Un lugar para entender el mundo desde la cultura, el arte y las utopías

Utópica Centro Cultural es un espacio de encuentro y de creación donde convergen lenguajes comunes y sueños colectivos. Cuenta con una sala múltiple y un café.
jueves, 26 de diciembre de 2019 · 00:04

María Ortiz  / La Paz

Ya lo dijo el gran Eduardo Galeano, el fallecido escritor y periodista uruguayo: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.

Las utopías son un permiso para la ensoñación. El camino hacia ellas requiere muchas batallas, pero una de las más importantes es la cultural. 

Utópica  cuenta con una pequeña pero nutrida biblioteca.

Convencidos de que sus aspiraciones son utopías que les permiten caminar, moverse y configurar horizontes que perseguir, en noviembre del año 2017 la pareja de gestores culturales Juan Espinoza y Sylvia Fernández abrieron en un cálido y acogedor rincón de Achumani “Utópica”, un centro que rompió con el aislamiento cultural de este barrio de la zona Sur de La Paz. 

“En el deseo, Utópica nace hace mucho tiempo,  ya que somos personas de la cultura y del trabajo cultural, desde el teatro, en mi caso, hasta la danza contemporánea en el caso de mi compañera (…) Nace en el anhelo de tener un espacio que nos permita poner en práctica y en común las cosas que hacemos aisladamente y que tenían una necesidad de tener un asidero y una raíz”, manifestó Espinoza, quien también forma parte de la red TelArtes.

Creado a partir del re-encuentro con las pasiones propias y ajenas y  del anhelado reto de nuevos mundos posibles, en el lugar donde nadie había estado hasta entonces se constituye hoy una comunidad. Así, desde su origen  Utópica es un espacio de encuentro y de creación.

Utópica Café  también se convierte en un espacio escénico con capacidad para aproximadamente 50 personas.

Utópica es un centro cultural independiente donde convergen lenguajes comunes y sueños colectivos; una sala múltiple de práctica y difusión del arte en cualquiera de sus muchas manifestaciones: teatro, danza, música, artes visuales, clases, talleres permanentes y esporádicos, conferencias, libros, debates y  cuanto surja de su creatividad. Y de la de su público, que abarca desde niños hasta adultos mayores.

“Nuestros focos fundamentales son los niños, especialmente durante los fines de semana (…) durante la semana hay varios espacios de formación para ellos, fundamentalmente en danza; también las personas mayores, que tienen en las clases de pilates un espacio de apoyo, de fortalecimiento, de recreación y de encuentro; y los y las jóvenes”, sostuvo Espinoza.

Utópica Café, sabores creativos

Desde la pasada semana, Utópica amplió su oferta con la inauguración de un café en una de sus áreas, en la que comparte espacio con una pequeña pero nutrida biblioteca. Más allá de convertirse en un negocio, lo que se busca, dijo Espinoza, es “generar recursos que permitan sostener la actividad cultural”.

Poner los pies en Utópica es adentrarse al apasionante mundo de la cultura, el arte y de aquellos soñadores de utopías que nos hacen ver, tal como cantó Joan Manuel Serrat, que sin estas últimas “la vida sería un ensayo para la muerte”. 

Johnny Cochi , barista de Utópica  formado en Manq’a.

Con dos ambientes, un espacio escénico en la parte inferior y arriba un café cobijado por ventanales que permite a los clientes ser testigos y partícipes de los diferentes procesos creativos, Utópica Centro Cultural se consolida para el disfrute de los sueños, los deseos y las posibilidades. Mientras que Utópica Café queda para para el goce de sabores creativos, para las reuniones de trabajo y para las infinitas tertulias y reflexiones de amigos.

Refugio para la reinvención

Utópica es un espacio de transformación. Permite ser modificado, recreado, reinventado. El ambiente en que actores, músicos, bailarines y demás artistas dan vida a sus procesos creativos cuenta con una gradería con capacidad para 80 personas que se transforma en pasarela, en escenario plano o en doble galería. Estas fueron diseñadas y elaboradas por el actor y escenógrafo del Teatro de Los Andes Gonzalo Calleja.

El café, configurado como un lugar para el encuentro, la innovación y la creatividad está también pensado como un espacio escénico que puede albergar hasta 50 personas. Asimismo, está disponible para quien requiera reuniones, intercambios y convocatorias con los demás.

Juan Espinoza , gestor cultural de Utópica.

“El café lo podremos entregar en cualquier momento a cualquier persona que lo requiera para que invite a sus amigos y que, por ejemplo, cocine y permita recrear este lugar. Para eso está”, dijo Espinoza.

De martes a sábado, desde las 15:00 hasta las 21:00, Utópica permite a quien así lo desee disfrutar de un buen libro, de manufacturas dulces y saladas y de una agradable conversación al amparo de un buen vino o un buen café. Los domingos, días de presentaciones escénicas, abre sus puertas de 11:00 a 16:00.

“Como Utópica, nosotros queremos que las personas vengan a tomar y valorar nuestro café producido en Caranavi, el cual tiene diferentes aromas”, sostuvo Johnny Cochi, el barista de Utópica.

Formado en las escuelas Manq’a, Cochi apuesta por cambiar la mentalidad de las personas respecto a la toma de esta bebida memorable. En Utópica, el café se sirve sin azúcar. 

El espacio, creado también para trabajar todas las necesidades que tiene la sociedad, celebra la diversidad, las individualidades y los colectivos.

“Queremos que sea un lugar desde la confianza. Queremos que sea un lugar donde la gente se sienta segura, donde pueda venir una mujer sola y tomarse un trago y estar segura de que va a ser bien tratada y bien respetada”, aseguró Espinoza.

Primer centro certificado

Junto a Etno Café Cultural, Utópica Centro Cultural fue el primer espacio en recibir la Certificación de Espacio Cultural Privado bajo la Ley de Culturas del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP).

El Decreto Municipal N° 022/2018 del Reglamento de Centros y Espacios Culturales del municipio de La Paz establece que “los centros nuevos y aquellos que ya existan deben incluirse en el Registro Municipal de Espacios Culturales Privados”. 

Este documento definió las condiciones técnicas, características, funcionamiento, infracciones y sanciones de los espacios. Entre los requisitos se encuentra tener una programación cultural sostenida, permanente e integral; generar procesos formativos y creativos y/o desarrollar gestión cultural y promoción de culturas y artes. Todo ello es cumplido por Utópica.

Al hablar sobre los aspectos en los que les ha beneficiado el ostentar esta certificación, Espinoza destacó las patentes, la apertura del café y la viabilidad de ciertas gestiones.

Defensores acérrimos de que la cultura es el camino para construir nuevas sociedades menos machistas, menos violentas y menos adultistas, Espinoza, uno de los impulsores de la Ley Municipal de Culturas de La Paz, celebra que esta se esté replicando en otros lugares del país como Cochabamba, Sucre o Santa Cruz.

“Es una acción civil, independiente, que va presionando al sector público estatal para abrir los ojos y hacer entender que la cultura y el arte son fundamentales en la construcción de una sociedad, en la construcción de imaginarios, paradigmas, identidades y espacios simbólicos que permitan a los seres humanos hacerse de sus procesos sociales, de construcción y de transformación”, explicó.

“Necesitamos que nuestras sociedades se transformen. No es suficiente el tener una estabilidad económica para un país. Necesitamos educación, necesitamos cultura y arte y eso lo hemos abandonado: es un tema pendiente fundamental en Bolivia”, recalcó Espinoza.

Él -junto con  otras personas del mundo de las artes y la cultura- batalló  durante muchos  años para que el anterior gobierno de Evo Morales apruebe una propuesta de ley cultural para Bolivia. La norma es algo  que hasta ahora no han logrado, por lo que no cesan en su objetivo,  una utopía cultural que lo impulsa a seguir caminando.

 

Las  coordenadas

  • Dirección  Utópica está ubicado en la avenida García Lanza 1000, entre las calles 9 y 10 de Achumani.
  • Horarios  El café abre sus puertas de martes a sábado de 15:00 a 21:00. Los domingos en los que hay presentaciones escénicas el horario es de 11:00 a 16:00.
  • Programación   Su programación puede ser consultada a través de la cuenta de Facebook Utópica cultural. Su próximo evento será los días 27 y 28 de diciembre a las 20:00, con la obra de teatro 120 kilos de Jazz, protagonizada  por Daniel Aguirre.