Quienes dieron ejemplo de reconciliación, para 2020 piden paz y un buen gobernante

Los vecinos de Irpavi y Achumani, de la zona Sur, se reunieron para recordar los difíciles momentos que enfrentaron después del fraude en las elecciones, pero también para seguir celebrando su reconciliación.
martes, 31 de diciembre de 2019 · 00:04

Ivone Juárez /  La Paz 

Se fundieron en un abrazo profundo, sobre el puente de Huayllani, un lugar simbólico para ellos porque ahí firmaron su compromiso de pacificación; un acuerdo sellado con sus firmas, en una hoja cuadriculada de  cuaderno que alguien llevó.  El pacto está  en dos páginas que guardan  como un tesoro porque les recuerda la luz de esperanza que significó durante esas horas de saqueos, quemas y robos de la larga noche del domingo 10 de noviembre y parte del lunes 11. 

Son los vecinos de Achumani con sus dirigentes  Mónica Choque, Abel Rojas, Patricio Vergara.  Se sumaron a ellos Cecilia Ortuste, Fabiola Zelada y representantes de los vecinos de Irpavi, quienes también  alcanzaron la pacificación con sus vecinos de Callapa, después de hasta una toma de rehenes, que siguió a los destrozos que los de Callapa protagonizaron en Irpavi el domingo 10 de noviembre en la noche.  

  Página Siete convocó a estos vecinos a reunirse y expresar sus deseos  para el Año Nuevo, que comenzará  en una horas más. Y en medio de  abrazos y saludos envueltos en  sonrisas, estos paceños coincidieron en pedir un buen gobernante y paz para los bolivianos en 2020.

 Algunos se emocionaron  hasta las lágrimas cuando pidieron  paz porque están frescos en su memoria los recuerdos de esas  horas de pánico y zozobra que vinieron tras  la renuncia y huida de Evo Morales, después de que se evidenciara el fraude electoral a su favor.

No quieren volver a vivir nunca más esos momentos.  “Somos bolivianos, somos vecinos y todos queremos paz, eso buscamos para Bolivia; nos dejaron rotos, prácticamente, pero tenemos que reconstruir esa unidad”, expresó  Abel Rojas, representante  de Jardines del Sur de Achumani. 

  Abel, junto a   Mónica Choque y Patricio Vergara  fueron los promotores del regreso a la paz a Achumani, después de que una movilización violenta de militantes del MAS, partido de Evo Morales, quemara más de 60 buses PumaKatari, las instalaciones de la Estación Policial Integral (EPI) y apedreara cuanta casa encontraran a su paso. 

 “Fue una noche terrible en la que quemaron los Pumas, la EPI y atacaron casas, pero el lunes estuvimos en este puente de  Huayllani para buscar la paz, fue difícil porque había mucha gente nervioso, pero con un mensaje en quechua y aymara lo logramos”, dijo.

“Yo sólo pido paz, hemos sufrido tanto”,  expresó con voz entrecortada  Clotilde Montecinos, de Chijipata, Alto Achumani. La mujer recordó las horas de miedo que vivió ante los constantes mensajes   que llegaban a su WhatsApp alertando que “motociclistas subían de Bajo Achumani para saquear y quemar las casas de su zona,  Huayllani, Antajahua,  Campo Verde Abierto” y otros.

  Abel Rojas recordó que él y sus vecinos recibían mensajes similares, sólo que en su caso los atacantes eran los de Alto Achumani.
 

Patricio  Vergara,  de Achumani, y Cecilia Ortuste, de Irpavi.


Otros vecinos como Mauricio Dávila, de Jardines del Sur,  sumaron a los  deseos de paz  el pedido de que en la sociedad boliviana no se insista más en  diferenciar entre   aymaras, quechuas o guaraníes. “Mi deseo es que de una vez los bolivianos entendamos que no es cuestión de color de piel, de ser aymara, quechua o guaraní; es cuestión de que todos sólo seamos bolivianos”, dijo.

Gary Zambrana, de Irpavi, propuso a los bolivianos ser conscientes de la realidad  del país para no caer en manipulaciones que tengan que ver con la raza o el color de la piel. Asegura que un antídoto  para eso es la educación. “Todos somos bolivianos, no perdamos el tiempo en ver nuestras diferencias, en el color de la piel; pongamos nuestra mente en la educación, por ejemplo, porque nos dará mayor criterio para identificar esos problemas y no ser tan manipulables”, sostuvo.

Un buen o buena Presidente

 Y estos vecinos que son un ejemplo de la reconciliación en Bolivia también desearon un buen gobernante para los bolivianos, esto considerando que en 2020 el país volverá a tener una elección nacional después de que se anulara la del 20 de octubre de este año.

 “Lo único que le pido  a nuestro Señor es que en estas próximas elecciones podamos elegir a una persona idónea que nos pueda conducir y lleva por un buen camino para no volver a caer al desastre que hemos vivido”, afirmó Patricio Vergara, presidente de Antajahua, Achumani.

 “Lo único que deseo para todos los bolivianos es que Dios, así como nos hizo el milagro para ayudarnos a recuperar la democracia, porque él lo hizo, nos ayude a encontrar al mejor  hombre o la mejor mujer  para ponerlo a gobernar Bolivia”,  señaló Cecilia Ortuste, president   a de Irpavi.

“Que Dios nos ilumine a todos los bolivianos para que en las elecciones elijamos a nuestro próximo gobernante con sabiduría y que éste  tenga la madurez suficiente para sacarnos adelante, en  paz, unión y, sobre todo, que nos dé  condiciones para trabajar y prosperar”, añadió otro vecino.

 

Lecciones: vivir y olvidar lo malo

Las horas de terror y zozobra que vivieron los bolivianos después de la renuncia de Evo Morales les  dejó grandes lecciones de vida que no están dispuestos a olvidar, sobre todo  los vecinos de la zona Sur de La Paz, que aseguran que ahora valoran más la vida y la paz y que  están dispuestos a olvidar todo lo malo que atravesaron.

 “La lección de vida de este año para mí es vivir, sólo vivir, disfrutar cada momento. Después de lo que vivimos y de toda la historia de nuestro país, creo que es una lección el saber vivir el presente; no  el pasado, que ya murió, ni el futuro, que no sabemos; sino el presente, que está aquí”, expresó Mauricio Dávila, de Jardines de Achumani.

Para Gary Zambrana, de Irpavi,  la lección fue “la entrega de la gente  a la sociedad, dejando de lado el individualismo”. 

“Descubrimos el valor de la gente en cada uno de  los barrios, el valor de la solidaridad”, afirmó. 

 “Nos quedamos en alerta ente lo que pasó, pero ya no de manera individual o sólo con la familia, sino  unidos entre vecinos, comunarios, hombre, mujeres, jóvenes y adultos. Nos hemos juntado, nos hemos conocido y hoy sabemos con quién vivimos y más que vecinos somos hermanos”, dijo Ariel Durán, vecino  de Huayllani.

Ariel añadió que la certeza que le deja este 2019 es que    “siempre trabajemos por algo común,   la democracia, el respeto a nuestro voto o  la libertad, unidos y en paz, podemos mucho más que de manera violenta e individual”.
 

Testimonioscecilia ortuste
Presidenta de  vecinos Irpavi


“Lo único que deseo para todos los bolivianos es que Dios, así como nos hizo el milagro para ayudarnos a recuperar la democracia, porque él lo hizo, nos ayude a encontrar al mejor  hombre o la mejor mujer  para ponerlo a gobernar Bolivia, porque será difícil. Si él no está con nosotros, no sé qué pueda pasar en nuestro país, necesitamos su bendición”.

Patricio vergara
Presidente de vecinos de Antajahua


“Lo único que le pido  a nuestro Señor es que en estas próximas elecciones podamos elegir a una persona idónea que nos pueda conducir y lleva por un buen camino, para no volver a caer al desastre que hemos vivido. También deseo toda la felicidad para mis compatriotas  y que vivamos sin peleas, sin reproches  y sin discriminarnos, ni unos ni otros”.

mónica  choque
Presidenta vecinos Chijipata


“Pido fe y que seamos empáticos con nuestros hermanos. Cada uno de nosotros ve de manera distinta la vida,  que para muchos es muy dura. Aprendamos a ser empáticos, a ser pacificadores, como dice la Biblia, y ser como Dios quiere que seamos. Dejar la intolerancia es la única de manera de asegurar la paz para nuestra familia y la seguridad para nuestra nación”.

Abel rojas
Representante  vecinos Jardines del Sur


“ Mi mensaje para todos los bolivianos es la unidad, que cerremos esa brecha que nos dejaron. Nos dejaron rotos, nos dejaron con los puentes quebrados y nuestro trabajo es reconstruirlos  para unir a todos, a los  del  campo, a los de las ciudades, con amor con sencillez, solidaridad. Con la ayuda de Dios  lo lograremos, los bolivianos  nos lo merecemos”.

Fabiola zelada 
Vecina de Irpavi


“Todo lo que nos pasó es un milagro y fue gracias a Dios,  y mi deseo es que Bolivia siga doblando rodillas, siga creyendo y confiando en nuestro Señor; que sigamos unidos y nos olvidemos de las diferencias políticas, de las diferencias de colores, y nos unamos para que nuestro país salga adelante en beneficio de todos los bolivianos”.

Gary Zambrana
Vecino de Irpavi


“Deseo que pongamos toda nuestra mente en la educación para que no vuelvan a manipularnos. Todos somos bolivianos, no perdamos el tiempo en ver nuestras diferencias, en el color de la piel; pongamos nuestra mente en la educación porque nos dará mayor criterio para identificar esos problemas y no permitir que nos vuelvan a manipular”.

44
9