El coach paceño que propone una terapia para facilitar el éxito de las operaciones

El físico paceño Marc Monroy dejó su alto cargo en la petrolera Shell Oil para sumergirse en la neuroconciencia que permite “tomar el control de la mente”. Su libro Cuántico, la pieza que faltaba contiene su terapia.
sábado, 09 de marzo de 2019 · 00:04

Ivone Juárez /  La Paz 

“Todo es energía. Nosotros somos energía que ha tomado forma”, sentencia Marc Monroy, el físico boliviano que  dejó la industria petrolera para sumergirse  en el campo de la neuroconciencia y la física cuántica, y convertirse en un coach personal que viaja por el mundo  asesorando a las personas para “tomar control de su mente y transformar su realidad”. 

 Producto de esa experiencia y  de 15 años de investigación asegura que desarrolló un método que ayuda a recuperar la salud con mayor celeridad y éxito a las personas que están en puertas de someterse a una intervención quirúrgica de alta complejidad. El método se encuentra en su libro Cuántico, la pieza que faltaba, que ya se encuentra en librerías de Bolivia.  

La propuesta de Monroy, que radica en Costa Rica, está  enmarcada en la física cuántica, fue aplicada en  Brasil, con médicos especialistas y pacientes con enfermedades de alta complejidad que precisan, por ejemplo, algún trasplante de órganos u otro tipo de intervención quirúrgica. Consiste fundamentalmente en informar detalladamente al paciente sobre el tipo de cirugía a la que será sometido, paso a paso. 

Marc Monroy  está en Bolivia, vive en Costa Rica.

El objetivo es reducir el nivel de estrés, y a veces pánico,   que invade a las personas que enfrentan la incertidumbre y el temor antes de una intervención quirúrgica, dice el físico boliviano.     

“Hemos tratado con pacientes que tuvieron más de una operación y que ante la cercanía de una nueva cirugía  están en completo estado de pánico y su cuerpo está con un altísimo nivel de  estrés que genera una frecuencia electromagnética cargada de químicos  que mandan la señal de que el cuerpo está en alerta máxima de batalla y que lo que vendrá será catastrófico. Así el cuerpo toma la operación como un ataque masivo y puede hacer que fracase”, explica Marc Monroy.

El coach  después  de uno de sus cursos en Bolivia.

 “Hablarle a las células”

El autor de Cuántico, la pieza que faltaba, que está de paso por la ciudad de La Paz  y Santa Cruz,   explica que su método, que parte  del hecho de que  todo el cuerpo humano es  energía, contempla que todas las células  son  “entidades conscientes”. En ese entendido, señala que su planteamiento consiste en “hablarle a esas células, explicarles lo que está sucediendo antes de la intervención quirúrgica”, esto para evitar que lleven al cuerpo a un nivel de estrés tan alto que termine orillando  la  operación al fracaso.

Y como en la  física cuántica la energía siempre está conectada a otra energía -asegura Monroy- este estrés en el paciente también lo vive el médico, que puede atravesar por el temor de que su intervención fracase.  

 “Médico y paciente están conectados por el miedo. Esto se llama el entrelazamiento cuántico”, asegura.  En ese contexto, el método de Monroy debe ser aplicado también al especialista, como lo hizo en Brasil.

“En los casos que he intervenido, he explicado a médico y paciente, cómo deben conversar,  manejar su estrés, y entender que tienen que dar  instrucciones a sus células en sentido  de que deben colaborar por  el bien mayor, que es la salud del cuerpo del enfermo”, señala Marc Monroy.

Monroy en un curso  para la Cainco de Santa Cruz.

¿Los resultados de la terapia en el paciente ? Tiempo de recuperación posoperatorio más corto, menos cantidad de medicamentos consumidos y una reincorporación más rápida a sus actividades.  

  Monroy asegura que su método es el resultado de sus estudios en neurociencia y física cuántica, más 15 años de investigación científica, alejada de lo esotérico y religioso.

 

Otra física

Marc Monroy nació en la ciudad de La Paz. A los 16 años salió de Bolivia rumbo a Estados Unidos, donde se graduó en Física. A inicios de 2.000 llegó a la  petrolera Shell Oil, donde trabajó más de una década a cargo de proyectos   millonarios. Debido a sus funciones tuvo que viajar por  diferentes partes del mundo (Asia, Europa, Sudamérica) hasta que llegó a la sede de la Shell: La Haya, Holanda, donde su carrera profesional dio un giro.

En La Haya participó en un curso organizado por la Universidad de Harvard que planteaba un método para “cambiar la forma de pensar de la gente, su forma de ver la realidad, para cambiar su vida de manera positiva”.

La experiencia lo impactó de tal manera que dejó de lado su trabajo de físico formal para zambullirse en la física cuántica. 

“Mi método consiste en enseñar a las personas  cómo enfocarse y les demuestro, en una semana, que lo que están pensando puede pasar. Este método funciona para relaciones familiares o de pareja. El punto es reprogramarse, porque cada mente tiene el potencial   de hacer lo que quiera”, dice.

Monroy asegura su  nueva experiencia la sumó a los años de investigación que dedicó a la física cuántica, durante los años que trabajó en la Shell, en destinos como Mascate, capital del sultanato de Omán (Golfo Pérsico), donde, durante las tormentas de arena, que duraban hasta semanas, se dedicaba a investigar.

“En Mascate, las tormentas de arena impedían salir a la calle, todo era rojo y las partículas de arena tan grandes que impedían respirar, y la comunicación internacional era imposible; no había nada qué hacer, así que me dedicaba a leer y leer, y a entender todo lo que implica la física formal  y la física  cuántica”, cuenta.  

   Marc Monroy está en Bolivia y piensa quedarse  hasta mayo promocionando su libro y ofreciendo charlas, incluso gratuitas. “Lo que me interesa es que la gente se enganche en la idea de que todo puede ser más fácil tomando el control de su mente y transformando su realidad”.
 

 

 Cuántico, la pieza que faltaba, un “cuaderno de creaciones”

 Cuántico, la pieza que faltaba, es el libro del coach paceño Marc Monroy que ya se encuentra en librerías de Bolivia.  El texto -a decir de su autor- es una guía que puede ayudar a cambiar la realidad del lector.

En el libro contiene algunos consejos, que Marc Monroy los menciona: 

1. “Antes de dormir anote en una libreta  todo  lo que le preocupa,  anótelo y duerma pidiendo respuestas. La libreta le permitirá anotar lo que  le llegó a la mente al despertar. Todos sabemos que si no anotamos nuestros sueños éstos se disipan como humo”.

2.  Sus células siguen sus instrucciones y programaciones.  ¿Qué está pensando durante la comida? ¿Qué pensamientos o preocupaciones tiene sobre su salud?  Más del 50% de toda medicina es el efecto placebo.  Observe si su estado de salud coincide con sus preocupaciones.

3. No confíe mucho de su memoria. La memoria es dinámica, esto quiere decir que  puede alterar cualquier recuerdo.  Generalmente recordamos más lo que nos causa una emoción fuerte, pero hay una codificación genética que exagera el peligro y hace que los recuerdos sean peores de lo que fueron las experiencias malas.

4. La mente naturalmente busca descifrar señales para predecir el futuro. Alguna  vez une ciertos patrones, forma una hipótesis y se aferra a esa hipótesis como si fuesen verdad, buscando señales que confirman la hipótesis y obviando las señales que la contradicen.  Es por esto que los celos son tan dramáticos. Vemos a nuestra pareja sonriendo durante una  conversación por WhatsApp  y en seguida armamos un gran  drama.  Observa con atención y serenidad  lo que está pensando y lo  que se está manifestando”.

 

La neuroconciencia y la física cuántica

La neurociencia es el estudio de cómo se desarrolla el sistema nervioso, su estructura y la tarea que realiza en nuestro cuerpo. En ese marco, los neurocientíficos  estudian el cerebro y su impacto en el comportamiento y las funciones cognitivas de las persona. Para el físico boliviano Marc Monroy la neuroconciencia es un método de investigación de la conciencia,  basado en la física cuántica y la neurociencia, que “enseña exactamente, paso a paso y en detalle, todo lo que se debe hacer para transformar tu realidad en tan sólo días”.

Precisa que durante sus terapias,  los participantes son expuestos a los últimos conocimientos teóricos y prácticos relacionados a  cómo conscientemente se manifiesta una nueva realidad.

En este contexto entra el doble cuántico, que algunas personas llaman “ángel guardián”, dice el físico. 

“Todos tenemos un equivalente de nosotros que vive en el futuro y nos está alimentando la intuición para ayudarnos a elegir el mejor futuro posible, tomando en cuenta tu actual situación. Le llamamos doble cuántico, aunque algunas religiones lo llaman ángel guardián, En realidad  eres tú en otra dimensión simultánea”, se lee en la página web Marc Monroy.
 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

19
5