El corazón de Cochabamba

Cochabamba conmemora hoy 206 años de su Grito Libertario. Su Plaza de Armas, escenario del levantamiento, es motivo de homenaje.
miércoles, 14 de septiembre de 2016 · 00:00
Claudia Herbas Flores /  Cochabamba

Las plazas de armas, por lo general, son el mejor referente turístico para conocer la idiosincrasia de una ciudad. La de Cochabamba, la plaza 14 de Septiembre, que hoy tiene una cara diferente por las obras de remodelación que realizó la Alcaldía -sobre todo en sus dos pasos peatonales (norte y sur)-,  hoy se ve más atractiva para el turismo y el encuentro cotidiano de todas las generaciones de cochabambinos.

 Su peculariedad  radica en que se constituye en un  escenario para todo tipo de actividades: recreación, protesta, una fuente de empleo y hasta cobijo en las noches. 
Escenario de encuentro


La Plaza de Armas de Cochabamba es marco de reuniones de amigos, enamorados  y de  familias enteras. En los bancos instalados en la plaza siempre se ven grupos de amigos, entre ellos  de la tercera edad y jubilados, que acuden cada día para hablar de la cotidianeidad e intercambiar ideas, ya sean comunes o encontradas. 

Las familias también pueden disfrutar de la plaza, llevando a los niños al sector de la fuente de agua de las Tres Gracias. Allí la mayoría se dedica a alimentar a las palomas que revolotean o emprenden vuelo de rato en rato  en bandada.  Otros se distraen comprando globos o pelotas para completar el buen rato de los niños. 

Los amigos o enamorados optan, generalmente, por disfrutarde la bonita vista que regala  la plaza, que ahora luce jardines muy bien cuidados.

Para ocasiones especiales, como el aniversario departamental o el nacional,  el kilómetro cero de Cochabamba  es por excelencia el lugar  elegido para la iza de banderas, ofrendas florales o retretas de la banda municipal, que le pone el marco musical a los programas oficiales.

Turismo

Sin lugar a duda, la Plaza 14 de Septiembre es el lugar que todo turista debe conocer debido a que concentra gran parte de la historia patrimonial del departamento. Está rodeada de una gran muestra de la arquitectura colonial y republicana, como la Catedral Metropolitana, la Iglesia de la Compañía de Jesús, los edificios de la Gobernación, de la Alcaldía, del Honorable Concejo Municipal y del Comando de la Policía, que rodean el emblema arquitectónico cochabambino.
 
Estos edificios se roban las miradas por su imponencia.

Comercio 

Las "caseritas”, con sus puestos de dulces, globos y pequeños juguetes, son un elemento fundamental de la plaza. Algunas ofrecen sus productos a la gente desde puestos fijos; otras deambulan mostrando su mercadería, tratando de seducir a los que han llegado hasta la plaza. Los kioskos de venta de periódicos y revistas hacen su parte con los lectores, desde las galerías instaladas en los cuatro lados que rodean el kilómetro cero de Cochabamba.

Refugio para el arte

Algo que tal vez caracteriza muchísimo  a la plaza 24 de Septiembre son los dibujantes que se cobijan en ella, en la parte sur, donde siempre se los ve metidos en su arte, ya sea haciendo dibujos en papelógrafos para los estudiantes o los padres de familia que  llegan  ante ellos en busca de su talento.

Sitio de  protestas

Por más que hayan salido ordenanzas municipales para preservar a la plaza principal, en el día a día el espacio se constituye en un  polo de atracción que convoca a los ciudadanos que quieren  expresar sus demandas, a través de protestas o vigilias de días enteros, para  las autoridades, cual si fuera el mecanismo perfecto para presionar.  

Punto de periodistas

Al promediar las 9:00, aproximadamente, todos los días se ve a los periodistas cochabambinos caminando, con agenda en mano o cámaras filmadoras o fotográficas, por la galería lado norte de la plaza. Su misión es buscar la noticia generada en alguna de las instituciones públicas cercanas.

Cobijo

En la noche, bajo las galerías, aunque no es el mejor panorama para una ciudad en crecimiento y desarrollo, se ve a los indigentes que duermen cobijados tan sólo con cartones. Así, la Plaza de Armas de los cochabambinos no sólo cobija a los que buscan un espacio de esparcimiento, para la protesta o para ganarse la vida, sino también para los más desfavorecidos.

 

 

 Monumento desde 1574

La historia señala que la Plaza de Armas de Cochabamba fue erigida alrededor de 1574. Su nombre actual, 14 de Septiembre, corresponde a la fecha del Grito Libertario del departamento en contra del yugo español. Está ubicada en el casco viejo de la ciudad y a su alrededor se encuentran edificaciones que datan de más de dos siglos.

Uno de los principales atractivos es la Fuente de las Tres Gracias, formada por tres figuras femeninas unidas por la espalda y tomadas de las manos. Éstas representan a tres deidades de la mitología griega: Áglae, diosa de la belleza; Talía, deidad del teatro y festividades; y Eufrosina, que representa a la alegría.

Otro de los atractivos es la Columna de los Héroes, erigida en 1851, en homenaje a los patriotas de la Revolución de 1810. Es un obelisco en piedra ubicado en la parte central de la plaza, donde están inscritos los nombres de los patriotas. En el siglo XIX, la cúspide de la columna fue coronada con un cóndor de bronce en actitud de vuelo. Se dice que la ave existió y que fue criada por los Soldados del Piquete de la Policía de Cochabamba, ubicada en la acera norte de la plaza. Se cuenta que el animal se volvió muy agresivo, por lo que fue sacrificado, a vista de los sollozantes policías que lo cuidaban.

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

3
1

Comentarios