Restauran la tumba de Cristo

La Custodia de Tierra Santa, guardiana de los lugares santos católicos, anunció en marzo el lanzamiento de obras de restauración.
martes, 31 de mayo de 2016 · 00:00
Agencias /  Jerusalén

El domingo  ya había  andamios y paneles de protección blancos alrededor del sitio, y una estructura metálica se había puesto en la entrada a la tumba para proteger a los turistas que vayan a visitarla una vez las obras comiencen.
 
La Custodia de Tierra Santa, guardiana de los lugares santos católicos, anunció en marzo el lanzamiento de obras de restauración de este monumento y había garantizado que la tumba de Cristo permanecería abierta y visible para los visitantes.
 
La tumba, un edículo de mármol de varios metros de alto y largo, llevaba décadas sostenido por una estructura metálica que mantiene juntos los bloques de piedra.
 
El pabellón, situado bajo la cúpula de la iglesia   del Santo Sepulcro, sobre el sitio de la gruta donde -según la tradición cristiana- fue depositado el cuerpo de Cristo tras su muerte, será desmontado y reconstruido de forma idéntica, indicó la Custodia.
 
Sólo las piezas más frágiles o rotas serán reemplazadas; las placas de mármol que puedan ser conservadas serán limpiadas y la estructura que las aguanta, fortalecida. Los trabajos serán financiados por las tres principales confesiones cristianas del Santo Sepulcro (franciscanos, armenios y griegos-ortodoxos), así como por contribuciones públicas y privadas.
 
La restauración, está previsto, durará ocho meses y fue confiada a un equipo griego. Para principios de 2017 la tumba de Cristo debería lucir como nueva.

Construcción de tres siglos
 
El actual edificio, llamado también Golgotha, fue  construido entre 1809-1810 con un estilo barroco romano y  es el punto exacto donde -según los Evangelios-   se produjo la crucifixión,  el entierro  y resurrección de Jesucristo. 
 
La Golgotha se halla dentro de la Ciudad Vieja de Jerusalén, que  se ubica en la línea de confluencia entre la Jerusalén oriental (árabe) y la occidental (judía).
 
El templo, conocido también como la Basílica de la Resurrección, es uno de los centros más sagrados del cristianismo y ha sido un importante centro de peregrinación desde el siglo IV. 
 
Su significado religioso dentro del  cristianismo es importantísimo, pues dentro de este recinto se encuentra tanto el Calvario, donde Jesucristo murió, como su sepulcro, lugar en el que -según afirman los Evangelios- resucitó al tercer día de su muerte.
 
El sepulcro es el centro principal de la basílica. La capilla que lo contiene, en medio de la llamada "Rotonda”, al frente del coro de los griegos, es conocida como "resurrección”.

Siempre fue una tumba
 
De acuerdo con los Evangelios, antes de la muerte de Jesús el sitio, de  propiedad de un rico judío seguidor de Cristo, llamado José de Arimatea,  era ya una tumba, pero nunca había sido  usada.
 
Según los escritos, se trataba de un hueco horadado en la roca que podía taparse  con una gran piedra labrada de manera que pudiera deslizarse hasta cubrir el hueco y hacer de puerta.
 
El sepulcro estaba ubicado en  un jardín, que estaba cercano  a la muralla herodiana de la ciudad de Jerusalén.
 
También, de acuerdo con  los Evangelios, la tumba estaba comunicada con la muralla  por una calle, pero a extramuros porque  las normas judías prohibían los entierros  dentro de espacios con muros, a menos de que se tratara de tumbas   para los reyes.
 
El lugar sagrado para los cristianos  se encuentra  a pocos metros de distancia de  la Piedra de la Deposición, donde -señala la tradición cristiana-, el cuerpo de Jesús fue preparado para ser enterrado,  después de ser bajado de la cruz.
 
Información arqueológica establece que el lugar donde está el templo de la tumba de Cristo  fue evidentemente una cantera. La gran  riqueza lítica que se ve en el lugar y la red de cavernas que aún se puede observar dan evidencia de que el sitio era  ideal para la construcción de tumbas, una actividad muy normal en la época, especialmente entre personas de cierta posición social.
 
La tumba de Cristo es uno de los lugares de mayor actividad turística. Al sitio llegan cada año miles de visitantes y creyentes.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
1

Comentarios