Odontología, cirugías plásticas impulsan el turismo de salud en Cochabamba

El departamento conmemora 208 años de su grito libertario. Privados crearon un clúster en torno a los servicios de salud que se ofrecen como paquetes de turismo. Precios y prestigio de médicos son la fortaleza.
viernes, 14 de septiembre de 2018 · 01:04

Ivone Juárez / La Paz

Un implante dental que en Estados Unidos puede costar de 3.500 a 5.000 dólares, en las clínicas especializadas de Cochabamba llega sólo a los 700 dólares. Lo mismo ocurre con una lipoescultura, que afuera puede superar los 30.000 dólares, en centros de salud cochabambinos no pasa de los 3.500 dólares; o con una cirugía oftalmológica, que puede llegar a costar un 70% menos que en países vecinos, como Chile.

Si a estos precios se suman el prestigio que han ganado especialistas y establecimientos de salud en el exterior, el resultado es que la Llajta se proyecta como un interesante destino del turismo de salud, no sólo para los bolivianos que viven en el país, sino para los que radican fuera y también para los extranjeros.

Los empresarios privados del departamento ya trabajan para fortalecer esta oportunidad y crearon un clúster que está formado por más de 20 clínicas y hospitales de gran prestigio, además de centros de diagnósticos, spa, operadores de turismo, agencias de viajes, hoteles y otros servicios que se mueven alrededor del turismo de salud.

La Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba es una de las entidades que está a la cabeza de esta iniciativa que busca impulsar el desarrollo de la economía del departamento, dice Amilkar Rocha, presidente de la entidad.

El representante privado remarca que el turismo de salud mueve cada año en Cochabamba alrededor de 80 millones de dólares al año (1,5% del PIB regional), con pacientes que llegan desde Estados Unidos, Chile y otros países.

Éstos aún son en su mayoría bolivianos: los que viven en el país y los que radican en ciudades de Estados Unidos, como Virgina , y del norte de Chile. Su principal puerta de ingreso hasta el momento es la fiesta de Urkupiña. “Cada año llegan a Cochabamba unas 300 mil personas para la fiesta de la Virgen de Urkupiña y muchas aprovechan su estadía para realizarse un chequeo médico o una intervención quirúrgica específica”, señala Amilkar Rocha.


Las intervenciones a las que se someten son odontológicas, cirugías plásticas y bariátricas ( aplicadas para bajar de peso en caso de obesidad), oftalmológicas y cardiológicas. “En esas áreas, Cochabamba cuenta con una gran fortaleza diagnóstica y de tratamiento”, afirma Rocha.

Remarca que los establecimientos de salud que ofertan estos servicios están plenamente certificados, tanto por el Ministerio de Salud de Bolivia como por calificadoras especializadas de nivel internacional.

Precio y prestigio

Jackeline Fernández, gerente general de la agencia de turismo Skip Travel, señala que hace cinco años trabaja ofertando paquetes de salud de la Clínica Los Olivos en Estados Unidos y Chile. Afirma que los precios de los chequeos médicos y de las intervenciones quirúrgicas, además del prestigio de los profesionales cochabambinos, son lo más valorado.

Precisa que entre los paquetes que oferta en el exterior los más solicitados son para lipoescultura e implantes. El primero tiene un precio aproximado de 6.000 dólares, que cubre la intervención quirúrgica, la hospitalización en Los Olivos, los pasajes de avión hasta Cochabamba, el seguro de viajero, hotel y traslados. En el caso de las cirugías para implantes, éstas llegan a los 2.900 dólares.

Señala que en algunos casos las clínicas y hospitales, como Univalle, ofertan incluso habitaciones para los familiares de los pacientes. Pilar Ruiz, directora de los hospitales Univalle, comenta que el establecimiento de salud, que oferta servicios hace 20 años, recibe a pacientes incluso de España que buscan chequeos médicos y tratamientos a los cuales no pueden acceder en los países en que radican por sus elevados precios.

El prestigio de los médicos de la clínica Los Ángeles es una fortaleza para el turismo de salud.

“Nosotros ofrecemos chequeos completos médicos al mismo nivel que en Chile, por ejemplo. Los pacientes se internan 24 horas en las cuales se les realizan exámenes completos, cuyos resultados los entregamos a los cinco días”, dice.

Estos controles oscilan entre los 800 y 1.000 dólares. En Chile superan los 2.500 dólares.

Junto con los exámenes médicos, los hospitales Univalle ofrecen también alojamiento para los familiares que acompañan a los pacientes. “Estamos tratando de hacer salud con hospital de cinco estrellas, cambiar la mentalidad de la calidad de atención al paciente y a su familiar”, dice. En ese objetivo Univalle incorporó a su equipo de profesionales a especialistas en turismo y hotelería, que desarrollan una nueva tendencia: la hotelería clínica.

Pilar Ruiz afirma que los hospitales de Cochabamba que ofertan servicios de salud a los extranjeros “cuentan con todas las especialidades y trabajan con tecnología de punta, a niveles de países del primer mundo”.

Y para los bolivianos que viven en el país, elaboran cada vez diferentes paquetes más novedosos y accesibles, haciendo alianzas con líneas aéreas, hoteles, agencias de viajes y otros sectores.

En el caso de Univalle, acaba de firmar un convenio con BoA y dos hoteles en Cochabamba para ofertar unos chequeos de salud para la mujer con el objetivo de prevenir el cáncer de mama y de útero.

Acreditación, más vuelos, menos impuestos

Y para posicionar a Cochabamba como un destino para el turismo de salud en Bolivia y en el contexto internacional, los empresarios privados tienen desarrolladas algunas propuestas, que pasan porque la acreditación de los establecimientos de salud esté al nivel de otros países, los vuelos directos al departamento se incrementen y por liberar de impuestos a algunos servicios de salud.

Parte de la infraestructura de los hospitales Univalle, en Cochabamba.

“Los niveles de acreditación nacionales tienen que ser iguales a los del exterior para mostrar al mundo el prestigio de los médicos cochabambinos y la calidad de la atención especializada que ofrecen los hospitales, clínicas y laboratorios del departamento”, dice el presidente de la Cámara de Comercio y Servicios, Amilkar Rocha.

Comenta que en el Ministerio de Salud aún no se concluye con la acreditación de calidad para los servicios de odontología. “Desde las clínicas especializadas y con los profesionales del área intentamos colaborar para que las acreditaciones sean iguales a las de otros países, lo que nos permitirá competir a nivel internacional”, afirma.

Rocha añade que una segunda propuesta es reactivar el tráfico aéreo en Cochabamba con vuelos directos desde Lima y Miami, por ejemplo. “Nuestros vuelos son cada vez más reducidos con un par que llegan de Sao Paulo. Tenemos poco acceso a los turistas que llegan de manera directa a Bolivia”, dice.

El empresa suma una propuesta: liberar a algunos servicios de salud de impuestos. “Esto es muy ambicioso, pero funciona en otros países”, afirma el privado.

Gastronomía, tecnología y educación impulsan la economía

La Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba elaboró un plan integral para impulsar la economía de la región. El plan está centrado en las potencialidades del departamento: la gastronomía, la producción de software, tecnología y computación y la educación universitaria.

Clínica Los Olivos que forma parte del clúster para el turismo de salud en la Llajta.
Foto: Opinión

En el primer caso, apuesta a una “gastronomía mestiza”, una estrategia similar a la de Perú con la comida fusión. “Nuestra gastronomía tiene que ser exportable. Perú lo logró con su comida fusión”, dice el presidente de la Cámara, Amilkar Rocha.

En la producción de tecnología, el departamento cuenta con 136 empresas que generan software para el mercado local, para la importación y como maquila. En el sector, la Cámara de Comercio identificó que estas empresas precisan personal graduado en sistemas y computación que esté acorde a las necesidades del mundo y que, además, maneje el idioma inglés. “Queremos convencer a la universidades e institutos para que mejoren sus currículos y las empresas tengan una mano de obra más calificada. También se tiene que mejorar internet, que es exageradamente caro y lento”, dice Rocha.

En cuanto a la educación universitaria, remarca que el departamento tiene al momento 11.000 estudiantes extranjeros. “Este es el turismo más sustentable porque se trata de gente que vivirá cinco años en Cochabamba. Necesitamos aprender a dar la bienvenida a estos extranjeros, fortalecer las universidades con currículos más competitivos e impulsar carreras relacionadas con las ingenierías”, dice.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Más de
15
1