Más de 6.200 personas aprenden aymara en un grupo de Facebook

Dos egresados de lingüística, Elías Ajata y Jorge Luis Coaquira , crearon hace dos años Aymar Yatiqaña, un espacio que tiene miembros que viven en Bolivia, Chile, Brasil y Perú.
jueves, 26 de mayo de 2016 · 00:00
Alejandra Pau / La Paz
 
El objetivo de este grupo, creado hace dos años en El Alto, es promover la enseñanza y aprendizaje del aymara en  Facebook y WhatsApp. Aymar Yatiqaña es  un espacio  en el que    se difunden contenidos  a través de fotografías, memes, gifs, videos, entre otros.  Hoy cuenta con más de 6.200 miembros  de Bolivia, Perú y Chile.  

Desde frases sencillas y cotidianas como Kusisiñ Urupan, mamayita , feliz día mamita, o  Kusisiñ Mara Phuqhapan, feliz cumpleaños,  hasta términos nuevos como Jaqi Wayuri que significa   teleférico se difunden  en este grupo.   
 
Sus miembros  son estudiantes,  universitarios, profesionales y padres de familia que buscan resolver dudas sobre el aymara, ya sea  para la tarea de sus hijos o simplemente para aprender la lengua  a un ritmo propio, que no requiera clases presenciales.   

Elías Ajata Rivera y Jorge Luis Coaquira  se conocieron en la carrera de Lingüística de la UPEA y decidieron crear el grupo en Facebook cuyo nombre en español significa Aprender Aymara.  Hoy la conjugación de verbos, la sintaxis, la toponimia y  las variaciones dialectales son las áreas  que mayor participación y debate despiertan además de  las  tradiciones culturales.   
 
Su primera publicación se hizo el año nuevo andino de 2014. "Queríamos que haya un espacio en donde los aymara hablantes interactúen y, al mismo tiempo, los que no lo hablan aprendan algo de la lengua con ayuda de los miembros siguiendo  el principio de verticalidad”, explica Ajata, egresado de la carrera de Lingüística.  

En el grupo de Facebook  los contenidos no son definidos por  los lingüistas. Por el contrario, como explica uno de  sus creadores,  todos los miembros  comparten material, preguntan y participan en  encuestas. La idea es que entre todos se consolide la enseñanza y aprendizaje del aymara a través de un consenso.
 
En las encuestas se consulta cómo se escribe, por ejemplo, calvo en aymara y se dan tres opciones. Mediante el voto se  crea una convención acerca de la escritura. Si uno de los miembros tiene alguna consulta,  los creadores del grupo revisan material de lingüistas como Félix Layme, Donato Gómez, Juan de Dios Yapita, entre otros, antes de proponerla. 
      
En Aymar Yatiqaña está prohibido plantear temas    políticos, además de  la compra y venta de productos y servicios. Los administradores consideran que  provoca  debates ajenos al interés del espacio que, en definitiva,   es unir a través del aymara.
 
Trascender  las fronteras
 
Esta  postura  se ha convertido en una ventaja al momento de recibir solicitudes de Puno, en Perú; Arica, en Chile; y San Pablo, en Brasil.
 
"En su mayoría son bolivianos que han migrado y extrañan su lengua, su comida y cultura. Pero en lugares cercanos a Puno y Arica el aymara  tiene una presencia anterior a la existencia de la República”, detalla Ajata. 
 
Juan Erits Casaca Machicado fue uno de esos migrantes que descubrió el grupo  cuando estaba fuera de Bolivia.
 
Hace dos años,  cuando radicaba en Brasil y trabajaba como costurero  descubrió el grupo en Facebook. 
 
"Escribí algunos poemas inspirados en el coraje de  Bartolina Sisa, Túpac Katari y otros personajes. Me di cuenta que las personas se interesaban en lo que expresaba,  es un estímulo importante este espacio de difusión”, dice.  

Ajata aclara que el  acceso a  internet es fundamental para desarrollar actividades como las que se realizan en Aymar Yatiqaña. De momento, los miembros por lo general se encuentran en áreas  urbanas y tienen  entre  14  y 40 años. Diariamente    entre 1.000 y 1.500 personas revisan, publican, comentan y comparten los contenidos del grupo. 
 
Si se tuviera  que imprimir, en papeles tamaño carta, todo lo publicado en el grupo de Facebook,  en estos dos años, el contenido abarcaría entre   600 y 700 páginas. Cálculos como éste fueron expuestos en un congreso de Lingüística y Literatura en la Universidad Mayor Tomás Frías de Potosí en 2015 y, posteriormente en la UPEA. La ponencia se denominó Facebook y WhatsApp: de instrumentos de distracción a vehículos de enseñanza de idiomas.  
 
El salto al  WhatsApp
 
No contentos con ello ahora Aymar Yatiqaña tiene un grupo en WhatsApp que tiene  como prioridad   difundir audios, debido a que en Facebook  todo gira alrededor de  las  imágenes y   la escritura, la pronunciación es un asunto aparte.
 
"El grupo de WhatsApp está dirigido a las personas que quieren aprender a hablar. Incluimos audios, contenido que  también está abierto al debate. Tenemos planes para el futuro que tal vez se enfoquen en dar clases presenciales. Sin embargo, es algo que todavía debemos analizar”, concluye Ajata.
 
Algunas palabras
 
Teleférico = Jaqi Wayuri
 Celular = Jawsaña 
Radio = Aru Wiyiri 
Helicóptero = Chhixwiriri 
Computadora = Atamiri 
Director Técnico = 
Anatañ                           Yatichiri 
Opositor = K’umiri 
Oficialista = Marka Irpiri
 
Punto de vista
Eliana quiroz
Ciberactivista
 
"Lo primero que se observa en el grupo es el lado positivo del uso de herramientas en internet para difundir su cultura, sea el idioma y otras temáticas. El hecho de que los creadores sean aymaras y linguïstas y aprovechen este espacio me parece una buena idea”. 
 
"Es una mejor forma de difundir los idiomas nativos en internet porque no todo el mundo que está en Facebook habla y/o escribe aymara (...). Me parece fenomenal que exista un contacto con las lenguas nativas que no sea discriminador”. 
 
"Creo que es muy saludable la forma en la que encaramos e ingresamos a  estos grupos y con una curiosidad natural de aprender. Más allá de si aprendamos mucho o poco, es una alternativa amigable”. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

69
1

Comentarios