Los tibetanos se reúnen en el Festival del caballo

En la meseta del Himalaya se lleva cabo un festival anual en el cual los equinos y la tradición tibetana son el atractivo.
martes, 02 de agosto de 2016 · 00:00
AFPy NDTV  / Yushu, China

Truenan a través de la vasta meseta del Himalaya, con sus mejores galas tradicionales, los jinetes tibetanos que se reúnen para participar en el festival anual en Yushu, que es una fiesta de colores para los ojos.

 Banderas de oración multicolores con inscripciones de textos religiosos ondean con la brisa. Las  tiendas de campaña se alinean en las verdes colinas que rodean la plaza de carreras de Yushu, en la provincia china noroccidental de Qinghai. 

Esa parte del país  es el hogar de muchos de los ocho millones de personas que representan la  fuerte minoría tibetana de China, sector que tiene roces con el Gobierno de ese país. 

Entre los espectadores del evento se observan mujeres tibetanas locales  que lucen vestidos tradicionales conocidos como "chuba” y monjes con túnicas rojas. Ante ellos se  presentó el personal de seguridad del Estado  con uniformes verdes que ingresó  al estadio, construido por el gobierno local.

 Pero el verdadero  atractivo son los caballos,  engalanados con cintas amarillas y verdes,  montados por jinetes de cabello largo. 

El festival de Yushu  se celebra desde la década de los años 90 y tiene una duración de alrededor  cinco días. Durante varios años, el evento fue suspendido   después de que un terremoto en 2010 mató a unas 2.700 personas.
 Entre caballos y tensión

 Los integrantes del pueblo tibetano de la zona,  conocidos como kham, son famosos por sus habilidades con los equinos. Los espectáculos de equitación y tiro con arco son los  principales eventos del festival, que atrae a cientos de espectadores. 

Funcionarios del Gobierno afirmaron  que esperan usar el festival para mostrar la cultura tibetana y llevar el turismo a esta región remota. "Se puede ver el desfile de vestimenta  tibetana, las joyas, la belleza de la  ropa y el baile”, dijo un espectador tibetano. "Una gran cantidad de turistas chinos y extranjeros asisten”.

 La entrada al estadio para la ceremonia de apertura se realizó con la compra de un boleto, incluso para los locales, hecho que contrastó  con el libre acceso   de años  pasados, cuando el evento se realizaba en  el prado abierto . 

Pekín dice que sus tropas han  "liberado pacíficamente” Tíbet en 1951 e insiste en que llevó  desarrollo a una región donde en el pasado se explotó a las personas consideradas como  siervas.

 Sin embargo,  muchos tibetanos acusan a los funcionarios de la represión de su religión y la erosión de su cultura, además  que los recursos naturales son explotados en beneficio de la mayoría étnica de China a expensas del medio ambiente. 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios