Savia Andina lleva la música boliviana al planeta por más de cuatro décadas

El grupo fue fundado en la ciudad de Potosí en 1975. En 43 años de trayectoria ha grabado 53 discos y ha actuado en escenarios de Australia, América, Europa y Asia.
martes, 12 de junio de 2018 · 00:04

Gonzalo Díaz  / La Paz

Hace poco más de dos semanas, el grupo Savia Andina retornó de una exitosa gira por España, Bélgica, Francia y Suiza.  “Lo conmovedor es que llegamos al corazón de la gente que vive por 20 o 30 años en Europa y recuerda la música de Bolivia en la interpretación de Savia Andina”, contó el percusionista del grupo Óscar Castro. “Yo he tenido el honor y la suerte de ver gente derramando lágrimas al escuchar la música de su juventud, de su niñez o la que escuchaban sus papás”.

Este año, el grupo cumple 43 años de trayectoria, en los que ha grabado 53 discos y ha recorrido escenarios de Australia, Europa, América y Asia. “Hemos estado en muchos lugares del mundo mostrando la música folklórica boliviana, que es lo más importante. Y lo hacemos con mucho orgullo y pensamos que no hemos defraudado a nuestro público porque hemos tenido una recepción cálida siempre”.

Ahora  el grupo está formado por Óscar Castro, Rafael Arias, Martín Arias, Edwin Herrera, David Pérez y Gerardo Arias.

Los rebeldes

Castro se hace cargo de la percusión en Savia Andina desde su fundación en 1975. Los antecedentes del grupo se remontan a su época colegial en la ciudad de Potosí, cuando junto a Gerardo Arias y Eddy Navia fundaron el grupo electrónico Los Rebeldes. “En el colegio Franciscano recibimos una formación musical de un gran maestro: don Humberto Iporre Salinas, quien nos inculcó,  fomentó e  incentivó a hacer música”, recordó.

Los Rebeldes duró hasta que los entonces estudiantes concluyeron el colegio. Entonces, los tres amigos ingresaron a la carrera de Derecho de la Universidad Tomás Frías (Potosí). Era la época en la que las gestiones se clausuraban por motivos políticos. Por esa razón, Castro salió del país para estudiar medicina y especializarse en radiología en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

A su retorno, junto a Eddy Navia, Alcides Mejía y Julio César Paredes fundaron la agrupación, con la idea de hacer música instrumental. “La savia es el alimento de las plantas, entonces nosotros metafóricamente o espiritualmente queríamos ser el alimento espiritual de los Andes con nuestra música”, recordó.

Julio Iglesias los invitó

La fortuna sonrió al grupo desde sus inicios, pues cuando promocionaban su primer disco llamado Savia Andina fueron invitados a abrir un show de Julio Iglesias en el Cine Teatro Monje Campero de La Paz.  “El año 1976 tuvimos la suerte de conocer a un músico extraordinario mundialmente reconocido como Julio Iglesias. Nos invitó a hacer conciertos en España y Francia. Estuvimos trabajando un mes en París, en el teatro Olimpia, y tres meses en España con él haciendo el preshow  porque el grupo no era conocido”, recordó Castro.

Así el grupo dio sus primeros conciertos fuera del país. El impacto de aquellas presentaciones fue tan positivo, que los músicos se quedaron por más tiempo del originalmente planeado. Habían viajado por un par de presentaciones, pero el dueño del teatro Olimpia les pidió que se quedaran 20 días más. “Luego el representante de Julio Iglesias nos dijo si podíamos acompañarlo unos tres meses de trabajo en España”, explicó el músico.

Posteriormente, Savia Andina tuvo la oportunidad de grabar dos discos en España con CBS Internacional. “Esos discos tienen nombre, se llamaron Ritmos y canciones de Bolivia”, recordó. “Son discos que han tenido mucho éxito porque han salido en 16 países del mundo”.

Pocos años después, en 1979, se incorporó al grupo el actual vocalista y segunda guitarra, Gerardo Arias, que dio un sello vocal único al grupo. “El mismo día que llegó nos fuimos a Buenos Aires a tocar con la orquesta de Mariano Mores”, contó Castro.

Con su voz,  Gerardo Arias  dio un sello característico a Savia Andina.

Bailando la imilla

El grupo continuaba dando énfasis al componente instrumental, hasta que los integrantes animaron a Arias a cantar como lo hacía en sus años de colegio. La primera canción que interpretó fue Bailando la imilla.

El grupo entonces empezó a rescatar canciones tradicionales potosinas con la idea de evitar que caigan en el olvido. “Gerardo, Eddy y mi persona somos nacidos en la Villa Imperial y conocíamos un repertorio folklórico muy grande, por ejemplo El minero de Jaime Medinaceli, El Kalanchito, La Verbenita”, señaló el músico. 

Castro considera que hay muchísima música tradicional boliviana que si no es grabada por algún grupo irremediablemente pasará al olvido. “Es por eso que en cualquier disco que ustedes agarren, el 50% de los temas son composiciones del grupo y 50% son temas que rescatamos del acerbo popular boliviano”.

Entre las grandes composiciones del grupo se puede mencionar temas como Ironías o Por qué estás triste de Gerardo Arias; la Danza del Sicuri de Navia; Socavones del infierno de Rafael Arias o Canelita de Óscar Castro.

En 2016,  el grupo recibió la Condecoración “Franz Tamayo” del Senado boliviano.

Instrumentos bolivianos

En sus espectáculos, Savia Andina siempre incluye temas del repertorio de la música clásica, latinoamericana y de diferentes países. Esto también tiene un propósito concreto. “Mostramos con esta música los alcances técnicos de los instrumentos folklóricos bolivianos, como los charangos, las quenas, los sikus, las zampoñas, que son capaces y están a la altura de cualquier instrumento del mundo”.

El repertorio que presentan depende del lugar donde se presentan. “Depende del lugar, del país o de la ciudad en Bolivia, porque tenemos repertorio de todos los departamentos. Tenemos el orgullo y la honra de decir que hemos recorrido Bolivia, todos los departamentos, incluyendo casi todas las provincias de las capitales”.

En estos 43 años, muchísimos músicos han pasado por el grupo. Ahora Savia Andina está integrado por Gerardo Arias (primera voz), Óscar Castro (percusión), Rafael Arias (primera guitarra), David Pérez (charango), Edwin Herrera (instrumentos de viento) y Martín Arias (bajo).

En los próximos días el grupo nuevamente se ausentará del país para presentarse en Perú, Ecuador y Colombia, para a su retorno tocar en Santa Cruz y La Paz. “Gracias a Dios seguimos con este trabajo, (debo dar) el agradecimiento eterno primero a Dios porque nos dio el talento, a nuestras familias que nos aguantan tremendamente en este trabajo, y al público al que nos debemos”, señaló Castro.

“Yo estoy los 43 años de Savia Andina. Es el orgullo y el honor más grande conformar una agrupación como ésta y que lleve el nombre de los 10 u 11 millones de habitantes que somos ahora y de los cinco que fuimos cuando empezamos como grupo por el mundo. Donde nos permitan tocar, por sobre todas las cosas, llevamos el folklore boliviano, que es el mejor de América para mí”, concluyó.

Savia Andina  retornó a París, donde tocó por primera vez hace más de 40 años.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

51