Potosino Soy, entre un himno y la Gesta Libertaria

La vida, obra y muerte del compositor Humberto Iporre Salinas comparten varias coincidencias cercanas a la conmemoración del 10 de Noviembre.
sábado, 10 de noviembre de 2018 · 00:02

Alejandra Pau  / La Paz

Potosí   cumple  208 años de su Gesta Libertaria, cuyo suelo   que es evocado como  un pilar de la economía boliviana, un centro de la minería nacional. Esta tierra es    además una veta cultural y artística  vasta con exponentes como Humberto Iporre Salinas. La vida, obra y muerte de este autor guardan una cercanía con el 10 de Noviembre  en una  forma casi sincronizada.

Autor de obras tan emblemáticas sobre su terruño como  Mi Potosí Querido, Chirihuayrita (Vientito frío), En el Boulevard, Humberto Iporre Salinas (1915-1985) compuso la obra que se considera el segundo himno de su tierra... Potosino Soy.

Este huayño que identifica a los potosinos   cumplió esta semana 80 años, fue compuesto un 7 de noviembre de 1938. Desde entonces  forma parte de repertorios, celebraciones cívicas y de la añoranza de aquellos que viven lejos de su tierra. 

El 7 de noviembre, pero  47 años después  el compositor y concertista moría debido a un paro cardíaco, en la misma casa en la que compuso Potosino Soy.

“Es una interesante y curiosa paradoja en la vida, la obra y la muerte del autor. La misma fecha, el mismo lugar; de esto nos percatamos muchos años después (...). La coincidencia es mayor, porque él (Iporre Salinas) señala, durante una entrevista, que estrena el huayño Potosino Soy el 9 de noviembre de 1938, en la fiesta de gala de la víspera de la Gesta Libertaria del 10 de Noviembre, en el Club Internacional; y el 9 de noviembre de 1985, lo estaban velando en el mismo salón”, destaca el nieto del compositor, Eduardo Maldonado Iporre.

A 47 años del estreno de Potosino Soy, sus restos se velaron en el mismo lugar donde tocó  por primera vez esa obra musical. Luego fueron trasladados al Colegio Pichincha antes de ser enterrados en la cripta de los Hijos Ilustres en la Catedral de Potosí,  ubicada en  la plaza 10 de Noviembre.

Más de 600 composiciones

Iporre Salinas estudió en el colegio Franciscano y posteriormente en el Pichincha. Desde muy joven se destacó como alumno e intérprete de piano. El talento como compositor no tardó en hacerse evidente.

Posteriormente, enseñaría música a varias generaciones de alumnos de los colegios en los que estudió, así como lo hizo en la Academia de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Tomás Frías. Desde esos espacios y otros, formaría conjuntos y orquestas que fueron el semillero de  varios músicos reconocidos.

Desarrolló una carrera tan prolífica que le suman más de 600 composiciones. Para el nieto de Iporre Salinas, su abuelo tuvo cuatro vertientes de inspiración y creación: el amor, la educación, Potosí, y una ancestral y telúrica, a esta última pertenece la Suite India 1 y 2, cuya primera parte es La oración del Mitayo.

Una  época de fervor cívico

Dos años después del estreno de Potosino Soy, se produjo un levantamiento en la Villa Imperial debido a la falta de atención a varias demandas, entre ellas el tema de las regalías mineras.

El entonces alcalde, Wálter Dalence, fue una de las voces alzó  el grito de “Potosí Federal” y le otorgó además a la bandera roja y blanca el reconocimiento como símbolo regional, según se ha reflejado en varios  artículos de El Potosí. 

El  espíritu combativo ha sido protagonista de su historia, una rebeldía que fue crucial  un 10 de Noviembre de 1810, cuando los habitantes se levantaron en contra de los españoles.

El terruño hecho canción

En el Boulevard, es la composición que describe el icónico paseo peatonal  que congrega hasta el presente a la juventud y  habitantes de la Villa Imperial.

Para Maldonado, las notas de Iporre son una forma de pintar, de contar  como fue el Potosí en el siglo XX, como lo hicieron  Eduardo Caba, Eduardo Berdecio, Armando Palmero, Simeón Roncal, entre otros destacados músicos. 

 Las fechas y noviembre 

En el Potosí del presente, las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), estiman que el  departamento de Potosí   tiene 887 mil habitantes. De los cuales 213.719 personas viven en el municipio de Potosí, según  datos del 2017.

Hoy  la casa de más de 300 años en donde vivió el maestro y compositor potosino, se ha convertido en museo.     Ahí su piano, sus reconocimientos como el Cóndor de los Andes, sus fotos familiares, sus partituras se exponen a los visitantes.

Desde ahí, Maldonado habla de esas coincidencias entre noviembre y la vida de su abuelo.   Y es que este mes fue un punto de inicio,  inspiración musical y, por si fuera poco, del punto  final en la existencia de Iporre Salinas.

Su primera composición data, según registros familiares,  del 14 de noviembre de 1929. El talentoso joven potosino tenía 14 años. 

Hoy sus restos están en la catedral de la ciudad de Potosí, junto a los de otros ciudadanos ilustres. Cruzando la calle, en otra acera de la plaza 10 de Noviembre  está en Club Internacional, espacio en el que estrenó el tema que seguramente hoy sonara en muchos lugares al conmemorar la Gesta Libertaria. 

“Esta obra se ha convertido en un canto emblemático, casi como una ‘Marsellesa potosina’ (...). En 80 años, Potosino Soy  se ha convertido en un segundo himno de la potosinidad, un himno popular que la gente entona con sentimientos encontrados. Hoy se ha convertido en un canto guerrero, un canto de dignidad y de rebeldía”, concluye Maldonado.

“Potosino soy  es la forma de rendir homenaje a nuestra tierra en su mes. Me imagino que el autor pensaba en eso también al momento de componerla, ya que la obra nace precisamente en el mes de noviembre”. 

Svieta Barrios,  directora Qolqe T’ikas

“Fue mi maestro, de Gerardo Arias y de Eddy Navia. En nuestro caso, el resultado final de esa formación es Savia Andina. Potosino Soy es parte de nuestra historia y creo que es el homenaje de uno de nuestros grandes maestros a  su tierra”.  

Óscar Castro, director de Savia Andina

La Casa  Museo  

El piano  del  prolífico compositor y músico  potosino Humberto Iporre Salinas.
Foto: Cortesía Eduardo Maldonado / Casa Museo de Humberto Iporre Salinas
El compositor combatió durante la Guerra del Chaco, un periodo que marcó su vida.
  • Repositorio El hogar  del compositor y maestro potosino Humberto Iporre Salinas en la actualidad es una casa museo, que queda ubicada en la calle Nogales #653,  en la ciudad de Potosí, y cuenta con una página en Facebook.
  • Actividades El espacio, gestionado por la familia,  cuenta con un café en el que  se realizan diversas actividades artísticas y culturales.
  • Investigación Actualmente, la familia investiga si la obra Mi Potosí Querido de Iporre Salinas fue compuesta durante la participación del autor en la Guerra del Chaco.
Las calles  de Potosí,  que conserva casas patrimoniales   en el centro histórico. 
Foto: Archivo Página Siete

 

28
1