Un poema, una canción y un monólogo para el Illimani...

El centinela de La Paz de nieves eternas ha inspirado a propios y extraños, que se rindieron ante su presencia y le escribieron poemas, canciones, piezas de teatro, etcétera. Un expresidente, un cantautor y un actor de teatro le rinden hoy un homenaje, en julio, el mes de La Paz.
domingo, 24 de julio de 2016 · 00:00
Illimani,  Carlos Mesa, expresidente de Bolivia 
Como un escudo que protege
Como un manto
Como el único horizonte
Dueña de la luz, de todas las luces
Mirada de miradas
Casi transparente al amanecer
Montada en la bruma, casi azul
Luz que refulge en las horas
Cruzada de nubes, esquiva
Mira que te miran, infinita
Celadora del tiempo, del nuestro
Del de todos, desde el principio hasta el final
Nacimos a tus pies y allí crecimos
De tu silueta alimentados
Dueña del valle profundo
Dueña de los espacios
De los pliegues de la tierra
Preciosa y nocturnal, 
Hija de la luna
Madre del sol
En el alba y en la negrura
Montaña mágica que nos velas
Gigante, camaleón de las distancias
Distinta en cada lugar, nueva
Sobre el agua 
Sobre el cielo
Sobre la cuenca iluminada
Sobre nuestras almas
Dentro de nuestras almas
Míranos mirarte enamorados de tus rocas 
De tus cumbres perfectas
De tus vientos adivinados
Cúbrenos el día decisivo
Para que nunca más estemos lejos

 

 

 

Lustra, monólogo, David Mondacca, actor

(...)  A mí me conocen como el "Ilustre lustra”. Conozco La Paz como nadie. Yo siendo adolescente he bebido con el Toqui Borda, el gran pintor. 

También he bebido como el loco Saenz y, por si fuera poco, fui amigo del Víctor Hugo Viscarra; cuántas veces lo he salvado del hambre. 

Con los paceños ilustres me he codeado; con el compadre Palenque cuando era Caminante, con don Antonio Paredes Candia que me regalaba libros (...) ¿Y los lugares que conozco? Podría ser tranquilamente guía turístico, pero nadie me da bola. Al Illimani por todo lado yo lo he visto. 

¿Y quieren que les cuente un secreto? Parate en El Alto y andá bajando a la ciudad, hasta llegar a los pies de nuestra sagrada montaña, vas a descubrir que mientras más te acercas, menos lo ves.  Empieza a desaparecer, a hacerse uno con el cielo. ¿Saben por qué? Porque lo sagrado sólo se mira de lejos. Mejor me voy, viene el gendarme. Halla placer en humillarme. Me echa de la calle como si fuese el dueño. ¡Qué grave llegar a viejo!

 

 

 

El Illimani nos mira, Luis Rico, cantautor
 Vestido con poncho blanco
El Illimani nos mira
Y nos encuentra bailando
En la fiesta que delira
La Iglesia  de San Francisco
Ch’alla con agua bendita
las cositas que el Ekeko
nos trajo para Alacita.
Vestido con poncho blanco...
Baila el Ch’uta con sus cholas
Y su banda de metales
Baila música de moda
El Pepino en Carnavales.
Vestido con poncho blanco...
La suerte en plomo y cerveza
El pájaro buenagüero.
Sucumbé de espuma espesa
En la Fiesta de San Pedro.
Vestido con poncho blanco...
La Paz  en ritmo fastuoso
En Gran Poder se engalana
Para el santo milagroso
Bailando la Morenada.
Vestido con poncho blanco...
El Mururata en amores
Viene abrazando a su hermano
Con ganjengo y con tambores
De los Afrobolivianos.
Vestido con poncho blanco...

 

 

 

3
3

Comentarios