El fotorreportaje, un taller que enseñó a capturar el valor del momento

20 profesionales de la fotografía dedicaron cinco días de intensivo trabajo a investigar varias temáticas y mostrarlas a través de imágenes que tienen una propuesta diferente.
martes, 10 de marzo de 2015 · 20:23
 Alejandra Pau / La Paz
 "Los fotoperiodistas hicieron historias profundas y salió muy buen material”, dice el fotógrafo chileno Miguel Ángel Larrea sobre el taller intensivo "El valor del momento” que dictó, durante cinco días, junto a su colega la estadounidense Sally Stapleton, dirigido a 20 fotógrafos y editores  fotográficos de Bolivia.
Durante el taller, los participantes trabajaron una temática a profundidad dentro del género del fotorreportaje.  Los resultados, según los facilitadores, que cuentan con una amplia trayectoria, fueron interesantes y con mucho contenido.
 Larrea, fotógrafo, periodista y profesor del la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile, cree que hay una visión que excede la realidad boliviana y que es transversal en varios países. En ella prima el criterio de una fotografía plana y que no siempre tiene un contenido.   
"Curiosamente, estamos en un mundo de imágenes donde éstas se han vuelto cada vez más desechables, con menos calidad, menos presión, interés y profundidad, y ésa es la imagen que finalmente se publica. Lo que nosotros tendríamos que hacer es interesar al público”, argumenta Larrea,  también editor fotográfico de Medios Regionales de El Mercurio.
Para cambiar esa visión de fotografía,   la forma en que se hace el registro es vital. Se puede lograr una imagen diferente utilizando criterios de estética, tomando en cuenta el contenido y la  profundidad. 
Si el fotógrafo se encuentra en la firma de un convenio entre un sindicato de trabajadores y el Gobierno, no buscará la imagen en la que se plasma la  rúbrica.
Podrá  buscar, sin embargo,  los gestos de los representantes  antes de darse la mano o la fuerza con que lo hacen."La fotografía está. Yo la veo todos los días y si no está, ve y hazla de nuevo” concluye Larrea.
En busca del contenido
 En busca de ese contenido fueron los participantes del taller. El  fotoperiodista de Página Siete Freddy Barragán y el editor de fotografía,  Fredd Ramos,  mostraron una faceta diferente de dos personajes conocidos.
 Ramos se centró en la cotidianidad de las Cebras, más allá del trabajo que las transforma, día a día, en  entrañables personajes.
Fue Gerardo Reimeiro Mamani, de 20 años, estudiante de fisioterapia y Cebra, quien mostró a Ramos otra faceta de su vida.   
 "Las Cebras son hombres y mujeres  que están muy identificados con el servicio a la comunidad. Gracias a ello establecen fuertes lazos entre ellas y con los paceños”, detalla Ramos. 
 La preocupación que  los padres de Gerardo tenían sobre su  futuro se disipó el día en que llegó con su traje de Cebra, algo que los sorprendió. 
 Stapleton, editora internacional de Fotografía en The Day y exsubdirectora fotográfica de The Associated Press, explica que la base para los trabajos son las ideas que reflejen hechos. 
 "Fue un proceso intenso en el que demandé ideas: una explicación sobre lo que deseaban hacer y, al mismo tiempo, algo  novedoso. Este grupo me dio una gran respuesta”, apunta Stapleton.
 En su opinión, los fotógrafos necesitan llegar  a tiempo para establecer la forma en que se hará el trabajo y seguir a su intuición para conseguir la imagen que necesitan. El hecho de que sea muy fácil  obtener una imagen en la calle no significa que será la mejor. Por ello, es clave la intuición.
 Para ella, los trabajos mostraron profundidad con respecto a temas que tal vez se han abordado antes en Bolivia, pero con mayor riqueza y revelando facetas no tan conocidas. De eso se trata el  valor del momento.
  Barragán profundizó  en la vida  familiar de una de las cholitas luchadoras que se han convertido en un atractivo turístico en La Paz.
"Juanita la Cariñosa es aguerrida en el cuadrilátero, pero yo quería mostrar el trato que tenía con sus hijos de tres y 14 años, sus entrenamientos y cómo hacía para sobrellevar dos facetas tan diferentes”, indica Barragán.  Su esfuerzo, el ejemplo e inspiración que significa para sus hijos fueron retratados por el fotoperiodista. 
Stapleton y Larrea esperan que el trabajo iniciado en el taller sea continuado por los participantes y que el resultado, obtenido en cinco días, sea publicado por los medios en los que trabajan.
 Además del taller se realizó una revisión de portafolio  en el que participaron varios   fotógrafos, entre ellos  Vassil Anastasov.
 "Tal vez muchos fotógrafos no sabemos hacer una buena edición  de nuestras fotografías. Tener la oportunidad de mostrar nuestro trabajo y escuchar la opinión de los editores es invaluable”, dice.
En su caso, y con una trayectoria de alrededor de 30 años,  reconoce que la revisión del portafolio sirvió, más que para la edición fotográfica, para aclarar  dudas y decidir cómo mostrará su trabajo en una futura exposición. La respuesta está en seguir a su corazón y hacer lo que siente.
El taller fue organizado por Acción Cultural y la Fundación para el Periodismo, y contó con el  patrocinio de la Embajada de EEUU y la CAF.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios