Un tributo para enamorarse de La Paz desde el primer bocado

Ocho restaurantes se unen para inspirarse en la comida tradicional de la ciudad y crear propuestas gastronómicas que le hagan un homenaje, pero que también innoven para el futuro.
jueves, 20 de julio de 2017 · 00:00
Alejandra Pau / La Paz

 Un chairo tapado en una masa de hojaldre, una espuma de llajua que se deshace en la boca llamada Perfume de Julio. La Marraqueta Collita con  salsa de manqancha, un fondue Rumi Illimani y una tabla que hace una síntesis de los sabores tradicionales    han  sido pensados para el Tributo Gastronómico a La Paz, un evento  en el que la comida gourmet se ha propuesto conquistar al ciudadano de a pie.  

El Movimiento de Integración Gastronómico Boliviano (MIGA) ideó este tributo cuando recibió la invitación de los organizadores de la feria La Paz Expone para que la comida no signifique una pausa durante su visita al campo ferial Chuquiago Marka sino que se convierta en un  atractivo que proponga homenajes a preparaciones  tradicionales y propuestas nuevas. 

En una representación de la calle Jaén -uno de los últimos símbolos preservados del patrimonio arquitectónico paceño- se ubicaron  ocho de los  mejores restaurantes de La Paz. 

La propuesta gastronómica que ofrecen los restaurantes en la feria, que se prolongará hasta el 23 de julio,   no figura   en los menús de los locales participantes, al menos de momento.  

 "Cada uno de los restaurantes participantes tiene su propia identidad, pero para la feria han elaborado al menos un plato especial que haga un tributo a la ciudad, desde sus ingredientes hasta el nombre de la propuesta”, detalla la coordinadora del evento, Luz Bustillos. 

Gastronomía inclusiva

El restaurant  DM Hotel Andino propone  una chuleta de cerdo, cocida en un ahumador artesanal durante ocho horas  que concluye con  un toque final en la parrilla para brindarle una textura suave  y sellada , dueña de una suavidad impecable. A ellos se suman   las hamburguesas  Ch’ukutas de res y cordero del   restaurante Jardín de Asia. Las propuestas  son un mimo para los amantes de la carne. 

 "Nos estamos abriendo a un nuevo mercado para que las personas puedan conocer y probar nuestras propuestas como el Perfume de Julio, una espuma de llajua porque al paceño le encanta”, detalla la subgerente de DM Hoteles, Daniela Peñaloza.      

Para Bustillos se trata de que las personas que no se animan a ir a estos restaurantes porque tienen gustos más tradicionales o consideran que la comida gourmet es más costosa puedan probar estos platos. 

Pero además es un espacio que logra que  los asistentes que no habían probado rellenos de papa, elaborados y vendidos por pequeñas emprendedoras, lo hagan. Se trata de una "gastronomía inclusiva”, afirma.   

Flor de Leche presenta una tabla de quesos con brochetas de tubérculos, verduras acompañadas de  una marraqueta  bautizada como  Rumi  Illimani, una alternativa para las personas que no consumen carne.

 La Muela del Diablo presenta los ravioles Chuquiago, con una masa elaborada de espinaca y remolacha representan la bandera de La Paz. Su relleno  lleva ricota, nuez, mantequilla y salvia.     

Y si de picar se trata, la familiaridad entrañable de  un anticucho, un sándwich de chola, un plato paceño y el ispi se cuentan en la tabla Ch’ukuta  hecha por las Escuelas Manq’a. Una síntesis deliciosa de los clásicos  de las noches y las mañanas paceñas. 

La carne de los anticuchos es tan tierna que más de un comensal estaría dispuesto a pagar por conocer la fórmula que logre tal resultado.

"Esta tablita reúne lo mejor de los sabores paceños, una apuesta para que las personas se animen a  probarlos de una sola vez y es  acompañado de un sucumbé”, comenta   el coordinador de Manq’a, Ariel  Tito. 

 El chairo que cautiva

Pan y Patio propone un chairo tapado con masa de hojaldre que lleva dos tipos de  queso y llajua de ulupica sobre ella. "La tapa de masa es  una alternativa a la marraqueta que tienen queso parmesano y queso criollo para acompañar nuestro chairito”, indica uno de los encargados de cocina de Pan y Patio, Daniel Arias.

  Quebrar la masa para llegar al chairo mientras el queso cae dentro de la humeante preparación para finalmente derretirse, es una experiencia que supera cualquier expectativa.     

  Terra del Hotel Stannum propuso la marraqueta Collita. "Hemos intentado combinar la alta gastronomía gourmet con la feria (...).  Nuestra marraqueta Collita, que es un sándwich de marraqueta hecho de cola de res que cuece durante 17 horas”, explica el gerente de  Alimentos y Bebidas de Terra, Carlos Bejarano.

     Acompaña a la preparación la salsa Manqancha, que está hecha con papa y huacataya. El resultado, junto a los chips de papalisa,  es un sabor familiar, una carne que se deshace en la boca junto a una salsa sorprendente.  

El restaurante Gustu preparó un sándwich de charque con huevo pochado y mayonesa de quirquiña. Haciendo gala de su panadería la preparación se presenta dentro de una focaccia, pan  cubierto con hierbas y otros productos, una alternativa ligera y con sabores que se complementan entre sí.

   La Paz Expone abrió sus puertas el 14 de julio y se prolongará hasta el 23 de este mes. Hasta el momento, según Bustillos,   los restaurantes venden   todo lo preparado. Cada local  dispone de hasta 400 porciones de toda su propuesta gastronómica, que incluye hasta  cuatro preparaciones  gastronómicas diferentes. 

   "Quisimos ofrecer familiaridad, innovación y calidad, y creo que lo hemos logrado. Las personas se van orgullosas de lo que se está haciendo con su gastronomía y la evolución de sus tragos”, concluye Bustillos. 

      La primera experiencia de un Tributo Gastronómico a La Paz ha logrado que los sabores de sus ingredientes más característicos se encuentren en una feria para mostrar con cada propuesta que propios y extraños se pueden enamorar de ella al primer bocado.

 

Café Misk’y y Qué Waso

Para el barista de Typica Christian Rodríguez una de sus propuestas es  Misk’i, que el 2016 fue el segundo mejor café de Bolivia. Cultivado en Caranavi, "tiene una acidez cítrica y una dulzura parecida al chocolate. Se encuentra miel, frutos, rojos y chancaca”, explica.

 Typica además de ser un café y ofrecer  un sándwich de palta que es  muy popular es una tostaduría de granos de café  que apoya a los productores de Caranavi, lugar en donde se cultiva el 60% del café del país. 

El bartender del Gin La República Alfredo Arias explica que el Qué Waso es un coctel  caliente que está hecho con ginebra andina, infusión de huira huira, manzanilla, coca y gengibre. "Lo endulzamos con chancaca y añadimos un poco de limón para finalmente ahumarlo  con palo santo, reteniendo por un momento el humo en el vaso con un máscara de kusillo”, indica.

Tributo  gastronómico 
  • Lugar El Tributo Gastronómico a La Paz es realizado en el campo ferial Chuquiago Marka. Hasta el viernes el horario de atención será de 18:00 a 22:00.  
  •      Costo Los precios de las propuestas gastronómicas oscilan entre los 20  y los 40 bolivianos. El café y las bebidas entre los 15 y 20 bolivianos. El ingreso a la feria  La Paz Expone es de 20 Bolivianos.
  •   Redes Para conocer más sobre el evento se puede ingresar a la página de Facebook: MIGA Bolivia.   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

96
2