La boliviana que conducirá un auto lunar en una competencia de la NASA

La paceña Alina Santander, de 16 años, participará en abril del desafío Human Exploration Rover Challenge, de la NASA. Actualmente busca patrocinadores para lograr su cometido.
miércoles, 27 de enero de 2016 · 00:00
Alejandra Pau / La Paz

Alina Santander Vinokurova cuenta con 16 años y este 2016 tiene la cita más importante de su vida. En abril  deberá pilotar un automóvil lunar que tiene previsto construir junto a su equipo  en el desafío Human Exploration  Rover Challenge de la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio), evento que se realizará en Estados Unidos. Antes de ello, enfrenta el reto de conseguir patrocinadores que hagan posible su viaje.

El desafío organizado por la NASA se llevará a cabo del 7 al 9 de abril en el Space & Rocket Center en Huntsville, Alabama. La competencia  se enfoca en los planes que tiene esta institución en  explorar planetas, lunas, asteroides y cometas que forman parte de nuestro sistema solar.

La competencia anual, conocida previamente como Great Moonbuggy Race (Gran Carrera de Vehículos Lunares),   incluye a equipos estadounidenses e internacionales en dos categorías: estudiantes de colegio y universitarios. El objetivo   es  imitar retos a los que se enfrentan los ingenieros que  diseñan rovers para futuras misiones de exploración a una variedad de cuerpos celestes, según refleja el  artículo Acerca del Human Exploration Rover Challenge de  la NASA, publicado por la institución en su portal web.     



Construcciones espaciales

Esta paceña,  estudiante de quinto de secundaria del colegio Amor de Dios, ha obtenido la medalla de oro  en astronomía y astrofísica  representando a La Paz en   la Olimpiada Científica Estudiantil en 2015. El pasado año su madre, de nacionalidad rusa, se enteró por la versión digital de un medio impreso de su país de las actividades que se realizan en el  campamento Space Education  en Alemania.

Alina aplicó  y fue seleccionada.  Llegó hasta la ciudad alemana de Leipzig para ser parte del campamento, en donde fue la única boliviana. Al saber cuatro idiomas (ruso, alemán, inglés y español)  se relacionó con  jóvenes de  varias nacionalidades y aprendió  durante dos meses cómo se construye y conduce  un automóvil lunar. Y será  exactamente    lo que tendrá que hacer en la competencia de la NASA dentro de tres meses.  

"Uno de los objetivos del campamento es que se formen grupos que participen de la competencia de la NASA, que consiste en construir y manejar, a propulsión humana, un auto lunar. Cada vehículo debe ser conducido por dos miembros del equipo a través de una pista de obstáculos, yo seré una de las encargadas de la conducción”, detalla la joven.

El automóvil diseñado y construido por el equipo, de seis jóvenes,  deberá ser manejado por un hombre y una mujer por un campo -de alrededor  800 metros- que simula un terreno extraterrestre con cráteres, curvas cerradas,   inclinaciones y ascensos, entre otros.

El vehículo que aprendió a construir y conducir tienen un tamaño similar al de una bicicleta y dos asientos, en los cuales se ubican los pilotos para impulsar su movimiento a través de pedales.

 


Recuerda que conoció, junto a los participantes internacionales, empresas alemanas donde  se construyen  piezas y se reciclan otras para la fabricación de los vehículos. Durante su estadía fue entrevistada por medios de comunicación de Alemania en los que expresó su sueño de llegar al espacio.

Actualmente, el trabajo que realiza junto a su equipo se hace a través de  Skype; durante las comunicaciones  se asigna tareas a los  miembros. Alina,  además de  conductora, es la  encargada  fabricar  una pieza del vehículo.

"Es una pieza que une la parte delantera   con la trasera. Tengo los esquemas, sólo me falta  que envíen la vista  en 3D. Debe  ser fabricada en metal o un plástico de alta resistencia,  para ello necesito la ayuda de  una empresa que trabaje  con metales”.   

En abril -según tiene conocimiento- será la única participantes boliviana en esta competencia. Como pasa con otros competidores de países en los que el número de miembros  es insuficiente para conformar un equipo, ellos se unen a otros, cuya  mayoría de integrantes comparten una nacionalidad y/o tienen  un  tutor que  se encuentra cerca de esa nación.

Por esa razón, Alina estará en el equipo de Italia, pero en lo que más piensa es en tener un traje especial  que lleve la bandera boliviana y que  sea visible  ante  millones de espectadores que, como le han informado, tiene este evento al ser transmitido por la NASA, canales de televisión e internet. Su plan, como hacen competidores de diferentes disciplinas, es llevar el nombre de las empresas que la apoyen en el traje. 
 

 


Bolivia necesita patrocinadores

"Lo que necesito es financiar mi viaje hasta Huntsville. Es un gasto muy fuerte para conseguir la vestimenta, la visa,  la estadía, la alimentación, la inscripción a la competencia -que son 150 euros-. Por lo que estoy buscando patrocinadores que me apoyen”, sostiene Alina.  

De momento, la joven a conseguido media beca para entrenar en un gimnasio y los pasajes hasta Miami, que serán cubiertos por la empresa BoA. Ha solicitado el patrocinio  de la Agencia Boliviana Espacial para que la apoye con el traje de competencia, pero aún no tiene respuesta.

Tanto Alina como su madre expresan el deseo que de exista el apoyo gubernamental a su cruzada y que de esta forma  la joven logre conducir el automóvil lunar y represente a Bolivia. Ella desea más que nada aprovechar la oportunidad   de representar a su país en el desafío de la NASA.

"El mismo término NASA  es algo que sabes que es muy grande,  esta es una oportunidad que -de alguna manera- marcará mi futuro. Pero, además,  se trata de trabajar en el campo de la  innovación o tecnología en Bolivia, junto a otras personas que desean lo mismo para mi país. El cielo es el límite”, finaliza.

 Sobre la participante  y el desafío

  • Patrocinio Alina Santander tiene una página en Facebook para recibir apoyo de personas o empresas interesadas: Alina for NASA (www.facebook.com/alinafornasa) y también cuenta con el  correo electrónico: alinasandra18@gmail.com.
  •  Contactos Para conocer más sobre el desafío de la NASA, se puede ingresar a su página web:  www.nasa.gov/roverchallenge/home. Para saber más sobre el campamento Space Education en Alemania: www.spaceeducation.de.
  • El desafío La primera versión de Human Exploration  Rover Challenge de la NASA  se realizó en 1994, su nombre actual fue puesto en   2014.
  • Origen  La primera carrera, en 1994, se celebró el 16 de julio en el 25 aniversario del lanzamiento del  Apolo 11. Contó con seis equipos  universitarios.
  • Ganadores  El criterio con que se definen los ganadores está enfocado en el tiempo de construcción del vehículo y el menor tiempo de recorrido  en el campo de obstáculos. Los premios de los tres primeros lugares  del desafío han variado con los años. Versiones anteriores  han incluido premios en efectivo, excursiones al  lanzamiento de transbordadores, entre otros.
 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

91
2

Comentarios