Pablo Mendieta Paz, el creador de un réquiem para Bolivia

El director de coro, fundador de Vox Corde y compositor boliviano, creó el Réquiem Brevis, una obra única en su tipo en el país que fue estrenada en 2013 y que ahora busca grabar.
viernes, 4 de noviembre de 2016 · 00:00
Alejandra Pau / La Paz

 El movimiento de sus manos materializa la tónica de la rítmica de las voces de los ejecutantes. El director de coro, de espaldas al público y de frente a la agrupación vocal, es una fuerza creadora.
 
El maestro  Pablo Mendieta Paz, además de ello, compuso  el primer réquiem  en Bolivia  desde la creación de la República.

Su dedicación por la música clásica y coral  lo llevaron a enamorarse de la composición. Fundó el octeto Vox Corde en 1981, el primero en especializarse en música del renacimiento con un repertorio que incluyó madrigales italianos, franceses y de otros países, según explica. 

Ya como coro,  en 2009, Vox Corde  presentó un programa abocado al género gospel, junto a cantantes del Mc Daniel  College Gospel Choir, bajo la dirección del maestro Eric Bird, director del reconocido Eric Bird Jazz Trio. 

En 2013, Vox Corde estrenó el Réquiem Brevis , escrito para coro mixto, órgano e instrumentos de cuerda por el maestro Mendieta.  Ambos eventos se realizaron con el auspicio de la Embajada de Estados Unidos.    

"La primera vez que escuché la música coral me pareció fascinante. Poco a poco, la música clásica empezó a tener un espacio cada vez más importante en mi vida. Empecé a estudiar e investigar en forma autodidacta y años después, a los 19 años, decidí ingresar al conservatorio”, recuerda el maestro. 
Los coros y la composición

 


Nació en Potosí en 1955, al mes  de nacido su familia migró a Santiago de Chile, país en el que permaneció hasta los 13 años y   estudió en el colegio de la Alianza Francesa. Posteriormente regresó a La Paz. 

A los 16 años, a regañadientes ya que le gustaba más la música popular y el rock, ingresó a la Sociedad Coral Boliviana junto a sus dos hermanos, fue cuando  un descubrimiento definió su futuro, escuchó por primera vez  música clásica. 

Este fue el umbral para llegar a la música instrumental,   coral y la composición a la que dedicaría su vida. En el entonces Conservatorio Nacional de Música estudió las materias teóricas, mientras estaba en las aulas concluyó que lo que le interesaba era componer. En ese momento no había ninguna materia relacionada en esa casa de estudios. 

Ingresó a la carrera de Derecho de la UMSA, en 1972 formaba parte de un grupo que surgió dentro de la Sociedad Coral Boliviana  interesado es explorar otros géneros musicales como el folklore, años después esa agrupación se separaría de la sociedad y sería nombrada Coral Nova.

De Bolivia a Francia 

El Gobierno de Bolivia invitó, a medidos de la década de 1970, al director de coro francés Alain Charron para que imparta talleres de dirección coral en el país. Al ser exalumno del colegio de la Alianza Francesa, Mendieta sabía francés y supo establecer buena comunicación con el maestro. 

"Para ese momento y en forma autodidacta ya había aprendido cómo era dirigir, lo que era un movimiento de cuatro cuerdas, matices; es decir, ya sabía muchas cosas (...).  Pero Charron nos enseñó la parte técnica”, recuerda.

En 1981 Mendieta fundó  el octeto Vox Corde  que empezó a trabajar bajo su dirección. La agrupación fue la primera en  especializarse en la  música del Renacimiento y madrigales de varios países europeos, según detalla.       

  En 1985  ganó un concurso nacional  de música organizado por la Alianza Francesa y lo hizo con una canción popular francesa y su guitarra. 

  El premio incluía un viaje  a Francia y la participación en  el Festival Latinoamericano de Música Francesa en el que compartió el escenario con agrupaciones tan destacadas como Quilapayún, grupo de música folklórica chilena que se encontraba exiliado en el país europeo. 

 Mendieta ganó ese festival y recibió varios premios, asistía a conciertos de músicos destacados y  se presentaba en canales de televisión.     

Su padre le regaló un pasaje  en tren que cubría un viaje por varios países de Europa, que emprendió casi como mochilero. De regreso en París buscó a Charron y se quedó en la ciudad alrededor de cinco meses, pasaba clases con el director de coro y era oyente en el Conservatorio de Música de París. Tiempo después regresó a Bolivia. 

   En 2006 Vox Corde se transformó en una coral, tres años más tarde el gospel llegaría a sus vidas a través de la invitación de la Embajada de Estados Unidos.  "Es el segundo hito del coro, pues fuimos los primeros en introducir el género gospel en Bolivia a través de varias presentaciones en la Iglesia de la Exaltación y el Teatro Municipal ante llenos completos”, destaca Mendieta. 

El gospel es la música religiosa que surgió en las iglesias afroamericanas en Estados Unidos. 
    
Réquiem Brevis 

El Réquiem Brevis, compuesta por  Mendieta, fue estrenada en 2013.  El réquiem es una misa de difuntos que en el pasado se cantaba en los cementerios, hoy es una obra que forma parte de conciertos de música clásica. "Es la composición más importante de mi vida y me llevó más  de cinco años de trabajo”, detalla. 

La presentación fue realizada en memoria del músico y periodista estadounidense Daniel Pearl, que fue ejecutado por el grupo extremista  yihadista punjabi Lashkar-e-Jhangvi.

 El estreno se realizó con el auspicio de la Fundación Daniel Pearl, organización mundial que cada año en octubre rinde un homenaje  en diferentes capitales del planeta al periodista asesinado. 

Un director, un psicólogo 

"Lo más importante de un director de coro es ser un psicólogo porque tienes 10 o 40 personas en el coro. Todos estamos trabajando juntos, pero cada uno tiene una personalidad distinta y con ello se tiene que trabajar. Se trata de generar empatía  con cada miembro para que exista una homogeneidad, un empaste  en el coro”, detalla el maestro.
      
El maestro Mendieta  dirigió también Camerata Vocal y  Coro Voces de Oro, este último conformado por personas de la tercera edad. Hoy, el maestro está  dedicado a la escritura de poesía y cuentos, y  prepara  la grabación del disco de Réquiem Brevis con Vox Corde,  además de otros proyectos.

Ha creado alrededor de 15 composiciones durante su carrera,  ha hecho decenas de arreglos para coro y hoy tiene dos metas.  "Mi sueño es grabar  el disco y  presentar el Réquiem Brevis en la iglesia de San Lorenzo, en Potosí”, finaliza.
 
 
 
 
 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

86
1