Tesabiz, la fábrica de software que llega a las zonas rurales de Bolivia

La empresa, en “colaboración y co-creación” con los bancos privados de Bolivia, fabricó el software Simple, la plataforma que con los QR permite compras y transacciones financieras a través del celular.
miércoles, 22 de mayo de 2019 · 00:04

Ivone Juárez  /  La Paz 

Hace un par de semanas, la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) lanzó  Simple, la plataforma  que con base en los códigos de barra QR (Quick Response) hace posible que en Bolivia se pueda realizar cualquier transacción económica sólo a través del celular.   

Simple  está vigente en los 11 bancos privados afiliados a Asoban y permite que los usuarios realicen sus  compras, pagos, cobros y transacciones financieras  con el  celular sólo escaneando el código QR de la persona o entidad a la que le comprará  o con la que realizará alguna transferencia o cobro. Y con quien se  realizará la transacción puede ser incluso la caserita de la esquina que vende golosinas,  quien  puede tener  una cuenta bancaria en cualquier entidad financiera (hoy se puede abrir una cuenta en cinco minutos, sin depositar ni un boliviano). 

La operación se realiza teléfono a teléfono:  escaneando el código QR que se descarga en el celular y la transacción está completada. 

Detrás de esta gran innovación tecnológica, que busca reducir cada vez más el uso del dinero físico y que las personas pierdan tiempo en las ventanillas de algunas entidades financieras, están unas manos  bolivianas, las de los trabajadores de  Tesabiz,  la empresa que participó en la fabricación el software que procesa toda la información de la plataforma Simple.

  “Desarrollamos el software  en colaboración y co-creación con la Administradora de Cámara de Compensación y Liquidación (ACCL) de Asoban, que fue la que   lanzó la aplicación al mercado y posibilitó  su uso”, explica Carlos Corrales, director general de Tesabiz, desde la ciudad de Santa Cruz, donde la fábrica de software  tiene su centro de operaciones, con más de una decena de expertos en ingeniería de sistemas,  ingeniería comercial, administradores de empresa y otras áreas  relacionadas con la tecnología.

El equipo de la fábrica de software.

Corrales explica que esa combinación en el equipo profesional de Tesabiz permite a la empresa encarar un trabajo hasta ahora lleno de satisfacciones, pero, al mismo tiempo, resume las capacidades de sus fundadores: él y su socio  Iván Vargas. Ambos nacieron  en la ciudad de La Paz.

“Con Iván nos conocimos en una empresa donde yo brindaba servicios; era mi contraparte en un proyecto y ahí fui descubriendo sus capacidades y él las mías y vimos que nos complementábamos; por eso en 2015 decidimos formar Tesabiz ”, dice.

En la empresa, Carlos Corrales se encarga de promocionar y comercializar los productos que se logran; mientras que Iván Vargas es el director de tecnologías. “Vimos el complementar la visión de negocio y la parte comercial, con la creación de soluciones para el sistema financiero, porque puedes inventar maravillas, pero si no sabes vender, lo que tienes es la frustración”, añade el ingeniero comercial.

Por la inclusión financiera

En 2015, Tesabiz nace como fábrica de software y entre sus primeros trabajos estuvo el soporte y mantenimiento de la  ACCL de Asoban, donde  los profesionales de la empresa detectaron que necesitaba un  sistema de pagos. “Nuestra empresa tiene la capacidad de desarrollar software para cubrir las necesidades de las empresas y ayudamos a la ACCL  a resolver una necesidad del mercado financiero”, dice  Corrales.

Y fue con este nuevo proyecto del sistema de pagos para el sistema financiero que Tesabiz comenzó a desarrollar la idea de llegar con esta innovación financiera  al área rural, donde son las cooperativas de ahorro y crédito las que dan los servicios que los bancos brindan en las ciudades.

“Las cooperativas que operan en la área rural  no cuentan con muchos recursos económicos, pero precisan tecnología, y nosotros fabricamos un software  con un precio  accesible”, dice  Vargas, director de tecnología de Tesabiz.

Carlos Corrales e Iván Vargas, fundadores de Tesabiz.

 ¿En qué consiste la solución tecnológica?  En el uso de los códigos QR, responde  Vargas. “Hace más de dos años trabajamos para que esas transacciones sean más fáciles mediante el uso de los códigos QR”, sostiene.

 “El software permite que las entidades financieras se suban a la autopista de las transferencias electrónicas de dinero”, añade. 

Su socio  explica:  “En  Tupiza o Cotagaita o San José de Bermejo, por ejemplo, hay mucha migración de jóvenes a otras ciudades y cuando sus familiares les querían enviar  dinero, tenían que hacerlo por flota u otro sistema de transporte, o recurrir a un conocido para hacer el envío; en cambio, ahora  sin necesidad de tener una cuenta bancaria  pueden realizar cualquier envío de dinero, de manera segura, sin costos extras”, responde Vargas.

El ingeniero asegura  que hasta el momento al menos  31 entidades financieras operan  con el software  desarrollado por Tesabiz  y pueden realizar transferencias electrónicas de “punta a canto” en todo el país. 

¿Cómo se logró que las personas se familiarizaran con esta innovación financiera?    Corrales cuenta que junto a su personal viajaron a innumerables zonas rurales, donde capacitaron a las personas. 

Tesabiz cuenta con clientes en toda Bolivia

 “Viajamos a todos los puntos donde están las cooperativas  y capacitamos (a funcionarios) porque  no tenían información formal y el conocimiento sobre  la ayuda que les dan las transferencias electrónicas; más bien, las veían como una molestia, una exigencia de la norma. Cuando los visitamos y explicamos el gran avance que representaba para sus cooperativas, entendieron y se abrieron al uso del dinero electrónico”, dice. 

Corrales asegura que el siguiente paso es que estas personas, quienes aún hacen fila en las cooperativas para mandar dinero, ahora hagan la transacción desde sus teléfonos celulares, en sus casas.

 “Y lo siguiente es que  accedan a la  facturación electrónica, por ejemplo, con la que recibirán sus facturas por e-mail y verán cómo cambiará sus sistema de contabilidad.  “La norma  está aprobada y en noviembre de este año se liberará para que se ponga en marcha”, anuncia Corrales.
 

En la era de la transformación digital

Todo el aporte de Tesabiz  en Bolivia  se explica en el contexto de la transformación digital por la que atraviesa el sistema financiero boliviano, en cumplimiento de los lineamientos lanzados por el Banco Central de Bolivia, que obliga a todas  las entidades reguladas por la ASFI  a sumarse a las transacciones electrónicas de dinero.

“Con estas transacciones, por ejemplo, la gente puede realizar un giro bancario desde un determinado banco a otro  sin un costo adicional”, señala Carlos Corrales, gerente general de Tesabiz.

El experto en tecnología remarca  que para ese fin  su empresa aporta con tecnología “hecha en Bolivia, adecuada a nuestra cultura y experiencia de usuario, con estándares internacionales”.

Añade que Tesabiz está preparada para la exportación de sus soluciones tecnológicas, “sin nada que envidiar o desear de las soluciones extranjeras, que demandan tiempo y dinero en localizar sus soluciones con altos costos, que son transferidos a las entidades financieras”.

De acuerdo a la Asociación de Bancos Privados de Bolivia, “es necesario seguir trabajando en la adecuación de la normativa, de tal forma que permita incorporar con mayor rapidez las innovaciones a la prestación de servicios financieros”.

 

 

29
5