La Paz, ciudad única que deja sin aliento

Patrulla Viajera sugiere a La Paz como destino turístico. Propone visitar el Valle de la Luna, el teleférico, el “camino de la muerte” y el centro de la urbe.
miércoles, 28 de septiembre de 2016 · 00:00
Página Siete /  La Paz

"La Paz es más que una ciudad. Sorprende por su inmensidad, su belleza y por la gran amabilidad de su gente. Es una ciudad que te deja sin aliento, literalmente,  debido a su elevada altura, unos 3.600 metros sobre el nivel del mar, que provoca el ‘mal de altura’ (sorojchi)  y por sus atractivos”, se lee en el blog español  Patrulla Viajera, que sugiere destinos que se pueden visitar en el mundo. 

Patrulla Viajera sumó a la ciudad de La Paz a las opciones  turísticas que presenta a sus seguidores. Entre sus destinos sugeridos están los templos y santuario de Japón, El Cairo, Egipto, Puerto Rico y otros destinos reconocidos a nivel internacional. 

 El blog español  que ha puesto el ojo en la ciudad de La Paz sugiere cuatro  destinos que se deben visitar en la urbe, en dos días de estadía:  el centro de la ciudad, el Valle de la Luna, el teleférico El Alto–La Paz y la ruta a los Yungas, citado en el sitio como el "camino de la muerte”.

En una crónica, Patrulla Viajera hace énfasis en la altura en que se encuentra  la ciudad y los efectos que provoca en la salud de las personas extranjeras.

"Parte de Patrulla Viajera lo sufrió. Nada más aterrizar en el aeropuerto (El Alto), el cual se encuentra a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar, y    empezamos a sufrir sus efectos: dolor de cabeza, náuseas… Nos compramos las pastillas Sorojchi (Sorojchi pills), famosas por mitigar los males de la altura,  pero no son del todo eficaces en nuestro caso”, se lee en el sitio especializado en turismo.

Dos días  en la altura

"Disponíamos de dos días en La Paz y os queremos contar cómo los aprovechamos”, se lee en el blog que, a continuación sugiere: 

Un Free Tour

"Lo primero que hicimos en La Paz es hacer un free     tour, un tour gratuito de unas tres horas, en la  que te dan a conocer el     centro de la ciudad y te cuentan curiosidades. Es una buena forma de     conocer la ciudad y su cultura”, cuentan los viajeros que escriben en el blog español.

Valle de la Luna

Las formaciones rocosas que se encuentran camino a la zona de Río Abajo fueron catalogadas por el blog como un lugar que se debe conocer en La Paz.

"Se encuentra a 10 kilómetros  de la ciudad. Es una    formación rocosa espectacular en la que hay plataformas para poder     recorrerla”, se detalla en el sitio.

Patrulla viajera incluso proporciona información sobre cómo llegar al Valle de la Luna. " Para llegar se pueden tomar microbuses o ir en taxi. Si    vais varios seguramente os salga mejor ir en taxi. Por cierto, los     precios de los taxis siempre se negocian antes de subir”.

Teleférico La Paz – El Alto

Las cabinas del teleférico que permiten admirar la topografía de la ciudad es otra de las sugerencias para los viajeros que quieren conocer "La Paz, ciudad única que deja sin aliento”. La Feria de la 16 de Julio de los domingos no escapa del programa. 

"Una vez allí (en La Paz) es visita    obligada coger el teleférico para subir a la ciudad de El Alto y    dar una vuelta. Son espectaculares las vistas desde el teleférico de La Paz.     Una vez arriba hay un mirador en la propia parada de El Alto. Más     tarde aprovechamos para visitar un mercadillo que suelen poner los     domingos. Para bajar nosotros cogimos un taxi”.

Carretera de la muerte

El blog español cita también la ruta que lleva a los Yungas de La Paz y la denomina  "death road (carretera de la muerte)”.

"Para los viajeros más intrépidos en  busca de emociones fuertes, os recomendamos el descenso en bicicleta por la carretera más peligrosa del mundo.  Nosotros decidimos buscar una agencia que nos diera ciertas garantías para realizar esta actividad, dada la peligrosidad que conlleva  (...)  Al ver el paraje nos echábamos las manos a la cabeza y nos reíamos al coincidir que seguro que no bajábamos a más de 10 kilómetros por hora, pero más rápido te vienes arriba.
 
Ves que las bicicletas responden y te lanzas a disfrutar la experiencia (siempre detrás del primer guía). Nuestro descenso inició a 4.640 metros de altura y llegamos a los 1.290. En el recorrido nos encontramos con un descenso vertical de 3.345 metros  durante 64 kilómetros por carreteras, donde apenas cabe un coche... ¡Adrenalina a tope! Una experiencia que repetiríamos mil veces”. 

 

 
 
 
 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

181
51

Comentarios