Plataformas ciudadanas, personaje del año de Página Siete

Columnistas y periodistas de Página Siete eligieron a las plataformas ciudadanas como Personaje de 2017. Estas promovieron movilizaciones por el respeto al voto del 21F y el rechazo a la reelección indefinida de Evo Morales.
domingo, 31 de diciembre de 2017 · 15:38

Ivone Juárez / La Paz

“Perdimos el miedo; lo peor que nos pudieron hacer es dejarnos sin agua el año pasado; eso es imperdonable, por eso estoy aquí... además, quiero que se respete mi voto; basta de protestar sólo por las redes (sociales)”. Con esos argumentos y a paso apresurado, Mónica se dirigía el 21 de febrero, después de las 18:00, a la plaza Mayor de  San Francisco de La Paz. Su objetivo era sumarse a la concentración ciudadana convocada por el respeto a los resultados del Referendo del 21 de febrero (21F) de 2016. En la consulta  ganó el “No” a una cuarta reelección del presidente Evo Morales.

Pero la administradora de empresas paceña  de 34 años, que trabaja con temas de medioambiente en el oriente boliviano, guardaba un temor: que la movilización no fuera masiva.  “Ójala seamos muchos”, expresó.

 Apenas llegó a la plaza Mayor su temor se transformó en una sonrisa de satisfacción: miles de  personas  ya habían llegado al lugar. Casi llenaban la plaza, pero   se las veía dispersas, en grupos. Algunos de esos  grupos parecían de amigos, otros de  familias enteras, incluso con niños, que portaban en las manos  banderas de Bolivia y carteles  con frases como “Bolivia dijo No”, “Evo no siempre”, “Mi voto se respeta” y  “No es no”.

De pronto, un “¡Bolivia dijo No!” retumbó en la plaza Mayor -gracias a unos parlantes - y todos  voltearon hacia una tarima instalada sobre al anfiteatro que tiene el lugar, y comenzaron a gritar “¡Bolivia dijo No!”.

Las plataformas  convocaron a miles de bolivianos en todos los departamentos.
Foto: Archivo Página Siete

Así comenzó en La Paz la multitudinaria  concentración ciudadana en defensa del “No” a la reelección de Evo Morales expresada en el 21F. En el resto de país, los medios de comunicación reflejaron movilizaciones igual de masivas.  En Santa Cruz, Cochabamba, Potosí, Beni, Tarija, Chuquisca, Pando y en las demás ciudades de departamentos. Las plazas principales se llenaron de ciudadanos que pedían el respeto a su voto. Las convocatorias se habían realizado en su gran mayoría a través de las  redes sociales, de  influencers, entre los que estaban  activistas, periodistas, analistas, ciudadanos comunes  y hasta políticos opositores.

Las manifestaciones  ciudadanas fueron reprimidas por la Policía.

Esta  concentración del 21 de febrero fue la primera convocada  por las plataformas ciudadanas,  a las que la población  boliviana  respondió de manera masiva. Luego vino la del 10 de octubre, cuando se recordaron los 35 años del regreso de Bolivia a la democracia.

Las  movilizaciones ciudadanas   en Trinidad, Beni.

Otra vez las plazas principales y calles se llenaron de gente   que, convocada por las plataformas ciudadanas, volvió a exigir el respeto a su voto en el 21 F. Pero había otra razón más para la protesta: la Acción de Inconstitucionalidad Abstracta que presentó el MAS ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para habilitar a Evo Morales como candidato a la Presidencia.

 ¿El argumento?  Cuatro artículos (156, 168, 285 y 288) de la Constitución Política del Estado  violan los derechos humanos de Morales, establecidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y que dicen que es un derecho de los ciudadanos “votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas” y  “tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones públicas de su país”.

El rechazo a la reelección  de Evo Morales articuló estos movimientos.

El 29 de noviembre, el TCP falló a favor del pedido del MAS: la reelección indefinida de Morales. Y, sin convocatoria previa, los movimientos ciudadanos, en primera instancia de Santa Cruz y La Paz, tomaron las calles para expresar su rechazo a la decisión.

En muchos casos la Policía reprimió las protestas y detuvo a activistas, en su mayoría jóvenes y mujeres,   como en el caso de Santa Cruz. Incluso  intentaron tomar entidades del Estado, como el Tribunal Electoral Departamental.

Las movilizaciones se prolongaron durante días y se extendieron a Cochabamba, Tarija, Chuquisaca, Beni y  Potosí. Llegaron a  cuestionar a dirigencias históricamente representativas, como la del Comité Cívico de Santa Cruz, que tardó en fijar su posición ante el fallo del TCP.

Leyenda

Otra Izquierda es Posible; Fuerza Ciudadana; Una Nueva Oportunidad; Me Comprometo, Voto No; Todos Podemos ser Presidente; Kuña Mbarete; Sos Bolivia; Primero Bolivia; Generación 21, CUB, Revolución juvenil Bolivia  son algunas de estas plataformas ciudadanas que los columnistas, colaboradores y periodistas de Página Siete consideran son el Personaje de 2017.

Punto de vista

 Franco Gamboa 

 Sociólogo

2017, año de la movilización civil

2017 fue intenso en cuanto a la movilización de la sociedad civil y es notorio cómo el país se ha enriquecido en sus formas de organización a través de distintos  medios.  La población encontró muchos más canales de expresión y las organizaciones vivas de la sociedad civil mejoraron su impacto y alcances. 

Es importante destacar que estas plataformas de crítica,  articulación, movilización y participación ciudadana están directamente ligadas a las redes sociales de internet, que permiten que la opinión o  críticas de la sociedad civil se vehiculicen  inmediatamente.

Este año fue altamente politizado, particularmente por  las decisiones tomadas en niveles altos,  como en el Tribunal Constitucional (reelección indefinida de Evo Morales)  y en la Asamblea Legislativa, con el aprobación del nuevo Código Penal, lo que  está provocando la articulación y movilización de la sociedad civil. Sin embargo, se tiene que destacar que aún hay una enorme brecha entre la crítica,  la gran expresividad, muy rica, de la sociedad civil, y la posibilidad real de cambios verdaderos que repercutan en la vida cotidiana de quienes  critican, se movilizan, porque  llegado el momento tienen cero efectividad.

Un ejemplo es el triunfo  del voto nulo en las elecciones judiciales, promovido en gran parte por estas plataformas ciudadanas, que no repercutió en las decisiones políticas, porque aún con esos resultados se posesionó a los nuevos magistrados.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Más de
149
36