con las productoras fue el Centro de Formación y Capacitación para la Participación Ciudadana (Focapaci). Actualmente, tres asociaciones de las zonas periurbanas de El Alto participan en el Eco Tambo junto a la organización ecosocial  Flor de Leche: Asociación de Productores en Agricultura Urbana Alteña (Apaua), Asociación de Productoras de Animales Menores y Hortalizas (Aprodamh) y Buena Amistad.
    "La mayoría de las personas que integran las asociaciones son mujeres y se encuentran en situación de vulnerabilidad. Ellas y sus familias   fueron nuestra prioridad desde el inicio.  En julio se sumaron  las tres asociaciones y Flor de Leche (...). Todo el proceso de producción es realizado de manera ecológica, no se utilizan químicos”, explica Veiga.
        Son pocos los   productores que se dedican a comercializar el resultado de su esfuerzo , cada asociación cuenta con representantes para la venta. Cada uno de ellos está a  cargo de la producción de varios miembros de sus asociaciones. Todos los  sábados, al menos  dos productores de cada agrupación  venden en  la feria.
 El objetivo de abrir mercados está funcionando en Sopocachi, según  sostiene Veiga, ya  que es uno de los barrios que consume más alimentos obtenidos en forma ecológica.  
Calidad y la puesta en valor
         
 La  fase piloto de la feria   inició  el 9 de mayo. El  relanzamiento con el nombre de Eco Tambo se llevó a cabo el 21 de julio. Uno de los principios que se implementa en el proyecto  es que los productores garanticen su alimentación a través de su producción y que sólo el excedente sea comercializado.
 
     Al momento de realizar el acopio de la producción,  Focapaci  se encarga de hacer una revisión de calidad de los alimentos.   
   "El beneficio inicial que obtienen las productoras es generar recursos por la venta. Pero existe otro beneficio que se da a partir del relacionamiento con las personas que les compran, ellas sienten la valoración que tienen los consumidores hacia los alimentos saludables. Eso ayuda a elevar su autoestima”, afirma la técnica del proyecto de Agricultura Urbana de Focapaci, Patricia Gutiérrez.
Intercambio de relaciones
 Veiga añade que  el Eco Tambo no es intermediario de productos, lo es de relaciones humanas entre los productores y consumidores. Por ello, la intención no es competir con los precios o la oferta de  mercados como el de Sopocachi, aunque los costos no superan a los  de ese centro de abasto.
Para los miembros del Eco Tambo se trata de rescatar aquella forma en la que se daban las relaciones en  los tambos de antaño. En donde funcionaban diferentes dinámicas relacionales y  que en este caso comprenden a productores, la Casa de los Ningunos y los compradores. "Trabajamos desde la complementariedad”, dice Veiga.
Una de las compradoras frecuentes  de la feria  es la señora Rosa Asiama, oriunda de Beni, que vive en La Paz hace ocho años. "Lo que más me gusta es que los alimentos son cultivados por gente que no tiene tantos recursos o tecnología y es una forma de incentivar la producción ecológica”, cuenta.  
   Miembros del colectivo preparan comida consciente para la venta y  dictan talleres. También participan iniciativas relacionadas, como chefs que se presentaron en el Saborea y Vive La Paz, heladerías, entre otros.  
 "Aprovechamos para que también sea un espacio de concienciación sobre la comida consciente y los hábitos de consumo. Es un movimiento integral que se genera porque también intercambiamos y compramos los alimentos de los productores”, finaliza la  coordinadora del proyecto Comida Consciente,  Ángela Guerra.

 Cada sábado, como dicen sus creadores, se lleva a cabo mucho más que la compra y venta de hortalizas.

Las  coordenadas
Dirección La Casa de los Ningunos queda ubicada en la calle Rosendo Gutiérrez 696, entre la avenida Ecuador y Abdón Saavedra, zona de Sopocachi, La Paz.
     Horario El Eco Tambo se realiza todos los sábados de 11:00 a 15:00. Como la producción no es masiva, para encontrar una mayor variedad es necesario asistir temprano.
Redes El Eco Tambocuenta con un  perfil  en Facebook:  www.facebook.com/feriaeconingunos.

 

2
1

Comentarios