De casa republicana a hostal en el barrio bohemio de La Paz

Carlos Pecka Otero y Diego Torrico Merino decidieron recuperar una casa de más de 100 años y convertirla en 3600 Hostel, un espacio acogedor y lleno de detalles.
jueves, 7 de julio de 2016 · 00:00
Alejandra Pau   / La Paz

Su existencia data  del siglo XIX. Sus paredes de adobe y techos altos guardan una esencia republicana. La recuperación de su infraestructura, que  se  ha prolongado por alrededor de dos años, tiene  el objetivo de abrir sus puertas a huéspedes de diferentes latitudes  y acogerlas en  el barrio más bohemio de La Paz, Sopocachi. 

A inicios de 2014, un microfinanciero, Carlos Pecka Otero, y un operador de turismo, Diego Torrico Merino, antiguos amigos de la universidad, coincidieron en La Paz, ciudad a la que ambos habían regresado. 
Durante una reunión surgió la idea de abrir un hostal boutique. Meses después se les ocurrió el nombre 3600 Hostel. 

"Nos encontramos y, en una lluvia de ideas, Diego sugirió poder hacer algo en la casa que ha pertenecido a mi familia por tres generaciones y pudimos aterrizar con un proyecto de vida (...). La idea fue abrir un hostal  para brindar una experiencia en la que el huésped sienta como si estuviera visitando a un familiar”, detalla Pecka. 

Para mayo de 2014, los trabajos en la casona de la avenida Ecuador, a la altura de las gradas de la J. J. Pérez, habían iniciado. Los dos socios y dos albañiles realizaron el trabajo de rescate de la infraestrutura más que centenaria,  cuyas paredes tienen un grosor de aproximadamente medio metro. 

Al ser ambos paceños,  los 3.600 no sólo informan  la altitud de la ciudad sobre el nivel del mar a quien la conozca, sino que comprenden un concepto de descubrir una urbe diferente.  

Actualmente, 3600 Hostel cuenta con tres habitaciones. Dos compartidas, con  dos camarotes. Cada camarote tiene tres camas, una estructura que los propietarios no han visto en otro  lugar que se dedique a la hostelería en La Paz. Cada una de ellas tiene alrededor de 25 metros cuadrados, casilleros  y cuenta con  baño privado. 

Pero el alma de la casa está ubicada en un patio techado vigilado por un antiguo piano. Ahí funciona un bar, que atiende hasta las   22:00,  donde se han realizado varios conciertos y una exposición fotográfica. 

El espacio no sólo está abierto a los huéspedes, sino a clientes en general  que quieran asistir a tomar un café, a una noches de pizza o disfrutar de cerveza artesanal hecha en Bolivia, incluidos todos los ingredientes que se utilizan para las alternativas gastronómicas.      

 "Como un paceño”

Para Torrico, un apasionado del trekking y el parapente, la finalidad es que los huéspedes vean La Paz más allá de las zonas turísticas en donde se concentra la oferta para los visitantes. 

"El objetivo principal es que se  descubra la ciudad y se  la observe, un poco, como la ve un paceño y qué mejor que hacerlo quedándose en una casa republicana”. 

 La casa luce  hoy  una fachada blanca, que se puede divisar desde cualquier punto de la calle J. J. Pérez. El inmueble perteneció inicialmente a una familia española que, al fallecer su hijo, decidió, años después, regresar a su país. Luego de unos años, regresaron y la donaron para que sea un geriátrico. 

Posteriormente, la casa perteneció a la familia Otero, y desde alrededor de 1930 y por un corto período, a la inquieta folklorista Pepa Vélez Otero.

Hoy la infraestructura tiene un 30% de recuperación. Muchos de los objetos antiguos en la casa fueron restaurados o reutilizados para que formen parte del mobiliario, como   puertas,  pisos, sillones, marcos de ventanas, entre otros. 

    "Tenemos varios instrumentos y queremos que las personas sepan que el espacio está abierto a quienes quieran venir y difundir el arte”, comenta Torrico.

 A sólo dos meses de abrir sus puertas, 3600 Hostel ha tenido alrededor de medio centenar de clientes. El costo por persona de las habitaciones compartidas   es de 15 dólares (104 bolivianos) por noche, y la privada, de tres camas, a 30 dólares (208 bolivianos).    El principal medio de promoción del lugar  es a través del  internet:  redes sociales o páginas web de consulta como TripAdvisor. 

Para Pecka, se trata de brindar  la  experiencia  de que es posible descubrir La Paz  en cada calle y zona, dentro y fuera de los circuitos turísticos establecidos. Se trata de que el visitante conozca  una ciudad  que "invita a soñar”.

 

Las  coordenadas
  • Contacto 3600 Hostel cuenta con una página web: www.3600hostel.com y una página en Facebook: 3600 Hostel.  
  • Actividades Actualmente, 3600 Hostel brinda información de operadoras de turismo para que los huéspedes hagan vuelos en   parapente, en Huajchilla, y rutas de trekking en lugares como el parque Toro Toro.
 
 
 
 
 
 
 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

82
1

Comentarios