Bolivia es responsable del 6% del mercurio arrojado

Para la OMS, el mercurio es uno de los 10 productos químicos que plantean especiales problemas de salud pública
lunes, 12 de diciembre de 2016 · 00:00
Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) la minería del oro en Bolivia habría emitido y descargado alrededor de 100 toneladas  al año de mercurio ambientalmente contaminante de un total mundial de 1.707 toneladas  en 2010 o de  1.607 toneladas en 2011. 

Bolivia resulta así  como un contaminador mayor a escala mundial en lo que a mercurio se refiere. Anualmente,  es responsable de alrededor del 6% de todo el mercurio arrojado  al medio ambiente en el planeta por medio de la minería del oro.
 
Este elemento    empleado  en un proceso llamado "amalgamación” en el cual las pequeñas partículas de oro se unen al mercurio, que posteriormente es eliminado.
 
Este metal tóxico, puede provocar  diversos problemas en el medio ambiente.  
 
En materia de salud, su contacto llega a generar  riesgos de cáncer, así como enfermedades  renales, pulmonares y daños en el sistema nervioso, circulatorio y el cerebro. Además, sus efectos pueden ser pasados de generación en generación.
 
 Para la Organización Mundial de la Salud (OMS)  el mercurio es uno de los 10 productos o grupos de productos químicos que plantean especiales problemas de salud pública en el mundo.
 
Según datos  de la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (Udape), hasta 2013,  el 64% de las explotaciones auríferas grandes y pequeñas  en Bolivia empleaban  mercurio en sus operaciones, según  una encuesta realizada por la Dirección de Medio Ambiente, Minería e Industria (MEDMIN), dependiente del Ministerio de Minería.
 
Sin embargo, hasta 2014 las dos principales federaciones de mineros cooperativistas auríferas de La Paz, indicaron que sólo entre el 6% y el 10%  de los asociados usaba el elemento tóxico en sus operaciones extractivas de oro.
 
Según estudio, el Madidi tiene  la mayor biodiversidad del planeta

El Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Madidi, situado en el departamento de La Paz, es considerado como el lugar que posee la mayor biodiversidad del planeta, según un  estudio llevado a cabo por la entidad internacional de preservación ambiental Wildlife Conservation Society (WCS).

El reporte de  la entidad revela que esa área reservada o protegida,  reune el 11% del total de especies de pájaros encontrados en todo el mundo, además de 200 especies de mamíferos, cerca de 300 tipos de peces, más de 100 especies de anfibios y 12.000 variedades de plantas. 
 
"Son más de 1.100 especies diferentes de pájaros sólo en este parque, lo que supera países como los Estados Unidos, que tiene alrededor de 900 en todo su territorio”, precisa  el estudio.
 
Considerado uno de los principales destinos turísticos de Bolivia, el Parque Madidi tiene 18.957 km² de área y está ubicado en las provincias  Iturralde y Tamayo. 
 
El clima del área protegida es  diverso y puede ir desde el frío andino hasta el calor del norte boliviano, pasando por lo templado de las tierras medias. Su temperatura promedio es de 25 grados centígrados, con alta pluviosidad en las serranías y menos lluvias en la llanura.
 
Además de su biodiversidad, el Madidi está dotado de una belleza sin igual, con una increíble variedad de escenarios, presentando ríos, lagunas, caídas de agua, nevados, glaciares, valles, cañones y farallones. 
 
Las Pampas de Heath, el Alto Madidi y el Río Tequeje son sólo algunos de los atractivos de un lugar que alberga incluso sitios arqueológicos y caminos precolombinos. El ingreso a esta maravilla boliviana se realiza a través de Rurrenabaque (este), Tumupasa (noreste), Pelechuco y Apolo (sur) y también por el Río Madre de Dios, al norte.
 
El estudio realizado por la WCS es el resultado de 15 años de recolección de datos llevada a cabo por más de 40 científicos  de diversos países que han trabajado en el parque durante ese periodo. 
 
En la actualidad se encuentra amenazado junto con el Parque Nacional Pilón Lajas,  por la inminente construcción del Proyecto Hidroeléctrico de El Bala, que inundará parte del parque, creando un embalse de 679.98 km².
 
Sin embargo, de acuerdo con proyecciones del Gobierno, la afectación a las reservas naturales será del 0,79%.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

63
27