Tras 34 años de democracia aún quedan temas pendientes

Activistas identifican problemas en la administración de justicia, en la búsqueda de los desaparecidos, en la desclasificación de archivos de las FFAA, y en la independencia de organizaciones de base.
lunes, 10 de octubre de 2016 · 02:00
Pablo Peralta M.  / La Paz
 
El 10 de octubre de 1982, Hernán Siles Zuazo asumió la presidencia después de que el general Guido Vildozo le entregara el poder. Pasaron 34 años desde aquella fecha y si bien se registraron avances también se identifican deudas pendientes que quedan por saldar.
 
¿Cuáles son los déficits que se detectan? La   administración de justicia, el tema de los desaparecidos, la cuestión de la  desclasificación de  archivos de las Fuerzas Armadas y el debilitamiento de organizaciones de base. 
 
Los desaparecidos
 
En 2007, la  Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Mártires por la liberación Nacional identificó que en Bolivia se registraron  110  desaparecidos de manera forzosa, durante 27 años de regímenes de facto. 
 
El  caso de Marcelo Quiroga Santa Cruz es el  más emblemático.  El líder  fue asesinado el 17 de julio de 1980. La reunión en la que participaba  en la sede de la Central Obrera Bolivia (COB) fue intervenida de forma violenta. Ese día estalló  el golpe de Estado de Luis García Meza. Sin embargo, pese a que tres generaciones de su familia trabajan en la búsqueda, aún no se da con los restos del líder socialista.
 
"En el tema de los archivos no se ha avanzado nada. Sabemos que  mataron a Marcelo  y hasta ahora no se hace nada, no se encuentran sus restos. El tema de la comisión de la verdad tampoco ha avanzado nada,  debería avanzar ahora que vivimos en democracia, pero no se hace nada”, afirma Julio Sevilla, representante de las  víctimas de la dictadura.
 
 
Justicia para las víctimas
 
La expresidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, Yolanda Herrera, sostiene que un déficit que se registra está en la administración de justicia para con las víctimas, dado que una democracia está basada en el Estado de derecho y en el respeto a los derechos humanos.
 
"Para que se profundice la democracia uno de los grandes déficits es  el ámbito de la administración de justicia, porque para equilibrar la situación de vulneración de derecho humanos, situación de víctima en indefensión y para equilibrar y lograr real justicia, ésta tiene que ser pronta y objetiva y  es  la base de la  democracia”, asegura. 
 
Al respecto, el sacerdote jesuita y antropólogo Xavier Albó sostiene que cambiar el sistema judicial es una de las tareas más complejas a realizar. Él lo explica  en sus palabras: "La justicia ha sido la parte más difícil de construir en Bolivia, ni la justicia oficial ni la comunitaria son suficientes”.
 
Sevilla sostiene que las víctimas piden un resarcimiento porque en los periodos de facto fueron  detenidos y  torturados. "Yo tengo un proyectil y he perdido la dentadura, he perdido mi negocio y  a mi esposa. El Estado debería resarcir  a las víctimas para que tengamos una vida mejor. Este gobierno en el tema de justicia tampoco ha dado solución, se hace el ciego”, asegura.  
 

Desclasificación de archivos
 
La activista Olga Flores Bedregal, la hermana del desaparecido dirigente Carlos Flores, sostiene que hay  siete órdenes judiciales para que las Fuerzas Armadas desclasifiquen sus archivos.
 
El Gobierno, al respecto, alega que las FFAA entregaron documentos a la Fiscalía en 2010, pero que éstos consistían en recortes de periódicos, tarjetas de felicitación y papeles que no aportan al esclarecimiento de las desapariciones,  informó a este medio. 
 
"Hay gente que está desaparecida y hasta la fecha, después de que pasaron más de 30 años, no se sabe dónde están sus restos. La desclasificación de los archivos es una deuda pendiente, dado que a través de los documentos se sabrá dónde están los verdaderos autores”, afirma Edwin Sánchez Mansilla, víctima de los regímenes dictatoriales.
 
Este punto se inscribe en las "deudas sociales” que identifica Herrera, quien afirma que "no han sido resueltas durante todo este tiempo democrático”.
 
¿Organizaciones disgregadas?
 
Otra deuda que se detecta es el debilitamiento que se registra en las organizaciones de base. Herrera sostiene que el fortalecimiento de organizaciones de base y su independencia son pilares fundamentales para una efectiva democracia. No obstante, identifica problemas.  
 
"En este último periodo se ha afectado la base de todo el movimiento. Muchas organizaciones matrices que deberían mantener su independencia la  han perdido”, expresa la activista. 
 
 
 Lo político y económico 
 
Desde el 82, Bolivia tuvo nueve presidentes, desde Siles Zuazo hasta Evo Morales; y entre otros detalles, tuvo desde la Nueva Política Económica, con el 21060 como punta de lanza,  hasta el "Modelo Económico Social Comunitario Productivo que impulsa el MAS. 
 
Entre los avances que se detecta desde el oficialismo están la  redistribución de recursos a la población y la inclusión social de pueblos originarios y otros sectores sociales.  "Creo que esta democracia que vive hoy Bolivia es una democracia mejor que la del 82; mucho más completa, amplia y creo que hay que saber aprovecharla  para lograr mayores avances como país”, sostiene Alfredo Rada,  viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales.
 
Xavier Albó cierra a su estilo: "Una deuda  es que somos poco plurales,  tendemos todavía a pensar que la verdad es  sólo una y que está arriba, en el poder”.  
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

66
6