Gobierno: La demanda es una “reacción” a acciones de Bolivia

La autoridad posesionada en mayo aclaró que el Gobierno boliviano tomó la acción de Chile con bastante serenidad.
lunes, 13 de junio de 2016 · 00:00
Página Siete  / La Paz

El director del Consejo de Defensa de los Manantiales del Silala, René Martínez, explica que recibió la noticia de la demanda de Chile contra Bolivia sin ninguna sorpresa. "Hay bastante serenidad porque esta acción  es más bien una reacción ante la iniciativa asumida por parte de nuestro Gobierno”, sostiene Martínez.
 
"Si a esto le ponemos un paralelo de la realidad histórica jurídica, sobre peticiones, sobre la propia Agenda de los 13 puntos, sobre comportamientos de evaluaciones de en varios momentos haber discutido este tema, va a tener una importancia muy gravitante a la hora de las decisiones”, resalta Martínez sobre cómo se encarará la etapa de la contrademanda.
 
El anuncio de demandar a Chile ante la Corte Internacional (CIJ) de Justicia de La Haya, por el uso "abusivo y arbitrario” de las aguas del Silala, lo efectuó el presidente Evo Morales  el 23 de marzo. 

Para cumplir ese objetivo, incluso, se creó el Consejo de Defensa del Silala, el 11 de mayo pasado. No obstante, el 6 de junio, Chile presentó ante la CIJ una demanda para que dictamine que el Silala es un río internacional y no así manantiales, como defiende Bolivia.

Un día después de presentar la demanda en la Corte, la agente chilena ante la CIJ, Ximena Fuentes, dijo que uno de los principales motivos para adelantarse fue que no querían pasar dos años escuchando acusaciones "infundadas”, según una entrevista con La Tercera.

"Por eso preferimos derechamente ir a la Corte, mostrarle nuestra evidencia para demostrar que esto es un río internacional”, expresó Fuentes.

Según el boletín de prensa 16/2016 de la CIJ, redactado el 6 de junio y disponible en versión digital en la página web de esta instancia, Chile pide a esta instancia que falle y declare principalmente que: El sistema del río Silala, junto con las partes subterráneas de su sistema, es un curso de agua internacional, cuyo uso se rige por el derecho internacional consuetudinario.

La acción desató más de una polémica al interior de ambos países. En Chile, por ejemplo, una autoridad regional cuestionó si la medida era para beneficiar a empresas privadas o a la ciudadanía.

En el portal digital de noticias Biobio se afirma sobre este tema que "actualmente dos empresas chilenas usan las aguas del disputado curso de agua: el Ferrocarril Antofagasta Bolivia (FAB), propiedad de Antofagasta PLC del Grupo Luksic; y la División Codelco Chuquicamata, según reconoció el propio canciller chileno”.

Sobre ello, el alcalde de Calama, Esteban Velásquez, pidió al Gobierno chileno que aclare si la demanda está orientada a defender los intereses de la población o de empresas privadas, según El Diario de Antofagasta.  
 
"La información que nosotros tenemos es que el dueño de esa agua es el Ferrocarril de Antofagasta y que gran parte de ella es vendida a Codelco. Entonces nos parece bien la defensa de  este recurso hídrico, pero nos parece importante también tutelar que esta llegue a las personas, a los ciudadanos del Norte”, dijo Velásquez a ese medio.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
2

Comentarios