Cuatro ciudades exóticas en el mundo

Se trata de Chichicastenengo, en Guatemala; Chengdu, China; Phunakha, Bhutan, y Varanasi, en la India, cuatro ciudades exóticas por su arquitectura y la cultura de su gente.
martes, 4 de octubre de 2016 · 00:00
Página Siete /  La Paz 

De seguro que se puede encontrar más  ciudades  exóticas que éstas, pero el    el sitio hoydia.com las seleccionó como las más extravagantes    por su ubicación, él cómo fueron organizadas, su arquitectura, su gente  y su cultura.  Chichicastenengo,  Chengdu, Phunakha  y Varanasi son sitios que, en algunos casos, hacen pensar que están fuera de la tierra. Por eso es imperdible conocerlas.

1. Chichicastenengo, Guatemala

Está ubicada en Centroamérica, en parte de lo que en la antigüedad se denomino "Nuevo Mundo”. Chichicastenengo es un pueblo que se encuentra al noreste de la capital de  Ciudad de Guatemala, en el departamento de El Quiché.

 Es un poblado donde la mayoría de sus habitantes son indígenas, de la etnia Quiché. Su característica radica en su gran mercado, llamado Chichi,   uno de los más grandes de Centroamérica, inundado de colores intensos, dados  por la vestimenta de sus comerciantes, de los alimentos y artículos que allí se encuentran.

El mercado de Chichi se instala  los días  jueves y domingos, sobre la calles del pueblo. En sus puestos se puede encontrar  tapices, tapetes o manteles confeccionados por las indígenas de la zona. También se puede probar una gran variedad de alimentos, ver artesanías  y presenciar los ritos religiosos de los Quiché.

Pero Chichicastenengo no es solamente un peculiar mercado, sino  un centro histórico porque en él se encontró  el Popol vuh, el libro religioso maya que narra el origen de la humanidad.

 2. Varanasi, India

La ciudad de Shiva. Sagrada, un santuario en la India y  uno de los principales puntos de peregrinación de los hindúes. Está situada a orillas del río Ganges,  en el estado de Uttar Pradesh,   y es considerada una de las más antiguas del mundo, por sus más de 3.000 años.

La cuidad de Varanasi parece detenida en el tiempo con sus decenas de templos históricos, como el Visvanatha Jyotirlinga (Templo dorado), reconstruido en 1776. 

En Varanasi, la tradición dice que el que se baña en las aguas del Ganges cura todos sus pecados y el que  después de muerto es incinerado   en esa tierra tiene garantizado su pase al paraíso, sin pasar por ninguna reencarnación. Por eso cada año llegan miles de peregrinos para participar en  rituales purificadores, baños y abluciones al amanecer.

3. Phunakha, Bhutan

Fue una fortaleza monástica  del siglo XVII, construida a los pies de las montañas que caracterizan al sur de Asia. También es un centro religioso -del budismo-  que se caracteriza por su hermosa naturaleza,  templos y dzong (pequeños monasterios) construidos en el lugar.

En las calles de Phunakha, una de las  ciudades más visitadas de Bhutan, no es raro ver caminar por las calles a monjes budistas envueltos en túnicas dejando a su paso una estela de misticismo. 

Una de las principales actividades de Phunakha es el cultivo del arroz     en las riberas de los  ríos Pho Chu y Mo Chu. 

   4. Chengdu, China

Chengdu  es el inicio de la camino de la seda, que cada año  atrae a millones de turistas al sudoeste de la China, a la provinciade Sichuan, donde se halla esta peculiar ciudad. Los datos indican que  tiene una antigüedad de más de 2.000 años, los cuales se puede evidenciar en sus callejuelas y sus templos como el  Daci y el Wenshu, ubicados en uno de los barrios más conocidos de Chengdu.

El Gran  Buda de Leshan, una gigante escultura en piedra,  es otra de las maravillas de esta ciudad exótica. Se la puede admirar  a 140 kilómetros de Chengdu,  en el   monte Emei, una de las cuatro montañas sagradas de la religión budista en la China.

Otro de los atractivos  de la urbe milenaria es la Reserva Natural Nacional Wolong,  ubicada en el condado Wenchuan, donde se encuentran los osos panda gigantes, considerados un tesoro de la naturaleza para los chinos.

 
 
 
 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

69
1