Eynar Viscarra, creador del emporio Comexa

El ingeniero comercial comenzó llevando comerciantes a China. Hoy importa las marcas más conocidas de productos de consumo masivo y tiene sus propios productos.
miércoles, 9 de noviembre de 2016 · 00:00
 Ivone Juárez /El Alto

En 2013, los importadores de productos de consumo masivo de la avenida Rodolfo Palenque de la zona 12 de Octubre, una de las más comerciales de El Alto, decidieron mudarse del lugar  a Villa Bolívar D., de esa misma ciudad,  en busca de mayor espacio para desarrollar sus actividades.

  En la Rodolfo Palenque apenas tenían lugar  para el paso de sus clientes, comerciantes minoristas que llegaban en busca de alimentos enlatados, golosinas, productos de limpieza y otros. En Villa Bolívar D. podían organizar el espacio para recibir a más compradores y ofrecerles espacio.

Eynar Viscarra fue el impulsor del traslado a Villa Bolívar, donde nació la ciudadela comercial – financiera Nueva Alianza, que se ha convertido en el centro de distribución de productos de consumo masivo más importante de Bolivia, pues a él llegan cada día  comerciantes minoristas  de todo el país a hacer negocios que, generalmente, se traducen en contenedores de productos provenientes con mayor frecuencia  de Asia.

Nueva Alianza es un emporio enclavado en El Alto, donde cada día se mueven cientos de miles de bolivianos y donde la banca ha decidido instalar sus oficinas y cajeros automáticos.

"Aquí tenemos los precios más competitivos, por eso llegan minoristas de todo el país”, afirma uno de los comerciantes.

Entre los edificios que han brotado en la ciudadela comercial está la corporación Comexa, de propiedad de Eynar Viscarra. Se trata de un edificio ubicado en plena esquina de la calle Viscarra, una vía de asfalto rígido, donde, a unas cuadras, se construirá una línea del teleférico.

 En la puerta del edificio unos hombres descargan cajas de sardinas y atunes enlatados de la marca  chilena Lidita. Eynar Viscarra compró la patente de la marca. También representa a los chupetes Big Bom de Colombia y a otras marcas reconocidas internacionalmente.

 Es que el empresario, de origen potosino, ha recorrido prácticamente el mundo en busca de productos para traerlos a Bolivia. "Somos expertos en buscar mercados”, afirma.

 En 2005 creó Comexa y desde entonces no ha parado de recorrer el mundo: Europa, Asia, especialmente, China "y todas sus provincias”, Korea, Taiwan y otros . "Para buscar un producto de calidad tengo que visitar al menos tres o cuatro países”, asegura el empresario potosino. 

  De guía a empresario global

Eynar Viscarra estudió comercio exterior  y tiene experiencia en procesos aduaneros. Conoció  el comercio mundial cuando comenzó a viajar a la China, llevando grupos de comerciantes bolivianos en busca de proveedores. "Yo los llevaba a las ferias, les hacia los contactos con las fábricas chinas y todo el seguimiento para el despacho de su mercadería”, cuenta.

Con esa experiencia y conocimiento decidió crear su propia empresa, Comexa.

   
El potosino  asegura  que  conoce, no sólo  el mercado boliviano, sino el de Sud América. "En Sud América les gusta todo lo dulce. Por eso cuando importamos duraznos al jugo siempre pedimos grado 20 o 22 de azúcar. En Asia la gente prefiere un grado de 14 o 16”, comenta.  

 En el caso de La Paz, precisa que los paceños son los que demandan mayor cantidad de productos de limpieza y que prefieren que éstos vengan en envases transparentes.  "Al paceño le gusta ver el producto, por eso el envase tiene que ser transparente”, afirma.

Con ese conocimiento del mercado boliviano  decidió crear su propia marca de pañales, pañuelos y servilletas desechables: Nikky. Asegura que con su producto ha desplazado considerablemente a una marca extranjera que dominaba el mercado boliviano.  "Con esta línea les hemos quitado el mercado casi un 80%, nuestra ventaja es el precio y nuestra calidad”, asegura.

 Su marca Nikky está registrada en Perú, Argentina, Chile, China y Panamá. "Es para expandir nuestra marca”, afirma.

 Como Comexa tiene la patente de Lidita puede producir el producto en "cualquier parte del mundo”. Y optó por China. "Estamos trayendo casi 20 contenedores de conservas cada tres meses. Nuestro fuerte son los centros mineros”, dice Viscarra.

 Desde su oficina, en el último piso del edificio de Comexa, donde se exhibe muestras de las decenas de  productos que importa y distribuye en Bolivia, el empresario potosino afirma que en el país  se  pueden montar al menos tres industrias: una de procesamiento de alimentos, otra de envases y una de elaboración de   productos de limpieza. "Tenemos que mirar lo que hacen en el mundo”, expresa.  
 
 
 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

155
13