Artesano, muestra de emprendedores

Desde hoy y hasta el domingo, al menos 50 artesanos se concentrarán en el salón Mirabilia, de Los Pinos. Además de exponer sus productos, brindarán talleres, en los que compartirán sus conocimientos y talento.
viernes, 10 de mayo de 2019 · 00:04

 Ivone Juárez /  La Paz

En su mayoría  son mujeres y desde  hoy y hasta el domingo 12 de mayo se concentrarán en  la  feria Artesano,  en la que además de exponer sus creaciones, brindarán talleres para compartir su talento con los asistentes. ¿El lugar?   El salón Mirabilia, ubicado en la avenida  Costanera, a la altura de la calle 3 de Los Pinos, en la zona Sur. 

“Los retos más difíciles   de los artesanos son  hacerse conocer y  vender sus productos; entonces, tener  un espacio donde promovernos es muy importante”, dice Melinda Ribeiro, artesana y miembro del colectivo  que organiza la feria Artesano.

Es la primera vez que el colectivo organiza una muestra  y espera poder repetir la experiencia al menos cada tres meses, para que la gente tenga la oportunidad de encontrar  productos hechos a mano, exclusivos y  con materiales “nobles,  nacionales y conscientes con el medioambiente”, afirma  Melinda.

“Queremos incentivar el consumo de productos nacionales y que respeten el medioambiente; por eso, en mi caso, hago juguetes a mano, con materiales nobles”, dice Eva Uzquiano de Eprum.  

Los adornos   hechos a mano  que estarán en Artesano.

Productos con sentido e historia

En Artesano se podrá encontrar una amplia oferta de productos, desde ropa, bolsos, joyas, alimentos, licores, golosinas,  adornos, cosmética artesanal, juguetes para niños y otros  con un gran plus: están elaborados con sentido y tienen una historia.

Mayra Mercado, diseñadora de joyas, asegura que su trabajo está basado en un concepto de “conexión y energía con las cosas”.  “Mis joyas no son sólo un accesorio, sino que se vuelven parte de la personalidad de mi cliente; cada pieza que hago es única y sólo para la persona”, afirma.

Una  carpa  tipi  para los niños.

Redes sociales,   aliados 

 Estas emprendedoras tienen las redes sociales como escaparates para sus productos: los promocionan y comercializan a través de esos soportes. Facebook, Instagram y otros son sus principales herramientas. Muchos son parte de las listas de productos bolivianos que se puede adquirir con el Doble Aguinaldo.  Sin embargo, su entorno familiar y social es fundamental, porque a través de las recomendaciones logran agrandar cada vez más su mercado, donde sus principales compradores son “gente joven que le gusta la exclusividad, pero tiene cada vez más consciencia del medioambiente, de apoyar lo nuestro, que entiende el valor”, asegura Mayra Mercado.

Celebremos el día de las madres con Espacio Artesano en instagram.

espacioartesano_bolivia

 

 Melinda Ribeiro: “Hicimos la elección de ser independientes”


 
Hace 10 meses que Melinda está dedicada  la elaboración de productos de cosmetología e higiene natural con su marca Florecer. “Tenemos una huerta en Huajchilla, donde cultivamos las plantas y flores que utilizamos. También tenemos un laboratorio artesanal donde producimos hidrolatos y aceites”, cuenta Melinda, de nacionalidad francesa.

  Entre sus productos se encuentran desodorantes, shampús, pastas dentales, almohadillas terapeúticas de arroz, antifaces de plantas relajantes y otros  orientados sobre todo a mujeres.

Comercializa sus productos a través de las redes sociales y llega a Santa Cruz,  Cochabamba,  Potosí y otras ciudades de Bolivia. “Hicimos la elección de ser independientes y no recibimos la ayuda de ninguna entidad; nos apoyamos entre nosotros para promocionar nuestros productos y comercializarlos”, dice.

Mayra Mercado: “Se me va un pedazo del alma en cada pieza que elaboro”

Tricelle, joyería urbana, es la marca de Mayra, quien diseña joyas en oro (blanco, rosa, amarillo) y plata, con un concepto de conexión y energía de los elementos que utiliza y sus clientes.  “Utilizo piedras naturales y la energía de estos elementos ayuda a las personas. Se me va un pedazo del alma en cada pieza que elaboro”, dice.

Comenzó con su empresa hace cinco años, su marca tiene dos. Decidió embarcarse en su emprendimiento   cuando su  bebé nació.  “No quería separarme de mi hijo, lo veía chiquito e indefenso, pero no podía dejar de trabajar, de aportar y decidí aprender joyería”, cuenta.

Mayra sueña con tener una tienda para poder exponer sus joyas y comercializarlas, pero está consciente de que ese objetivo es difícil de alcanzar porque en Bolivia “la gente duda del trabajo de artesano”; sin embargo, está convencida de que podrá alcanzar su deseo.

Eva Uzquiano: “Elaboro   tipis y juguetes para el juego simbólico de los niños”

La empresa de Eva se llama Eprum y con ella  está dedicada a fabricar de manera artesanal juguetes para niños. Su apuesta  mayor son las tipis, unas carpas estilo indios norteamericanos. Elaboradas con tela de algodón, lana y madera, sus tipis cruzaron las fronteras y, gracias a las recomendaciones de amigos y familiares, llegaron hasta países de Europa.

 Además de sus tipis, Eva elabora almohadas, adornos  y otros detalles para adornar cunas, en los que imprime motivos bolivianos, como  llamas y el Illimani. Con la ayuda de su madre, que es psicóloga, le imprime elementos del “juego simbólico”  a sus productos. Su emprendimiento tiene año y medio. Auditora de profesión, dejó su empleo porque no podía dedicarle el tiempo que quería a su pequeño. “Decidí que debía seguir generando ingresos desde mi casa. Primero hice una carpa para mi hijito, a mis amigas les gustó, e hicieron  sus pedidos”, dice.

Marcia Herrera:  “Dejé mi oficina para perseguir mi sueño: cocinar” 

Hace dos años y medio que Marcia elabora alimentos naturales con su marca L’artisan.   Su motivación no fue la maternidad, como en la mayoría de los casos de las emprendedoras, sino  perseguir su sueño: cocinar.

 “Trabajaba en un banco pero siempre soñé con cocinar. Dejé mi oficina para perseguir mi sueño”, cuenta.

Sus productos estrella son las granolas con semillas , frutas secas y dátiles,  la mantequilla de maní y las harinas de coco, quinua, amaranto  y otros hechos con productos bolivianos.  “La mayoría no sabe que Bolivia es uno de los más grandes productores de maní y casi nadie lo consume más que en piqueos”, comenta.

Sus productos se encuentran en tiendas especializadas en comida consciente. No contienen azúcar ni gluten y llegaron a mercados de Santa Cruz, Tarija y Cochabamba, y espera llegar al exterior. 
 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

30
2