Un catálogo registra 15.345 especies de plantas en Bolivia

Se trata del Catálogo de Plantas Vasculares de Bolivia, que incluye el 85 % de la cantidad total de plantas del país.
viernes, 10 de abril de 2015 · 20:32
  Daniel Hinojosa / La Paz
 La necesidad de  conocer la cantidad de especies de plantas que se localizan en Bolivia motivó a un grupo de investigadores e instituciones a elaborar el Catálogo de Plantas Vasculares de Bolivia que registra 15.345 especies  distribuidas en el país. La obra incluye aproximadamente el 85 % de la cantidad total estimada en el territorio nacional. Esta investigación posiciona al país entre los 12 con mayor riqueza de plantas en el mundo.
  El trabajo de investigación realizado a lo largo de 15 años fue compilado en dos tomos. La obra se la publicó de forma oficial el año pasado. El último trabajo referido a esta temática es el Catálogo Foster de 1958, que incluía 9.431 especies. "Un país tan diverso como Bolivia necesitaba con urgencia un trabajo como éste”, asegura el docente del Instituto de Ecología de la Universidad Mayor de San Andrés, Stephan Beck.
 La directora del Herbario Nacional de Bolivia, Rosa Isela Meneses, detalla que la investigación cataloga a 14.163 entre especies endémicas, halladas sólo en Bolivia, y especies nativas, que pertenecen al país pero están en otros lugares; 694 especies cultivadas, sembradas en Bolivia; 267 especies adventicias, introducidas de otros países; y 221 especies naturalizadas, establecidas en el país. Estos resultados reflejan la riqueza de la biodiversidad de país.
 "El 15 por ciento de las especies que faltan registrar incluyen especies nuevas para la ciencia. No se las registró debido a la dificultad que presentan las zonas donde se encuentran, principalmente ubicadas en áreas montañosas de los Yungas y en las llanuras amazónicas del norte de Bolivia. A pesar de que falta un pequeño porcentaje, Bolivia se ubica entre los 12 países con mayor riqueza de plantas en el mundo”, asegura Meneses.
 En el Catálogo de Plantas Vasculares de Bolivia se describen referencias bibliográficas, sinónimos, información sobre la distribución geográfica, tipos de vegetación, distribución altitudinal y formas de vida. Además, se pueden hallar mapas que hacen referencia a las zonas donde se encuentran distribuidas las especies de plantas y donde se presentan los vacíos de esta riqueza natural.
  El investigador del Herbario Nacional de Bolivia, Alfredo Fuentes, explica que este tipo de información es útil para botánicos, agrónomos, forestales, agricultores, ecólogos, entre otros. Muestra el potencial de las plantas en Bolivia como recursos genéticos, maderables, ornamentales, medicinales, etc. La información sobre usos o roles biológicos y ecológicos puede ser orientada o aproximada a partir del nombre científico de la planta.
 "Por ejemplo, en el catálogo están registradas 23 especies de maníes silvestres y sólo 12 se conocen en Bolivia. Las poblaciones silvestres de estas 23 especies son recursos importantes para efectuar mejoramiento genético del maní cultivado, para incrementar su producción y mejorar su resistencia frente a las plagas o a los efectos del cambio climático”, expone Fuentes.
 Causas de extinción de algunas especies
Los procesos de deforestación y ampliación de la frontera agrícola en el territorio nacional ocasionan que las diferentes especies de plantas estén en riesgo de extinción. Entre las zonas identificadas con este tipo de peligro se encuentra la Amazonía boliviana, denominado como un lugar poco explorado botánicamente.
"Las plantas que están en peligro de extinción afectan de forma directa a los humanos porque tiene una función ecológica, principalmente en la captación de agua. El hecho de que estén en peligro de extinción nos indica que hay procesos ecológicos que pueden afectar a la forma de vida de la gente”, indica Fuentes.
  En las últimas décadas, el Herbario Nacional de Bolivia instaló parcelas de monitoreo de plantas en las áreas altas de las montañas y cerca de bofedales. Estos instrumentos de trabajo fueron estratégicamente localizados en zonas alejadas de población, con el propósito de evitar el contacto humano-plantar y obtener  aportes para el estudio de las plantas en nuestro país.
  "El año pasado, en Apolobamba nos hemos percatado que la gente estaba abriendo caminos con el objetivo de buscar oro y esto afecta de forma directa a las parcelas de monitoreo. Este tipo de actividad hace que obtengamos resultados erróneos. Ahora  estamos trabajando en un estudio para conocer si el cambio climático afecta a las plantas”, explica Meneses.
El Catálogo de Plantas Vasculares de Bolivia se ha realizado en colaboración entre el Herbario Nacional de Bolivia, Herbario Forestal Martín Cárdenas, Herbario del Oriente Boliviano, Jardín Botánico de Missouri y Jardín Botánico de Nueva York. La información que contiene esta investigación representa el esfuerzo realizado por especialistas botánicos nacionales e internacionales.
 La investigación está disponible en versión digital ingresando al portal http://tropicos.org/Project/BC.

Rumbo al estudio de la flora de Bolivia

 

El Catálogo de Plantas Vasculares de Bolivia es la base para la elaboración de una investigación acerca del estudio de la flora de Bolivia. También  esta obra sirve como base para futuros estudios de las plantas vasculares presentes en el país.
 Stephan Beck, docente del Instituto de Ecología de la Universidad Mayor de San Andrés,  explica que el Catálogo de Plantas Vasculares de Bolivia es una base fundamental para comenzar un estudio más detallado de la flora de Bolivia debido a que ya se conocen los lugares donde se encuentra la riqueza y se identificaron los vacíos de riqueza natural.
 "Este estudio de la flora de Bolivia se podrá describir a la familia, tipos, géneros, especies más especificas y una clave dicotómica que ayuda a diferenciar las especies y una distribución de donde están. Pero, para llevar adelante esta investigación estamos buscando apoyo económico, no es fácil terminar este tipo de investigaciones. Además, se necesitan profesionales taxónomos, que actualmente hay pocos en el país”, indica Beck.
Según el investigador  Alfredo Fuentes, el estudio de la flora de Bolivia demorara tres décadas en concluir.

13
6

Comentarios