Juana Caballero, la primera directora de banda de Bolivia

Quiso ser directora de orquesta desde niña y lo logró en un ámbito predominantemente masculino.
jueves, 31 de octubre de 2019 · 01:01

Alejandra Pau / La Paz

Vestida con la gala que la ocasión requería   ante  un concierto sinfónico, Juana Caballero se preparaba para interpretar el trombón. En ese contexto era imposible adivinar que es la primera directora de banda de Bolivia de una institución del orden. Ella ha llevado  la batuta en espacios predominantemente masculinos  dentro y fuera del país.

 Caballero, que también es directora de orquesta,  ha trascendido las fronteras este año para especializarse en trombón. Fue invitada además a dirigir   la Banda del Servicio Penitenciario Bonaerense y  la Banda de la Policía de Buenos Aires, en Argentina.

La música la conquistó desde muy pequeña; recuerda que a  los ocho años ya estudiaba piano en el entonces Conservatorio Nacional de Música.

Foto: Freddy Barragán / Página Siete

 Hoy es multiinstrumentista con una clara preferencia por los instrumentos de viento conocidos como bronces graves, en especial el trombón, así lo demuestra en la Orquesta Sinfónica de la Universidad Loyola. 

“Mi sueño siempre fue ser directora de orquesta (…). Cuando estoy al frente de una orquesta o banda debo cuidar cada detalle, que uno no suene más fuerte  que otro, que cada instrumento suene como corresponde; pero en  el momento que está toda la pieza  armada y salgo al frente, simplemente puedo perderme en la música y disfrutar la obra que ya está trabajada”, comentó Caballero   mientras los ejecutantes afinaban  sus instrumentos en el escenario del Palacio Chico.  

Caballero es la única directora  de banda en Bolivia;      sin embargo hay en el país otras directoras de orquesta  como Raquel Maldonado (Ensamble de Moxos)  y Adelina Anori (Orquesta de Palmarito).

En el mundo, sobre todo en el ámbito sinfónico y de bandas, una  directora de orquesta todavía  es considerada una rara avis; ello no necesariamente  porque no existan  sino  porque en su mayoría    son desconocidas.

La Policía Boliviana  es desde siempre  una institución  predominantemente masculina y calificada como  machista por  colectivos feministas  y grupos en defensa de    los derechos de las mujeres, aunque no les sea un tema del todo grato. 

 Consultada sobre el respecto  Caballero se limitó  a decir que “si bien existen algunas personas al interior de la institución  a quienes todavía les cuesta aceptarme no son todas (...)”.      

 Las metas claras desde la niñez

Caballero había concluido la carrera de Derecho cuando un buen día   vio a una banda de guerra durante un desfile. Su anhelo de convertirse en directora de orquesta  y lo que acababa de observar parecían un camino a seguir. 

Antes de materializar sus aspiraciones  dejó la institución del orden para estudiar una maestría en Derecho en Argentina. Al regresar a Bolivia y mientras tramitaba su reincorporación  ganó el concurso para ser la directora de la banda municipal Eduardo Caba, un elenco que por primera vez iba a estar a cargo de una mujer.

Caballero ayudó a reestructurar la banda municipal que lideró durante un año, según recuerda. En ella, como en todas las que ha dirigido, ha innovado  el repertorio para que las  presentaciones no se limiten a la interpretación de marchas e  himnos sino  que incluya    música popular.     

Después se reincorporó a las fuerzas del orden y  hoy  es la única Oficial Músico del país. 

“Antes de salir de la institución habíamos fundado la Banda Sinfónica de la Policía el año 2014, la cual dirigía y que había quedado en nada desde que me fui, así que decidimos reactivarla (…)”, comentó Caballero que ha sido  declarada en comisión, razón  por la cual actualmente no lleva la batura de este elenco musical.   

Dirigir en Argentina

La también docente de la carrera de Música de la Universidad Loyola se fue a pasar un curso de  trombón a Argentina, accedió a un par de becas y así le  llegó la invitación para dirigir las bandas porteñas.    

 Para ella dirigir a una banda policial  en Argentina fue completamente diferente. Los integrantes de esos elencos se  convierten en músicos profesionales antes de ser policías y  tienen un nivel de excelencia muy alto. Si bien al principio le resultó intimidante pudo manejar bien  la situación. 

 “La Banda del Servicio Penitenciario Bonaerense y a la Banda de la Policía de Buenos Aires,  que tuve la oportunidad de dirigir, tenían un nivel impresionante. Me quedaba con la boca abierta al escuchar esa afinación, precisión, lectura musical (…). Igualmente allá los directores de orquesta tiene una formación muy completa, acá no tenemos mucha formación de dirección orquestal y por eso uno se busca la vida. Yo he ido de profesor en profesor, pero allá es una carrera profesional”, concluyó la pionera.

Desde la docencia, esta directora de banda se ha propuesto motivar a sus alumnas que, al igual que  ella, sueñan con  algún día empuñar la batuta.

30