Los insólitos objetos del canal Saint Martin

Es uno de los paseos más visitados de París, Francia. Los trabajos de limpieza en el canal han revelado su condición de cementerio de cachivaches y bicicletas.
martes, 19 de enero de 2016 · 00:00

Flavia de Farraces  / París

Los trabajos de limpieza del parisiense canal Saint Martin, de costumbre uno de los paseos más agradables de la capital francesa, han revelado su condición de cementerio de cachivaches inusitados como una decena de cajas fuertes, una silla de ruedas y numerosos árboles  de las pasadas navidades.

No lejos del estanque donde la protagonista de la película Amélie se divertía lanzando piedras que rebotaban, máquinas excavadoras y grúas se afanan este mes sobre el lecho fangoso del canal para rescatar 5.000 metros cúbicos de desechos, sobre todo bicicletas y el propio lodo. 

AFP / La última gran limpieza del canal Saint Martin se realizó hace 15 años.

 "También hemos encontrado objetos peligrosos como un fusil y un revólver, que han sido entregados a la Policía”, detalla a EFE Jean François Rauch, responsable de los grandes canales de París.

En comparación con la última gran limpieza hace 15 años, Rauch destaca una elevada cifra de botellas, que atribuye a la transformación del barrio en uno de los más frecuentados por los jóvenes para divertirse. Sus márgenes vertebran una de las zonas más dinámicas de la ciudad de la luz.

Mientras algunos trabajadores se concentran en los desperdicios, otros terminan de drenar el agua con bombas para que no se mezcle con el lodo tornándolo más líquido, explica Rauch. En total, van a vaciar 90.000 metros cúbicos de agua.

Más tarde, los materiales cruzarán el Sena en barcas hasta llegar a un basurero donde serán reciclados. A pesar de la profusión de objetos que han salido a la luz, asegura que las aguas no están especialmente contaminadas. La recogida de residuos sigue al drenaje parcial del canal y la captura de los peces con campos eléctricos que los atraen.

AFP / Entre los objetos hallados durante la limpieza del canal Saint Martin, en París, figuran una decena de cajas fuertes, una silla de ruedas, una gran cantidad de botellas y árboles de las navidades pasadas.


Así, un grupo de expertos ha recuperado más de 1.250 kilos de 15 especies distintas, sobre todo carpas y gobios, que se depositan de forma temporal en el estanque de la Villete, al noroeste de la capital, apunta Matthieu Blanchard, uno de los responsables de Aquabio, la empresa encargada de esa pesca.

Aunque en el filme de Jean-Pierre Jeunet la pequeña Amélie Poulain vio a su madre arrojar su pez rojo de tendencias suicidas al canal, en sus aguas únicamente se ha hallado una especie doméstica, la "muy cara y codiciada” carpa japonesa koi, resalta Blanchard.

La renovación del canal, inaugurado en 1825, concluirá con el lavado y reparación de las ocho esclusas, la etapa más larga y complicada de un proceso que durará tres meses y costará 9,5 millones de euros. "Esta fase ocupa la mayoría del tiempo porque hacemos un enorme trabajo de recambio de piezas, con varios equipos que trabajan a la vez”, señala.

La operación ha transformado una de las vistas más cautivadoras para residentes y turistas, que estos días se asoman desde uno de sus puentes de acero de mediados del siglo XIX para contemplar los nudos de artilugios que amasa el cieno.

EFE / Los materiales serán llevados a un basurero para su reciclaje.


"¡Hay hasta una moto!”, exclama el sexagenario Philippe Michel mientras señala el hallazgo a su amigo. "¡Siento vergüenza!”, se indigna este vecino del barrio, "lo hemos convertido en nuestro basurero”.

Le acompaña Pascal Boisard, de 67 años, para quien "cada vez que lo vacían aparece igual de sucio”. "Aunque antes no había tantas bicis”, matiza en relación con la creación hace menos de una década del servicio municipal de este medio de transporte.

Impulsado por Napoléon para remediar la escasez de agua potable en la metrópoli, sus 4,5 kilómetros de largo volverán a estar disponibles para la navegación turística y particular a principios de abril.

"Me hubiera gustado verlo en su estado natural, pero por otra parte es una ocasión única”, reflexiona Jennifer Hung, turista taiwanesa de 26 años, mientras sigue con la mirada el avance de la excavadora. Frecuente plató cinematográfico, el canal hace piel nueva para seguir fascinando a sus visitantes (EFE).

 

EFE / Los márgenes del canal vertebran una de las zonas más dinámicas de la ciudad de la luz.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

63
2

Comentarios