Tres mujeres de los cafetales bolivianos a Colombia

Jóvenes de familias caficultoras se especializan en el proceso de preparación del café. En 2017, su dedicación y pasión las llevó al país exponente de esta bebida en el mundo.
domingo, 14 de enero de 2018 · 00:07

Alejandra Pau / La Paz


La paciencia para tostar, escoger,  obtener cada gota de esta bebida misteriosa es una virtud que  dominan. El aroma del café es la extensión del hábitat natural de tres jóvenes que crecieron entre cafetales y que hoy  se especializan en todo el proceso de su preparación para lograr la bebida perfecta. Su dedicación las ha llevado hasta Colombia. 


Sandra Alcón Muñoz, Ana María Condori Cruz y Dayana Kea Alanoca se sumergen  todos los días en  los secretos de la  preparación del café. Sus tiempos, el color y aroma  desde el tueste hasta que llega a la taza son verificados meticulosamente, saben que  el resultado es el esfuerzo de decenas de familias.  

Sandra Alcón  en pleno tueste del café de APCERL.


“He crecido aprendiendo lo básico del manejo del café (...). El año pasado, los productores abrieron un curso para capacitar sobre el tueste, la catación del café y barismo aquí en La Paz. Me interesó mucho aprender sobre lo que ocurría después de que el grano salía de mi región. Creo que ese interés es el que nos  ayudó a llegar a  Colombia”, comenta Kea, de 20 años. 

Condori y Kea provienen de las localidades de  Villa Aroma y Trinidad respectivamente, en el municipio de Teoponte. Son   comunidades que recibieron a muchas familias del altiplano paceño y de otros departamentos  hace  varias décadas. Conocen, desde que tienen uso de razón, el proceso  de cultivo de  café porque sus padres son parte de la Asociación de Productores de Café Orgánico de la Región Larecaja (APCERL).    


El grano con el que trabaja  el trío de mujeres es cultivado  entre los 1.100 y los 1.650 metros sobre el nivel del mar,  y es  el  resultado de la labor de 66 familias que componen la APCERL,    que obtienen la especie arábiga, catuaí y catimor.    

 Ana María   Condori siente el aroma del café recién molido.


Desde  2009, los caficultores  de Teoponte trabajan con la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS) para la consolidación del café como una  alternativa económica y así  amortiguar la  presión que se ejerce   para ingresar al Parque Madidi, un área protegida y de vital importancia para la biodiversidad del planeta. 


Los  cafetales de APCERL además   albergan a 173 especies de aves y, por ello,  su café se llama Eco de las Aves.      
 
“Tostar, sentir el aroma del café y luego hacer la catación es una de las actividades que más disfruto, creo que nos falta mucha práctica en barismo, pero lo vamos a lograr” asegura Condori, de 22 años.

 
Ambas jóvenes se han propuesto especializarse en todo el proceso de producción,  transformación y  preparación del café para transmitir estos saberes en sus regiones.  

Dayana Kea  prepara café  con una cafetera Chemex. 


Su objetivo es que  se incremente el número de  caficultores que logre obtener  un  producto de altísima calidad, lo que se traducirá en mayores ganancias y una mejor calidad de vida en sus comunidades.    
   
 Colombia, la tierra del café  


Alcón, con 22 años,  es la guía del equipo.  Nació en San Carlos, departamento de Santa Cruz.  Al igual que las dos jóvenes de Teoponte, proviene de una familia de caficultores. 


En 2013  se animó a aprender catación y tostaduría de forma empírica;   continuó su capacitación  y desde entonces ha  trabajado  para varias empresas del rubro. 


El año pasado  capacitó a las  dos jóvenes sobre los principios básicos de la preparación de café antes de su  primer taller. 


 En noviembre de 2017 emprendieron juntas el viaje a Bogotá. “Colombia es la tierra del café. Para nosotras conocer a expertos de este grano y la entrega que tienen en ese país por él ha sido   una alegría total.  Allá están más enamorados del café que nosotros; pero ahora sabemos que  el camino es aprender de forma más  especializada y dedicarle muchas horas a esto (...). No nos equivocamos al estar igualmente apasionadas que ellos”, confiesa Alcón.  


El proyecto, llevado adelante por la WCS y el Fondo de Apoyo a la Sociedad Civil de Dinamarca  obtuvo la ayuda  del Banco FIE para que las jóvenes realicen un taller de capacitación intensiva en Colombia.


     Aprendieron sobre la variedad robusta, sobre los tipos de fermentación, sobre la transformación del grano y sus matices, pero además conocieron la cultura del “café de Colombia”, marca  que en 2007  logró un  hito al ser el primer producto extranjero que entró en la lista de denominaciones de origen de la Unión Europea.  
  
 “Su entrega y pasión por el café es increíble, sabemos que aquí  todavía no se ha logrado eso; pero creo que lo lograremos”, añade Condori.

Su familia  migró  desde La Paz a Villa Aroma cuando era muy pequeña. Lo que más extraña de la tierra en la que creció es el olor de la naturaleza y el sabor  de la fruta. Admite  que esa pureza  en la que transcurre la vida  no se puede expresar con palabras.

Leyenda


 El compromiso de las tres  se sustenta  en la dedicación  de las familias en los cultivos de café, que también son las suyas. Saben que es un oficio   que representa meses de trabajo y una constante  lucha por mejorar la calidad que, poco a poco, se hace  reconocida. 


Mientras tanto, ellas hacen de su vida un café y del café una forma de  vida.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

99
2